Propiedades de la Valeriana, la planta de la salud

Propiedades de la Valeriana, la planta de la salud

Las propiedades de la valeriana ya eran apreciadas en la antigüedad ya que sus beneficios sobre los problemas de origen nervioso son muy amplios.

propiedades-valeriana

Características de la valeriana

La Valeriana officinalis debe su nombre a la palabra “valere” (del latín salud o fortaleza) “Officinalis” es común en otras plantas y se refiere a sus efectos medicinales.

Es una planta herbácea y perenne originaria de Europa y del oeste de Asia. Su hábitat suele ser húmedo, umbrío y se encuentra desde prados bajos y bosques a montañas de 2000 metros de altitud.

En Europa se cultiva en Bélgica, Holanda y Alemania; en la Península ibérica suele encontrarse en el norte y noreste, como en los Pirineos catalanes.

La planta puede llegar a medir 2 metros de alto, con un tallo fuerte y hueco y unas raíces cortas que al secarse dan un olor desagradable. La floración se da entre Mayo y Julio, dando flores de color rosado o blanco en forma de inflorescencias (agrupadas).

Propiedades de la valeriana

Las propiedades de la valeriana ya se conocen desde la Antigua Grecia. Galeno la recomendaba por una de sus características más famosas aún hoy en día, ser un remedio para el insomnio. Pero la planta tiene otras muchas propiedades:

  • Equilibra el sistema nervioso.
  • Sedante.
  • Calma la histeria, ansiedad y depresión.
  • Calma la neurosis.
  • Trastornos digestivos (colon irritable).
  • Antiespasmódico (epilepsia, asma…).
  • Relaja los efectos de la menopausia.
  • Calma migrañas, cólicos y otros dolores.
  • Disminuye la taquicardia y tensión arterial.

Otros beneficios o propiedades de la Valeriana

También es un ligero antihelmíntico (lombrices intestinales) En algunos países como México se utiliza para el alcoholismo y la drogadicción.

  • A parte de esto, en la medicina tradicional china también se considera su efecto contra procesos gripales y reumáticos.
  • La medicina ayurvédica contempla su actuación sobre los sistemas nervioso, digestivo y respiratorio.
  • Es carminativa (elimina gases), buena para el estómago y retortijones intestinales.
  • Además, ayuda a recuperar las fuerzas tras una enfermedad.

La valeriana contiene los siguientes componentes:

  • Aceite esencial (1-0.5%).
  • Valenol.
  • Ácido valerénico (responsable del “mal” olor de la raíz).
  • Monoterpenos, sesquiterpenos, ésteres terpénicos.
  • Alcaloides (actinidina, valerina, valerianina).
  • Iridoides.
  • Flavonoides, taninos, etc.

Modos de empleo

Si se usa para el insomnio es mejor tomarla antes de cenar y no justo antes de dormir porque puede dar intranquilidad al principio.

Las partes más utilizada de la valeriana en fitoterapia son los órganos subterráneos (raíces, estolones y rizomas).

Tradicionalmente se solía usar en forma de tintura de la planta fresca o seca. También en forma de infusión o en polvo.

  • Decocción: 1 cucharada sopera de la planta en 1 litro de agua. Se hierve durante 5 minutos, se deja reposar, se filtra y se toman 2 o 3 tazas al día.
  • Maceración: se prepara con la raíz (fresca) machacada (15 gramos o una cucharadita) en agua (cuanta más agua menos concentrado). Va bien para vómitos, timpanitis y parásitos intestinales.
  • Extracto fluído: 10 a 20 gotas cuatro veces al día.
  • Extracto seco (4:1): de 0.3 a 1.9 gramos al día.
  • Comprimidos o cápsulas: de este modo se evita el olor tan desagradable para algunas personas.
  • Crema: en Marruecos se usa en la piel para el vitíligo.

Contraindicaciones de la Valeriana

Por ser una planta no significa que no pueda tener, en algunos casos, efectos perjudiciales.

  • Hay que evitar tomar valeriana durante embarazo y lactancia. Tampoco pueden tomarla niñas menores de 3 años y su uso no se aconseja según la OMS en niños menores de 12 años.
  • No tomar valeriana junto antidepresivos IMAO.
  • No se puede tomar cuando se sufren alergias respiratorias y el aceite esencial no puede aplicarse en niños menores de 10 años.
  • La valeriana puede potenciar otros medicamentos como tranquilizantes y antihistamínicos. Es recomendable preguntar al médico o farmacéutico si se pueden tomar ciertos medicamentos tomando valeriana. No conviene tomar alcohol ni drogas depresoras centrales porque potencia el efecto.

¿Sabías que…?

Un exceso puede provocar el efecto contrario, sobretodo en ciertas mujeres (dolor de cabeza, ansiedad, irritabilidad…).

Un mayor exceso puede ocasionar opacar la mente y en casos graves puede producir parálisis central. Por este motivo, los especialistas en ayurveda optan por otra planta conocida como Nardo (Nardostachys jatamansi) de la familia de la valeriana que crece en Nepal e India, para su uso terapéutico a grandes dosis.

Pese a estos problemas, existe algún caso de sobredosis (50 cápsulas de 470 mg) donde solo se apreciaron cólicos, opresión pectoral, temblores, pupila del ojo dilatada… pero sin secuelas.



Relacionados

Valoración

picture-1238.jpg
Marc Vergés Serra
Nutricionista y fitoterapeuta. Profesor de Dietoterapia en el IFP Roger de Llúria. Coordinador y profesor de iniciación deportiva.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »