Consejos para mejorar la autoestima

Consejos para mejorar la autoestima

Como mejorar la autoestima debería de ser una prioridad para la gente que siente que ha pasado toda su vida haciendo cosas para agradar a los demás.

1272894

¿Qué es la autoestima?

Puede parecer obvia la respuesta: “autoestima es quererse a uno mismo”. Por supuesto. Señalo algunos matices: es la autoestima también el tener seguridad en lo que hacemos y en lo que sentimos, notarse uno en su centro y desde ahí ir hacia los demás, creando relaciones saludables y realistas en las que no se teme dar una opinión e incluso mostrar agresividad si es necesario.

La persona con autoestima mantiene un equilibrio entre estar para adentro, en contacto con sus sentimientos, y estar con los demás, observando también sus emociones y necesidades. No busca la aprobación del otro, no la necesita, como tampoco es una prioridad el ser querida o querido por los que le rodean.

Son personas con facilidad para tomar las riendas de su vida, se saben protagonistas de lo que les pasa y tienen la seguridad de poder cambiar aquello que les incomoda.

¿Cómo son las personas carentes de autoestima?

  • Son inseguras en todos los sentidos. Dudan de ellas mismas constantemente, necesitan la aprobación de los demás para asegurarse de que han hecho algo correcto, algo válido y apreciado. Van mirando para afuera y pierden el contacto con ellos mismos, con su centro.
  • No dan valor a sus sentimientos si no son corroborados por el entorno. “¿Es lícita esta pena que tengo?, ¿y es, realmente, pena?”. Emocionalmente se bloquean y lo pasan muy mal cuando no sienten que los de su alrededor les apoyan.
  • Necesitan tanto de los demás que suelen ser esclavos de la aprobación hasta extremos alarmantes o caen en dinámicas autodestructivas por creerse inválidos para el grupo y no dignos de amor.
  • Son personas depresivas, en mayor o menor grado, y con dependencias (del alcohol, de los juegos de azar, de drogas, etc.).
  • También destacan en ellos rasgos masoquistas porque se sienten culpables por lo que puede suceder alrededor, y buscan inconscientemente el castigo que creen que merecen. Les cuesta mucho disfrutar de los placeres de la vida.

Algunos casos que nos pueden llevar a engaño

Podemos encontrar a una persona que necesita mejorar la autoestima ocupando un alto cargo en su sistema social, tras un brillante estudiante, una perfecta ama de casa o un modélico profesional de cualquier ámbito. Y eso es así porque estas personas se han esforzado por agradar, de forma obstinada, para llegar a alcanzar este cierto brillo social.

Pero, lo que los distingue de personas seguras de sí mismas y con un buen equilibrio emocional es:

  • No son felices.
  • Siempre buscan subir más y más, escalar a toda costa en su puesto de trabajo o en su puesto social (dependencia externa).
  • Con los años pueden mostrar síntomas de desequilibrio emocional y trastornos físicos producto del desgaste energético: depresiones, ansiedad, úlceras, bronquitis crónica, infecciones… e incluso enfermedades más graves, degenerativas.
  • Si estas personas entran en terapia se dan cuenta que su camino profesional y personal en la vida lo tomaron sin contacto con sus verdaderos gustos y necesidades.

¿Por qué no nos queremos?

Porque no nos sentimos queridos en nuestros primeros años. Una persona que no se quiere a sí misma, que no se respeta a sí misma ni mira por ella ni contacta con sus verdaderos sentimientos, fue un niño o niña al que no se respetó, al que no se le supo reconocer.

No digo que no se le quiso (algunos casos muy graves claro que no fueron queridos), en general los padres y entorno familiar los quisieron a su manera, pero no respetaron sus sentimientos ni les hicieron ver que eran válidos y genuinos.

A estas personas se les hizo ver que tenían que adaptarse a su entorno, ser buenos, no molestar, dar las gracias, no llorar, etc. En definitiva, se les instó a salir de su centro para fijarse en los requerimientos de fuera.

¿Qué podemos hacer para mejorar la autoestima?

Hemos de contactar con nuestra historia y darle un sentido a lo que nos pasa, reflexionar sobre ello. A partir de observar de dónde venimos iremos entendiendo mejor el cómo somos ahora. Las inseguridades son fruto de un pasado y podemos, o bien por nuestra cuenta o en un proceso de psicoterapia, ir resituándonos para contactar con nuestro “yo” verdadero, y reforzarlo.

Las técnicas que incluyen el cuerpo funcionan muy bien para que conectemos con nuestro sentir global: Yoga, Pilates, Rolfing… Cuando se inicia el proceso inverso y empezamos a valorarnos, los cambios a positivo vienen solos y son tremendamente gratificantes.



Valoración

Mejorar la Autoestima
5 (100%) 2 votes
picture-771.jpg
Encarna Leiva Prados
Psicóloga y terapeuta, especialista en intervención preventiva, psicomotricidad, crianza y educación.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »