Principios de la Osteopatía

Principios de la Osteopatía

Es conveniente e interesante conocer los principios de la Osteopatía para saber lo que esta terapia puede ofrecernos para el cuidado de nuestra salud.

1239897

¿Qué es la Osteopatía?

La Osteopatía es una medicina propiamente dicha, con su sistema de diagnóstico y tratamiento, que pone especial atención a las estructuras y problemas de movimiento de éstas, que pueden detectarse en el cuerpo humano.

La salud y el correcto funcionamiento del individuo dependen de la integridad estructural global del cuerpo humano, como una Unidad Indivisible en la que la Estructura (Sistema Músculo-Esquelético, órganos y vísceras) y la Función del organismo están íntimamente relacionadas y dependen la una de la otra.

Se trata de una Terapia únicamente Manual; totalmente complementaria con la medicina alopática o convencional, en su objetivo común de ayudar al individuo, con un enfoque de prevención, de conservación, y de mejora de la salud.

Mediante la Osteopatía ayudamos a re-equilibrar el organismo, centrándonos en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo humano.

La Osteopatía ve al individuo como un todo, en el que mente, cuerpo y espíritu interactúan y se relacionan recíprocamente, haciendo que los tejidos del mismo influencien y se vean influenciados por la fisiología interna y la homeostasis. Hablamos de tejidos y no sólo de huesos, ligamentos, músculos y tendones. Los osteópatas trabajan con todos los tejidos y fluidos corporales, aunque a menudo utilicen el sistema músculo-esquelético para llegar a tejidos menos accesibles.

¿Cuáles son los principios de la Osteopatía?

  • El cuerpo es una unidad
    El ser humano está formado por diferentes partes, todas trabajando para el beneficio del organismo en su totalidad, formando un todo. El mecanismo de unión entre las diferentes partes viene dado por la fascia (tejido conectivo). Los sistemas músculo-esquelético y nervioso contribuyen a la comunicación y a la locomoción, mientras que los sistemas arterial, venoso y linfático favorecen la nutrición de los tejidos y la eliminación de sustancias tóxicas.
  • La estructura y la función están relacionadas
    Cualquier parte del cuerpo cumple una función que viene marcada por su propia estructura. Por tanto, la estructura gobierna la función. Por otro lado, la función puede modificar la estructura, ya que por ejemplo un exceso de uso de un determinado tendón, puede acabar comportando cambios en el hueso en el que se inserta
  • El cuerpo posee mecanismos de autorregulación
    El individuo tiende al equilibrio de sus sistemas. Existen numerosos mecanismos de tipo neuronal, hormonal, vascular, etc. a partir de los cuales el cuerpo puede regular sus funciones de manera no consciente. Todo funciona siguiendo el concepto del cuerpo como unidad.
  • El cuerpo tiene la capacidad inherente de defenderse y de repararse
    El cuerpo tiene a su vez la capacidad de repararse y eso lo vemos con frecuencia en el caso de heridas, esguinces o fracturas y lo realiza de entrada mediante mecanismos de adaptación, que es clave en la función del cuerpo y puede llegar a ser extraordinaria en determinados casos.
  • Si la capacidad de adaptación y autorregulación se pierde, puede aparecer la enfermedad
    La enfermedad es una interacción entre la persona y los medios interno y externo y sucede cuando se superan los mecanismos de defensa o de adaptación a una situación. La causa puede ser una alteración de la estructura o de la función que impida dicha adaptación. Además, la suma de factores lesionales o patógenos multiplica la dificultad para superar los mismos.
  • El movimiento de los fluidos es esencial para el mantenimiento de la salud
    Las arterias y el resto de estructuras tubulares juegan un rol crucial tanto en el aporte nutricional como en la retirada de las sustancias de deshecho. Una alteración de la circulación en este sentido produce patología ya sea a modo de inflamación, atrofia, irritación o trauma. Además en dicha situación, los procesos curativos se ven enlentecidos e incluso imposibilitados.
  • El sistema nervioso juega un rol vital en el control del cuerpo
    El Sistema Nervioso es fundamental en el control del flujo sanguíneo. Una alteración del control del Sistema Nervioso Autónomo a nivel torácico puede comportar cambios vasculares en los dermatomas somáticos inervados por dichos segmentos. Ello conllevará cambios de temperatura, dolor, edema, etc.

¿En que casos es más eficaz?

  • Trastornos Músculo-Esqueléticos: contracturas musculares, tendinitis, etc.
  • Trastornos Respiratorios: resfriados de repetición, sinusitis, tos no productiva, dificultades respiratorias, etc.
  • Trastornos digestivos: colon irritable, estreñimiento, exceso de acidez, espasmos abdominales, etc.
  • Trastornos Genito-Urinarios: incontinencia, dolores menstruales, dispareunia, etc.
  • Problemas y seguimiento del Embarazo: dolor de espalda o ciáticas, dolor inguinal, piernas hinchadas, etc.
  • Trastornos pediátricos: tortícolis congénita, secuelas derivadas de la aplicación de ortodoncias, trastornos del sueño, hiperactividad, dificultad de aprendizaje, alteraciones del crecimiento, etc.
  • Prevención de lesiones y de disfunciones en el organismo, que puedan comportar futuras molestias. Mejora del estado vital.
  • Otros: Estrés, migrañas tensionales, cansancio generalizado.

Origen e historia

El precursor de la Osteopatía fue el americano Andrew Taylor Still.

Nació en 1828 en Virginia. Era hijo de Abraham Still, un pastor metodista, que a su vez ejercía de médico y granjero. Siguió sus pasos estudiando medicina, aunque también estudió ingeniería. Destacó por su espíritu curioso, a la vez mecanicista, racionalista y analógico y muy rápidamente se encontró enfrentado con los límites de la medicina de su tiempo.

Al final de la guerra de Secesión, una epidemia de meningitis mató a tres de sus hijos, cuestionándose entonces las certezas de la medicina de su tiempo. Ésta se basaba en fármacos de dudosa eficacia, remedios que él siempre consideró tóxicos y nocivos para el organismo.

Por su pensamiento religioso y racionalista, consideró la anatomía, fisiología y patología bajo una mirada distinta. Se interesó cada vez más por el TERRENO. Intentó buscar una nueva medicina más acorde a las leyes de la naturaleza.

A partir de 1874, Still empieza a ejercer una medicina basada en el enfoque manual que denominó OSTEOPATÍA.

En 1892 funda la primera escuela de osteopatía en Kirksville, American School of Osteopathy (en la actualidad Kirksville College of Osteopathic Medicine).

De 1892 a 1900 el movimiento osteopático alcanza una importancia considerable. A finales del siglo XIX, A. T. Still se retira de la enseñanza publicando cuatro libros.

El 12 de Diciembre de 1917, Still, apodado “el viejo doctor”, murió a la edad de 89 años.

 



Valoración

picture-590.jpg
Roberto Gómez Viñas
Osteopatía Estructural - Craneal - Visceral. Masaje Ayurvédico - Abyanga. Terapia Naturales y Complementarias.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »