Riesgos de las operaciones estéticas

Riesgos de las operaciones estéticas

La cirugía estética es una forma de rejuvenecer el aspecto o mejorar imperfecciones bastante eficaz pero con muchos riesgos y más en manos inadecuadas.

38132257

¿Qué es la cirugía estética?

La cirugía estética es aquel tratamiento de belleza o rejuvenecimiento que conlleva principalmente una intervención quirúrgica. En algunos casos esta operación puede ser con anestesia local leve y sin tiempo de hospitalización y en otros casos anestesia general y algunos días de hospitalización. Se suele confundir la cirugía estética con la cirugía plástica pero no son lo mismo, aunque la línea entre ellas en a veces es muy fina.

Diferencia entre cirugía estética y cirugía plástica

La cirugía estética y la plástica se parecen en que ambas intentan reconstruir o mejorar el aspecto de los pacientes y, de hecho, son dos ramas de la misma especialidad de cirugía reconstructiva.

La diferencia entre la estética y la plástica es que la primera es una cuestión de que el paciente quiere verse mejor sin que necesariamente tenga una deformidad, ni excesivo problema estético o simplemente que el paciente prefiere verse de otra forma. Mientras que, en el de la plástica, nos enfrentamos a un problema que afecta a la salud y calidad de vida de la persona o ya nos enfrentamos a deformidades postraumáticas, como quemaduras en la cara, fuertes golpes en la misma que la desfiguren, accidentes de tráfico y demás o por enfermedades, como tumores faciales, malformaciones congénitas, etc.

Operaciones de estética más comunes

Las operaciones más comunes de estética suelen ser:

  • Mamoplastia de aumento: Es el aumento de pecho. Esta operación estética no sólo aumenta sino que mejora la forma del pecho al gusto o equilibrando el tamaño de ambos pechos cuando hay diferencias entre ellos insertando los famosos implantes detrás de cada mama.
  • Liposucción: Operación que elimina los depósitos grasos en abdomen, muslos, caderas y espalda.
  • Blefaroplastia: Cirugía estética que modela el párpado superior e inferior para rejuvenecer el contorno de ojos.
  • Rinoplastia: La cirugía de la nariz con el objetivo estético deseado, que puede ser una disminución, aumento o modificación de su forma. Pero cuando se hace por desvío nasal por traumatismo o con complicaciones respiratorias, etc. hablamos de cirugía plástica.
  • Mastoplastías reductivas: Reducción de mamas. En algunos casos es por una cuestión estética y darles una forma al gusto. También es una operación común en cirugía plástica cuando el excesivo tamaño y peso de las mamas producen problemas de espalda.

En cada país pueden variar, ya que las operaciones más comunes van en función de la morfología de las mujeres, que suelen ser las mayores usuarias de la cirugía, aunque los hombres cada vez se van adhiriendo más.

Las operaciones estéticas con más riesgo

  • Cirugía posbariátrica: Consiste en la eliminación de la piel que queda colgando cunado se han perdido más de 40 kilos y a cierta edad ya cuesta que la piel vuelva a su sitio. Es la operación estética con posibilidades de complicaciones entre el 15% y el 20%.
  • Dermolipectomía abdominal: Operación estética para reducir el exceso de grasa abdominal. Son de fácil infección.
  • Mastoplastías reductivas: Reducción de mamas. En muchas ocasiones hay que volver a operar al tiempo y son comunes las infecciones, se añade la necrosis de la areola y el pezón.
  • Lifting facial: Estiramiento de la piel de la cara. Pueden producirse infecciones, hematomas y necrosis de la piel.

Nuestros consejos

Cuando decida hacerse una operación de estética hágalo con la claridad de que toda operación tiene sus riesgos y que las modificaciones serán en muchos casos sólo por unos años, especialmente en las de rejuvenecimiento, con lo que dentro de un tiempo quizás tenga que pasar de nuevo por el quirófano.

Lo mejor es aceptar los cambios de la edad, pero si siente que lo más conveniente para usted es ponerse en manos de un cirujano estético asegúrese de estar en las mejores manos posibles ya que de todos son conocidas las barbaridades que se ven por ahorrarse un dinero, que no sólo le pueden acarrear un problema estético mayor, sino acabar costando la salud e incluso la vida.



Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »