Miedo al cambio

Miedo al cambio

El miedo al cambio es una paradoja, pues el cambio es algo que experimentamos prácticamente desde que nacemos, sin ser apenas conscientes de ello.

Miedo al cambio

¿Qué es un cambio?

Es una mudanza, un movimiento que se presenta en la vida de todas las personas, altera la dirección de la vida, y depende de cada uno la manera en que lo percibe, lo vive y lo siente, ya que no siempre los cambios se aceptan de manera positiva.

¿Que es el miedo?

El miedo es una perturbación angustiosa del ánimo por un peligro real o imaginario, es un recelo o aprehensión que se tiene por que suceda una cosa contraria a lo que se desea.

¿Qué es el miedo al cambio?

Es un temor o rechazo, incluso negación ante una situación determinada, es el no querer moverse de un lugar, físico, psicológico, emocional o social. El miedo al cambio se hace evidente cuando no se quiere hacer el movimiento en la vida; lo que implica salir de la zona conocida para entrar en otra zona que puede ser mejor o no, dependiendo de varias cosas y factores, incluso cuestiones que están fuera del propio control.

¿El cambio, es natural?

En la mayoría de los casos los cambios son propios del crecimiento, desarrollo y maduración natural de una persona. En otras ocasiones se presentan de manera intempestiva, llevándose la estabilidad en algún área de la vida, un ejemplo de esto es un cambio en la cuestión económica, en la salud física o en las relaciones personales.

También hay ocasiones en la que los cambios no se presentan, y hay una línea recta en la vida convirtiendo las experiencias diarias en una agotadora rutina, provocando que lo que se sentía como estabilidad se convierta en aburrimiento y apatía,  perdiéndose la ilusión y la motivación, y aunque en el interior algo dice que se necesita un cambio hay un temor y miedo a aquello que es nuevo y desconocido.

Los síntomas de miedo al cambio son

Nerviosismo, negación, racionalización, justificación, indecisión, postergación, pensamientos negativos, retraimiento, ansiedad, angustia, paralización, mareos, cansancio, aumento o disminución del apetito, estrés.

Causas del miedo al cambio

Baja autoestima, baja tolerancia, falta de confianza en las propias capacidades, poca fe en el mundo, creencias del tipo lo mejor no es para mí,  conformarse, percepción errónea de la realidad, pobre auto concepto, incredibilidad, pesimismo, no asumir el propio poder y la responsabilidad por el propio bienestar, el no sentirse dueño y protagonista de la propia vida, dependencia, experiencias negativas frente a algún cambio.

¿Cómo saber que es necesario un cambio?

Cuando una persona se siente enojada, frustrada, triste, desanimada, sin motivación por lo que hace o vive, es cuando requiere de un cambio. En muchas ocasiones son emociones que se presentan de manera imperceptible e inconsciente, y se actúa de manera desfavorable y negativa, tanto para la propia persona como para los demás.

Una persona que ya no está a gusto en una relación ya sea laboral, profesional, familiar, amorosa, de amistad, deportiva o cualquier otra, presentara alteraciones leves en su estado de ánimo, como pueden ser: desanimo, apatía, enojo, frustración, tristeza, en los casos más severos seria: ira, estallidos de llanto, desesperación, malestares físicos, etc.

No siempre el cambio se ve ni se percibe con buenos ojos, ¿por qué? Porque hay miedo, temor, rechazo, negación desconfianza, sensación de pérdida y duelo por lo conocido, incluso puede sentirse nostalgia por algo que se está dejando atrás, aunque ese algo no sea lo mejor.

Para perder el miedo al cambio

Si una persona requiere o vive un momento de cambio, el autoconocimiento y aceptación de su auto eficacia le llevara junto con una actitud positiva a tomarlo de una mejor manera, el desarrollo de nuevas habilidades y la potencializacion de las capacidades ayudara en mucho la buena disposición frente a los cambios, también el conocimiento del medio en el que se vive y la convivencia tanto a nivel interpersonal como social ayudaran a perder el miedo al cambio.

Enfocarse sobre todo en lo que sí se puede hacer y no obsesionarse con aquello en lo que no se es muy bueno aun que le guste demasiado, ya que se puede generar un falso auto concepto evaluándose erróneamente por enfocarse solo en lo que le gusta mas no en lo que sí se puede lograr con los recursos con los que se cuenta.

"El cambio es constante", "Todo fluye y nada es estático" lo que fue ayer hoy ya no lo es y mañana tampoco, una buena actitud y una mentalidad positiva, abierta, ganadora y flexible llevara a una vivencia enriquecedora de los cambios que se presentan en la vida, y si el cambio no se presenta entonces será momento de ir a su encuentro.



Artículos relacionados

  • Fobia a los perrosFobia a los perros En la fobia a los perros, la persona no puede explicar el porqué de este miedo y angustia exagerados, ni tampoco puede haber raciocinio.
  • Fobia a los payasosFobia a los payasos Los payasos a pesar de que son personajes que transmiten alegría y felicidad, también esconden cierto misterio, son personajes místicos, ocultos tras ese excesivo maquillaje.
  • ¿Qué es la fobia social?¿Qué es la fobia social? ¿Qué es la fobia social? es un trastorno del comportamiento, una repuesta de ansiedad, que repercute en el desarrollo de una vida social satisfactoria.
  • Superar el miedo al fracasoSuperar el miedo al fracaso Todos hemos sufrido, en algún momento, miedo al fracaso en diferentes circunstancias pero ¿existe, realmente, alguna manera natural de controlarlo?

Valoración

Miedo al cambio
4 (80%) 1 vote
Lourdes Cruz
Psicóloga empática, me gusta escuchar a los demás y contribuir al desarrollo personal.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »