Polvos talco, problemática y alternativas

Polvos talco, problemática y alternativas

Los polvos talco, tanto para bebés o como base de muchos productos estéticos, poseen muchos inconvenientes cancerígenos, conozca opciones más sanas.

polvos-de-talco

¿Con qué se hacen los polvos talco?

Los polvos de talco se hacen con un mineral de la familia de los silicatos, generalmente de magnesio, que se extrae a través de la minería. Es un material bastante blando, como por ejemplo la tiza de las pizarras, con lo cual es fácil de obtener sin que sea muy costoso.

También se le suele añadir una parte de estearato de zinc por cada dos partes de talco. Varios polvos para niños y muchos polvos cosméticos también tienen como base el talco.

Inconvenientes de los polvos talco

Básicamente hay dos inconvenientes de los polvos de talco, tanto en el uso para bebés como en cosmética, y son  extremadamente problemáticos para la salud:

  • El polvo talco puede causar cáncer: Estudios científicos recientes demuestran que el uso constante de este producto puede causar cáncer pulmonar por inhalación o genital en el caso de las mujeres por aplicarlo repetitivamente en la zona. En este último caso se sabe que los genitales lo absorben alojándolo en los ovarios, encontrándose en muchos casos una relación directa entre cáncer de ovarios y los polvos talco. El uso constante de polvos de maquillaje con base en polvo talco, si es inhalado y, encima, se es fumadora, tiene probabilidades de convertirse en cáncer de pulmón.
  • La inhalación del polvo talcos puede ser incluso mortal para los bebés: Este inconveniente de los polvos talco ya era conocido desde hace más de 30 años. Están documentadas desde entonces las muertes de niños por inhalación accidental de los polvos talco. Normalmente estos casos han sido por una gran cantidad, como que se caiga un bote o se derrame cerca de la cara del bebé.
    Pero cada vez que le ponemos un poco, algo se espolvorea en el aire y puede ser inalado por el pequeño y crearle pequeñas irritaciones, catarros, etc. lo que puede ser especialmente complicado si nuestro pequeño tiene algún problema respiratorio congénito.

Sustitutos o alternativas a los polvos talcos

Un buen sustituto de los polvos talcos es la maicena con bicarbonato o mezclando la fécula de maíz con almidón. Además en todos estos casos es menos espolvoreable, pero siempre hay que tener cuidado de que el pequeño no inhale ningún tipo de polvo.

Pero existen diversas cremas de buena calidad y precio, consulte con su pediatra. Además, existen otros polvos para bebés en el mercado que no contienen talco, nuevamente consúltelo con su pediatra.

Cómo aplicar los polvos talco de forma más segura

En todo caso, antes de poner cualquier tipo de polvo aún sin ser talco, hay que considerar que cualquier cuerpo extraño que inhale nuestro bebé de forma repetitiva puede tener alguna consecuencia, aunque no tan graves.

Póngase los polvos de talco en la mano, alejado del pequeño y luego páseselo por la zona, nunca espolvoree, ni se los ponga con palmadas, sino con pases suaves y  jamás por la cara o por el cuerpo. Por su puesto, mantenga el bote alejado del niño y no le permita cogerlo para jugar.



Relacionados

Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »