Problemas de pareja y Feng Shui

Problemas de pareja y Feng Shui

En este caso práctico veremos como la comprensión del Feng Shui también puede ser de gran ayuda cuando hay problemas de pareja.

11078302

Exposición de los hechos por el marido

“Somos un matrimonio que siempre nos hemos llevado bien, creo que seguimos enamorados  y llevamos casados 26 años.

Desde hace dos años que nuestra relación se ha deteriorado mucho: pequeñas discusiones sin aparente motivo, no nos comunicamos, falta de apetito sexual, nos despreocupamos de nuestras necesidades afectivas, etc. Nuestro matrimonio va hacia la deriva, hago intentos para solucionarlo pero me falta motivación.

Me han hablado del Feng Shui y me han dicho que el problema podría estar relacionado con el cambio de casa, ya que casualmente hace dos años que nos mudamos a este piso dúplex”.
No sé si ante problemas de pareja el Feng Shui también puede ayudarnos.

Problemas detectados según el Feng Shui

Esta pareja instaló su dormitorio en la planta alta, accediendo a ella por una escalera de caracol, sin puerta y sin una pared lateral. Todo esto conlleva una fuga de energía importante.

El techo está inclinado (es una especie de buhardilla), dejando sólo un espacio hasta la cama de metro y medio. Da una sensación de agobio o claustrofobia.

El dormitorio pintado de blanco, con pocos accesorios, dando una sensación de un solo Elemento “Metal”. Es una sensación de frialdad tremenda.

Todos estos detalles pueden favorecer que ambos cónyuges no se sientan bien, que falte armonía y que no haya atracción entre ambos. Así, pues, es más fácil, según el Feng Shui, que hayan problemas de pareja.

Soluciones prácticas

Una pareja necesita intimidad, así que lo más importante es levantar la pared correspondiente y poner una puerta para acceder al dormitorio.

Aunque para dormir se necesitan colores suaves no hay que descuidar que una pareja también necesita motivación, algo de fuego suave. Se pintó el dormitorio de color melocotón, menos una pared pequeña de color granatoso, con un poco de morado “mezcla”.

La cama se cambió de posición, colocando en el techo más alto la cama y en el más bajo el armario ropero.

En esta ocasión hubo que hacer pequeñas obras, pero valió la pena. La mejora se notó en quince días y los problemas de pareja empezaron a solucionarse.

Pequeños cambios… grandes resultados.

Recordad: siempre un poco de intuición y mucho sentido común.



Valoración

picture-987.jpg
Josefina Salvador
Consultora y Formadora en Feng Shui.
Fundadora de la Escuela de Feng Shui para Occidente.
Consultas y formación presencial y On–Line.