¿Qué es y en qué se basa la inteligencia emocional?

¿Qué es y en qué se basa la inteligencia emocional?

¿Sabías que cada vez hay más empresas que buscan gente con inteligencia emocional en lugar de personas con muchos títulos académicos y Masters?

29166860

Inteligencia emocional versus inteligencia intelectual

Hace unos años, se creía que el Coeficiente Intelectual (C.I.) era primordial para saber si una persona seria exitosa en su vida. Realizabas un test de inteligencia y si obtenías una elevada puntuación podías acceder a un buen trabajo.

Actualmente, en diversos ámbitos se han dado cuenta de que para tener éxito en la vida se necesita profundizar muy bien otro tipo de inteligencia: la inteligencia emocional.

Un claro ejemplo

Tome por ejemplo el caso Jorge, una persona que se presentó a un test de inteligencia para desempeñar el cargo directivo de un banco. Denotó un C.I. de 180, es decir, muy por encima de la media. Lo pusieron en dicho cargo pero se dieron cuenta que no sabía relacionarse bien, ni con los clientes, ni con los empleados, por lo que la oficina se estaba convirtiendo en un caos.

En cambio, un estudiante de mediocres resultados en el instituto llegó a la edad de 30 años a ocupar el cargo de vicepresidente de una de las empresas multimedia más importantes del mundo gracias al dominio de sus aptitudes emocionales: empatía, dominio emocional, compromiso, iniciativa, optimismo, persistencia… Este último sería un caso de inteligencia emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional, difundida mundialmente por el psicólogo, filósofo y periodista Daniel Goleman, es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.

¿En qué se basa la inteligencia emocional?

Según Daniel Goleman la inteligencia emocional está basada en el desarrollo e integración de las siguientes capacidades:

  • Autoconocimiento emocional: Se refiere al conocimiento de nuestras propias emociones y cómo nos afectan. Hay que prestar atención a como nuestro estado de ánimo puede influir en nuestro comportamiento, y reconocer nuestro puntos fuertes y nuestras capacidades a mejorar.
  • Autocontrol emocional: Es clave para no dejarnos llevar por los sentimientos del momento. Por ejemplo, cuando discutimos con alguien, podemos perder el control y decir cosas de las que luego nos arrepentimos.
  • Automotivación: Cuando empezamos a conocer y a dirigir nuestras  emociones podemos usarlas de palanca para motivarnos a la consecución de nuestro objetivo. Por ejemplo, nos podemos motivar mediante el diálogo interno, diciéndonos: ¡Tú puedes!
  • Empatía, o reconocimiento de emociones ajenas: El aprender a reconocer las emociones ajenas, poniendo nuestra atención tanto en lo que dice, como en sus gestos y expresiones. El comprender mejor a nuestro interlocutor nos acerca a él.
  • Relaciones interpersonales: Es decir, mejorando nuestras habilidades sociales para mejorar nuestra relación con los demás.

¿En qué nos puede ayudar?

Los hombres que poseen una elevada inteligencia emocional suelen ser socialmente equilibrados, extrovertidos, alegres, y en lugar de preocuparse, ven los problemas como oportunidades de crecimiento y mejora.

Aceptan sus responsabilidades, y obtienen resultados porque se comprometen en sus causas. Tienden a buscar un objetivo que les haga sentirse realizados a nivel personal y social. Son cariñosos, amables, y tienen en cuenta a las personas que les rodean.

La inteligencia emocional y las mujeres

Las mujeres emocionalmente inteligentes son asertivas, es decir, saben expresar lo que quieren de una manera constructiva, tienden a ser enérgicas, poseen una autoestima sana y una autoconfianza basada en el propio conocimiento interno.

Al igual que los hombres emocionalmente maduros, suelen ser abiertas y sociables, expresan sus sentimientos sin herir a los demás y soportan bien la tensión. Saben conectar con la gente, y hacer amistades, se sienten lo bastante a gusto consigo mismas, y se sienten seguras al mostrar su alegría, su espontaneidad.

¿Cómo se aplica de una manera practica?

  • Focalizarnos en lo que queremos: Aquello en lo que nos focalizamos, o ponemos nuestra atención crece. Por ello le puede resultar altamente beneficioso aprender a dirigir su mente hacia donde realmente quiere, en vez de hacia donde no quiere. Para ello anote diariamente 10 cosas positivas que le hayan ocurrido en el día, y 10 cosas que le hagan sentir bien.
  • Ejercicio para generar autocontrol: Uno de los primeros pasos para controlar nuestras emociones es aprender a estar en un estado de calma. Para ello se realizan una serie de 10 respiraciones lentas y profundas, tomando conciencia de cada inspiración, y de cada expiración. De esta manera generamos un estado de tranquilidad, que nos permite controlar nuestras emociones.


Valoración

¿Qué es la inteligencia emocional?
5 (100%) 1 vote
picture-1184.jpg
Mentxu da Vinci
Naturópata y Especialista en Programación-Neurolingüística. Tratamiento de desordenes alimentarios, ansiedad, depresión, estrés, adicciones.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »