Deliciosa receta de pastel de verduras

Deliciosa receta de pastel de verduras

Los pasteles o timbales de distintas verduras mezclados con huevos son opciones saludables para veganos, niños, deportistas y dietas de adelgazamiento.

52077686

Hoy nos vamos a deleitar con una deliciosa receta de pastel de verduras suave, esponjoso y colorido al que no va a decir que no ningún miembro de la familia. Es apto para personas debilitadas, para los más pequeños de la casa, para hacer con antelación y luego calentar, para llevar al trabajo e, incluso, con sus modificaciones, para seguir una dieta sensata para bajar de peso sin amargarse la vida.

Si te quedas con más ganas, a continuación te dejo algunas variantes para disfrutar de todo el esplendor vitamínico y nutritivo de los vegetales sin cansar al paladar.

Receta de pastel de verduras tricolor de nabos, zanahorias y habas

Esta idea es perfecta incluso para ocasiones especiales. Solo tienes que tener cuidado a la hora de ir poniendo los vegetales. Si lo prefieres, puedes dejarlo como plato único de una cena más que deliciosa. Antes de ponerte a elaborar este pastel de verduras tienes que tener lo siguiente:

  • Una batidora potente que haga pastas o masas muy suaves.
  • Por supuesto, un horno.
  • También es interesante una vaporera de metal y así conservas toda la riqueza vitamínica de las verduras. Puedes utilizarla para otros alimentos. La inversión está asegurada.
  • Tantos moldes (a ser posible de metal) como los de flan como comensales. También puedes usar uno alargado más grande para toda la familia. Tú eliges.

Ingredientes del pastel de verdura de nabos, habas y zanahoria

Con esta idea queda, al corte, un delicioso timbal vegetal tricolor: naranja, verde y blanco. Necesitas para 4 personas:

  • 2 zanahorias muy grandes o 3-4 más pequeñas.
  • 250 gramos de habas limpias sin piel que pueden ser congeladas. No utilices las de bote, ya que tienen un ligero sabor a vinagre.
  • 2 nabos frescos.
  • 3 huevos batidos.
  • Mantequilla o aceite de oliva para untar los moldes.
  • Puedes elegir algún queso rallado a tu gusto, aunque es opcional.
  • 150 mg de nata para cocinar que puedes sustituir por los sucedáneos vegetales de soja o avena disponibles en cualquier superficie. Con esta opción el pastel de verduras te queda con menos calorías y con un sabor más sofisticado.

Preparación del timbal vegetal de habas, zanahoria y nabos

  • Pela las zanahorias y córtalas a dados. Cuécelas al vapor (si es posible) a continuación con un poco de sal que puedes añadir al agua. La operación tardará unos 15 minutos. Reserva.
  • Continúa con las habas siguiendo el mismo proceso y remata con los nabos.
  • Mientras tanto, en un bol, mezcla los huevos con la nata o con la opción vegetal y bate tan enérgicamente como te sea posible hasta quedar un líquido espumoso que debes repartir en tres partes: una para cada verdura.
  • Unta el molde o las opciones individuales con la grasa elegida (a ser posible aceite de oliva de la mejor calidad). Puedes espolvorear con un poco de queso rallado del que más te guste.
  • Continúa el pastel de verdura triturando una a una y sin mezclarlas entre sí con el tercio de la mezcla de huevos más nata. Esto es muy importante: el que cada vegetal conserve su color y textura.
  • Con mucho cuidado, pon en el molde primero la mezcla de los nabos (blanca), luego la de las habas (verde) y luego de la zanahoria (naranja). Si ha quedado un poco líquida la pasta, lo mejor es que incorpores al pastel de verduras, algunas lonchas de queso fundido entre piso y piso.
  • Precalienta el horno al máximo y coloca el timbal a temperatura media en el centro. Deja que se cuaje, lo cual tarda aproximadamente media hora. Cuida que no rebose o que se queme por arriba. Si ves que esto sucede, baja la temperatura.

Variantes a la receta de pastel de verduras tricolor

Una vez que has pillado el truco a las texturas (muy importante), puedes hacer algunas innovaciones. Anota estas ideas:

  • Sabe estupendamente la combinación de coliflor con guisantes también en tres capas. La primera sería de guisantes, una central, del doble de tamaño, con la coliflor y rematando la receta de pastel de verduras otra capa de guisantes. Esta delicia se puede acompañar con mahonesa.
  • Otra opción más nutritiva es incorporar legumbres, como las lentejas pardinas previamente cocidas con cúrcuma y un trocito de cebolla. Para esta idea, solo tienes que triturar la pasta resultante e ir incorporando zanahorias e hinojo cocidos cortados en tiras.
  • Los cocineros más expertos seguramente se atreverán con este de pastel de verduras que se basa en una pasta de puerros (realizada siguiendo las instrucciones de arriba) a la que se incorpora calabaza en tiras previamente cocidas y flores pequeñas de brécol pasadas por la vaporera.

A tener en cuenta…

Una vez que te has hecho con la forma básica de hacer un pastel de verduras sencillo, tú puedes ir mezclando según los vegetales de temporada a tu elección. Solo tienes que tener siempre en mente que la pasta tiene que ser espesa, homogénea y mezclada con huevos y nata. Lo demás puedes dejarlo a tu sentido artístico en cocina.

Si te preocupa tu línea, sustituye la nata por una opción de avena o soja más ligera. Ten en cuenta que algunos vegetales tienen poquísimas calorías.

¡A disfrutar!



Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.