Molestias que quitan el sueño a los bebés

Molestias que quitan el sueño a los bebés

Las molestias que quitan el sueño a los bebés y a sus padres originan una situación estresante en la familia y conviene identificar las posibles causas.

560097

En los últimos años, se han puesto de moda novedosos métodos para enseñar a dormir a los niños. En realidad, lo que los niños aprenden con el tiempo no es a dormir sino a estar despiertos. Aunque no es un verdadero aprendizaje, sino un proceso de maduración semejante a sentarse o caminar, todos los niños lo harán cuando llegue el momento, sin que los padres hagan nada especial, sólo quererlos y cuidarlos.

Existen muy pocos estudios sobre la evolución natural del sueño normal de los niños. Se sabe que es muy variable y que cada niño es distinto.

¿Cuáles son las principales molestias que quitan el sueño a los bebés?

  • Gases: los bebés pueden tragar aire al comer, o al llorar, puede que también al chupar un chupete o el dedo. Es más fácil expulsar el aire del estómago (hacer el eructo) en posición vertical. Antiguamente los niños estaban siempre en brazos de su madre, en posición más o menos vertical. En el siglo pasado se popularizaron los biberones y las cunas, con el biberón el bebé puede tragar mucho aire y en la cuna le cuesta eliminarlo. Sin embargo, no parece que los gases molesten a los bebés salvo en casos extremos. No hay que obsesionarse con el eructo. Después de mamar, es bueno tener al bebé un buen rato en brazos. Eso les gusta. Si en ese tiempo expulsa gases pues muy bien, sino sería que no tenía gases.
  • Cólicos: cólico es la contracción espasmódica y dolorosa de una víscera hueca. Como el bebé no puede hablar no se puede saber que le duele. Así, los libros de pediatría modernos evitan la palabra cólico y, prefieren llamarlo llanto excesivo en la infancia. Algunos especialistas afirman que no todos los bebés lloran por lo mismo y el llanto nocturno puede deberse a que sus madres están más cansadas, nerviosas y tensas y los bebés lo notan. Estos médicos sostienen que la molestia aparente que quita el sueño al bebé es, la consecuencia y no la causa del llanto.
  • Dentición: en recientes estudios la dentición solo se asociaba, durante unos pocos días y en solo algunos niños, con síntomas leves. Sin embargo, mucha gente piensa que la dentición provoca serios problemas a los bebés. Como afirma el Dr. Carlos González, lo mismo que con el cólico, si el bebé llora, será porque necesita a su madre.
  • Hambre: es la gran preocupación. Aunque se piense que un bebé dormirá profundamente hasta que necesite comer de nuevo, no siempre es así. Si las madres creen que su hijo duerme mal por falta de alimentación, le proporcionará un exceso de comida, provocando malestares digestivos. Para evitar que el bebé se quede con hambre, habrá que darle de mamar siempre que lo pida. No es aconsejable añadir sólidos a la leche de fórmula porque espesa el biberón y hace que los bebés traguen más aire. Además puede provocar alergias y una ingestión en  exceso de calorías.
  • Catarros: nariz taponada, tos toda la noche, no quiere comer… ¿qué hacer? Primero de todo acudir al pediatra para controlar el catarro. El suero fisiológico ayuda a eliminar el exceso de moco. Se recomienda también, elevar la parte superior de la cuna para que la cabeza quede más elevada que el tronco y así, evitar que el moco llegue a las vías altas dificultándole la respiración.
  • Cansancio: a veces los niños están físicamente agotados y es este cansancio lo que les impide conciliar el sueño. Hay que tratar que se relajen y adelantar la hora de dormir si fuera necesario.
  • Eczema: es una enfermedad de la piel que afecta a muchos bebés y les produce un picor muy molesto que puede necesitar medicación. El eczema tiende a desaparecer transcurridos unos meses.

Conclusiones

El motivo del llanto del bebé no tiene porque ser que el niño tenga algún malestar como necesidad de eructar, sino por ejemplo el frío, el aburrimiento o la necesidad de compañía.

Cualquiera que sea la molestia que quite el sueño al bebé, es muy importante acudir a mitigar el sufrimiento del niño para que este pueda dormir con normalidad.

Lo que los niños necesitan para relajarse y dormir es compañía, atención y abrazos, o sea mucho Amor.

Bibliografía: Carlos González. “Un regalo para toda la vida. Guía de la lactancia materna”. Ediciones Planeta, Temas de hoy. 11ª ed. 2011.



Valoración

picture-1152.jpg
Beatriz Lores
Doctora en Biología, especializada en Promoción de la Salud y Medicina Natural.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »