Principios de la dieta ortomolecular

Principios de la dieta ortomolecular

La dieta ortomolecular se basa en el uso, por aumento, de vitaminas, minerales, hormonas y enzimas para curar enfermedades y desarreglos corporales.

1262330

Medicina ortomolecular

La medicina ortomolecular, aunque tiene precedentes anteriores, nace en 1968  a partir de la investigación sobre las moléculas por parte del químico y Premio Nobel Linus Pauling. Desde entonces, ha ido ganando adeptos de todo tipo y, en las últimas décadas, ha recibido un impulso publicitario adicional al confesar personas conocidas del mundo del espectáculo su seguimiento.

Esta tendencia considera que, tanto los desarreglos leves del organismo (falta de atención, alergias, cansancio, apatía o fatiga), como enfermedades de mayor calado (desde el cáncer hasta el Alzheimer pasando por la depresión), se deben a carencias nutricionales (vitaminas, enzimas o minerales). Al suplementar estas deficiencias, el organismo, mediante sinergia, se reequilibra y comienza la senda la salud.

Dieta ortomolecular

Por tanto, si se estudia (a través de un test exhaustivo) el historial médico, las costumbres cotidianas y los hábitos del paciente, se pueden concretar trastornos de todo tipo. Este test, posteriormente, es completado con análisis, distintos a los que realiza la medicina tradicional.

La dieta ortomolecular se hace de manera individualizada y adaptada a cada caso, pero, en general, tiene una serie de características comunes que hay que seguir a rajatabla.

Alimentación ortomolecular

Muy resumidamente se concreta en lo siguiente:

  • Hay que comer relajadamente masticando y saboreando los alimentos.
  • Dar preferencia al agua mineral o libre de cloro.
  • Eliminar alimentos refinados, procesados, envasados y con exceso de sal y azúcar.
  • Decantarse por productos de temporada, biológicos o ecológicos y  libres de pesticidas.
  • Reducir, o eliminar del todo, la leche, ya que produce una erosión en las paredes del estómago que impiden la absorción de los nutrientes. Sí se puede tomar yogur desnatado.
  • Consumir frutas y verduras crudas en todas las comidas y a lo largo del día.
  • Elegir granos de cereales enteros y sin modificar, en detrimento de los elaborados y refinados.
  • Eliminar casi por completo el consumo de grasas.
  • Preponderar los alimentos vegetales (con un mayor contenido en minerales y vitaminas), en detrimento de los ricos en proteínas (aves, carnes y pescado).
  • Eliminar la carne de vacuno de la dieta.
  • Reducir el consumo de proteínas animales a dos o tres raciones semanales.

Peligros de la dieta ortomolecular

Hay pruebas concluyentes que indican que un exceso de vitaminas puede llegar a producir patologías diversas entre las que se encuentran:

  • Hepatotoxicidad y envenenamiento, en el caso de la vitamina A.
  • Hemorragias (vitamina E)
  • Cálculos renales e insuficiencia renal por exceso de calcio, vitamina C o vanadio.
  • Bajada de la capacidad reproductiva por aumento de yodo o molibdeno.
  • Neurotoxicidad (vitamina B6).
  • Los folatos en grandes cantidades pueden enmascaran graves complicaciones neurológicas.

La polémica está servida, ya que los dietistas contrarios a esta tendencia consideran que no hay estudios suficientes para probar su solvencia o eficacia. Llegan, incluso, a calificar el método como de prácticas de hechicería. Por su parte, los adeptos a la misma se defienden argumentando intereses de la gran industria farmacéutica.

Alternativas a los suplementos

Si queremos aportar más nutrientes a nuestra dieta ortomolecular pero no queremos tomar nutrientes en altas dosis podemos incluir determinados alimentos según nuestra necesidad:

  • Aporte de minerales y vitaminas: sésamo molido, frutos secos, algas marinas (evitar si hay hipertiroidismo), levadura de cerveza, germen de trigo, germinados o brotes, polen de abejas, jalea real, etc.
  • Aporte de ácidos grasos: semillas de lino molidas, semillas de chía, aceites vegetales sin refinar, lecitina de soja, etc.
  • Aporte de enzimas: germinados o brotes, alimentos fermentados (choucrout, miso, pickles, etc.).


Relacionados

  • La cronodietaLa cronodieta La cronodieta defiende que se puede comer de todo y bajar de peso; lo que en realidad […]
  • Dietas DisociadasDietas Disociadas Las dietas disociadas están de moda porque son muy sencillas y muy fáciles de llevar a […]
  • Dieta para el Grupo Sanguíneo ABDieta para el Grupo Sanguíneo AB La dieta para el grupo sanguíneo AB es una mezcla de las características del grupo […]
  • Dieta HalalDieta Halal La dieta Halal o pautas alimentarias islámicas son seguidas por millones de musulmanes […]

Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »