¿Qué es el sistema linfático? ¿Cuáles son sus funciones?

¿Qué es el sistema linfático? ¿Cuáles son sus funciones?

Muchas personas se preguntan qué es el sistema linfático ya que a pesar de su gran importancia en las defensas es, realmente, un gran desconocido.

1085076

¿Qué es el sistema linfático?

Para que nos hagamos una idea de lo importante que es este sistema, baste decir que si ahora mismo dejara de funcionar nos moriríamos en menos de 24 h. hinchados como globos. Así, pues, pasemos a explicar de la forma más sencilla posible este sistema complejo y vital, aunque algo olvidado.

Se trata de un sistema similar al sistema sanguíneo, formado por una serie de órganos, una red de conductos, ganglios y de vasos linfáticos

Funciones del sistema linfático

  • Contribuye de manera principal a formar y activar el sistema inmunológico (defensiva).
  • Recolecta el quilo a partir del contenido intestinal, un producto que tiene un elevado contenido en grasas (absorción grasas).
  • Recupera  sustancias útiles que el sistema circulatorio ha perdido (intercambio capilar).

Enfermedades más habituales

Algunas de las enfermedades del sistema linfático más habituales son:

  • Linfedema (hinchazón crónico de piernas y/o brazos). Síntomas: tirantez, pesadez, hormigueo, dolor punzante (como si fuera a reventar), entumecimiento, sensación de calor pero sin presentar rojez,  aumento de tamaño… del miembro afectado.
  • Adenopatía (hinchazón de los ganglios linfáticos): inflamación de uno o más ganglios linfáticos y aparecen tras la infección de una zona cercana. Su desarrollo suele darse al primer o segundo día de la infección de origen.
  • Linfoma (conjunto de enfermedades cancerosas): hay de dos tipos: Hodgkin y no Hodgkin. Los primeros son más fáciles de tratar y curar. Pueden iniciarse en cualquier sitio del organismo donde haya tejido con linfocitos, aunque lo más frecuente es en los ganglios del cuello o del abdomen
  • Mixedema: acumulación de líquido cara, nuca, dorso de las manos y de los pies, debido a un  mal funcionamiento de la glándula tiroidea (hipotiroidismo)

Terapias para fortalecer nuestro sistema linfático

  • Cromoterapia: nos enseña a utilizar la proyección de luz de diferentes colores, logrando con ello: relajamiento, activación, fortalecimiento, desbloqueo, etc.  El amarillo potencia el sistema linfático.
  • Cepillado seco: se trata de una técnica, fácil e eficaz; con un cepillo de cerdas naturales seco, cepille suavemente sobre la piel a partir de las extremidades hacia el centro del cuerpo. Ideal después de ducharse. Como beneficio adicional  la piel se vuelve más suave y flexible, con un brillo saludable. (Nunca cepillar en la cara)
  • Dlm o Drenaje Linfático Manual: es una técnica de presiones suaves, circulares o en espiral realizadas por un/a terapeuta, este actúa sobre el SL, disminuyendo edemas, restableciendo el equilibrio del agua en el organismo y potenciando el sistema inmune. Para el DLM potemos utilizar aceite esencial de limón ideal para desintoxicar el organismo.
  • Ejercicio, ejercicio, ejercicio: no nos cansaremos de recomendarlo, siempre adaptado a la edad y condición física, no olvide que caminar puede ser un gran ejercicio, barato y sano; hay estudios* que demuestran que el movimiento promueve el flujo linfático, siendo esto de gran importancia en la prevención y la curación de enfermedades.

Fitoterapia

Algunas de las mejores plantas medicinales para el sistema linfático son:

  • Uña de gato: de probada acción inmunoestimulante, antiinflamatoria y antiviral.
  • Sihitake, maitake, reishi: setas que se pueden tomar juntas o por separado, fortalecen el sistema inmunológico al estimulan la producción de leucocitos y la renovación celular.
  • El jugo de Noni: de probado efecto inmunoestimulante, antiinfecioso, antiinflamatorio, analgésico…
  • Jalea Real: estimula al organismo, permitiendo mejorar el estado general facilitando la actividad celular.
  • Genciana: estimula la producción de glóbulos blancos.
  • Espirulina: últimamente han salido nuevos estudios, en los cuales no solo es ideal para la desintoxicación de metales pesados, sino que también estimula la inmunidad.

Alimentos a evitar

  • Conservantes y aditivos alimentarios, ya que provocan inflamación y la retención de líquidos.
  • Reducir la proteína y grasa animal. Un estudio de 2004 del “American Journal of Epidemiology”, señala que una alimentación rica  en grasas y proteínas  animales incrementa el riesgo de linfoma no-Hodgkin.
  • Reducir el consumo de cafeína ya que contrae los vasos linfáticos.

Dieta recomendada

  • Una dieta más rica en verduras y frutas, preferiblemente ecológicas.
  • Alimentos poco procesados.
  • Preferencia por las cocciones más sencillas.
  • Tomar proteínas vegetales.
  • Reducir el consumo de refinados, prefiriendo las versiones integrales.
  • Eliminar lácteos, mejor “leches” vegetales. Hoy en día se pueden conseguir de todos los cereales (Kamut, soja, almendras, nueces, sésamo, etc.).


Valoración

picture-663.jpg
Rosa Francés Cardona
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición. Regente de la Herboristería Herbasana de Canals (Valencia).
Anterior artículo »
Siguiente artículo »