Algunos tipos de mascarillas faciales caseras

Algunos tipos de mascarillas faciales caseras

Las mascarillas faciales caseras son fáciles y rápidas de hacer, con ingredientes que están en su cocina, y embellecerá y nutrirá su piel naturalmente.

45800196

¿Cómo se hace una mascarilla facial casera?

Para hacer su mascarilla casera necesita los ingredientes que generalmente encontrará en la cocina; en función de los beneficios que quiera obtener de esta mascarilla elegirá unos u otros.

Algunas mascarillas se pueden hacer con un solo ingrediente, como es la del huevo, ya que éste tiene la suficiente consistencia como para pegarse a la piel sin problema, sólo hay que batirlo suavemente para que quede mezclada la clara y la yema con una consistencia pastosa.

Pero en otros casos necesitaremos mezclar diferentes ingredientes para potenciar los beneficios de los mismos o para combinarlos con los de otros elementos. Por ejemplo, huevo y miel, que habrá que batir con más profusión para que la mezcla quede bien homogénea y pastosa. En las mascarillas de frutas, como por ejemplo la de aguacate, hay que aplastarlo con un tenedor, hasta dejarlo como una masa espesa. A veces, incluso hay que recurrir a la batidora.

¿Cómo se aplican las mascarillas faciales caseras?

Antes de aplicar las mascarillas faciales caseras hay que aplicar el mismo método que en el caso de las industriales. Es decir, primero usar los productos habituales, como crema limpiadora y tónico, para preparar la piel. Después, se extiende la mascarilla casera con un pincel grueso sobre tu cuello y cara.

En el rostro siempre se aplica con movimientos de abajo hacia arriba y luego del centro hacia los lados. En el caso del cuello se extiende desde el centro en dirección a las orejas.

Atención, abstenerse de aplicar la mascarilla casera en los ojos, orejas y labios.
La dejamos puesta unos 20 ó 30 minutos y luego se puede retirar con una esponja muy blanda y mojada en agua tibia, suavemente, hasta retirarla completamente.

Para terminar, potenciaremos los beneficios de nuestra mascarilla facial casera aplicando la crema nutritiva o crema reafirmante o la hidratante habitual, según el efecto de la mascarilla.

Algunos tipos de mascarillas faciales caseras

Las mascarillas faciales caseras son de tres tipos: Relajantes, limpiadoras y estimulantes. Las relajantes son las que hidratan la piel y la refrescan. Las limpiadoras ayudan a eliminan células muertas, sebos, espinillos y acné.

Mientras que las estimulantes potencian la circulación de modo que la sangre fluya mejor dejando la piel firme y oxigenada. Luego hay que diferenciar si son para piel grasa, seca o mixta.

Veamos algunas variantes de mascarillas caseras faciales y cómo hacerlas:

Mascarillas caseras para piel grasa

  • Mascarilla facial de tomate: El tomate es astringente, es decir seca los tejidos y elimina las secreciones de sebo y ayuda a paliar el acné. Se aplica repartiendo varias rodajas por la cara de 15 a 20 minutos.
  • Mascarilla casera de levadura de cerveza: Nutre la piel, proteínicamente, sin humectarla demasiado. Mezcle la levadura de cerveza en polvo con un huevo y agua caliente hasta crear una masa pastosa y homogénea, se extiende por cara y cuello de 20 a 30 minutos.

Mascarilla facial casera para piel mixta

  • Mascarilla facial de miel: La miel contiene aminoácidos y enzimas vitales para las células que nutrirán su piel. Disuelva miel en agua al baño maría y úntela sobre la cara entre 20 y 30 minutos.
  • Mascarilla casera de albaricoque: Hidrata de forma moderada y nutre los tejidos. Se pasa por la batidora un albaricoque mediano y maduro hasta conseguir una masa consistente. Aplicar en el rostro durante 20 minutos.

Mascarilla facial casera para piel seca

  • Mascarilla casera de miel y yogur: Tanto la miel como el yogur son muy nutritivos para el cutis, lo que ayuda a combatir las arrugas típicas de la piel seca. Se mezcla miel, una yema de huevo y yogur hasta formar una masa y se aplica sobre el rostro de 20 a 30 minutos.
  • Mascarilla facial con huevo y miel: Otra mezcla nutritiva e hidratante, mezclamos ambos hasta que cojan consistencia y extendemos sobre el rostro de 15 a 20 minutos.

Ventajas de las mascarillas faciales caseras

Las mascarillas faciales caseras cuenta con muchas ventajas como que son naturales, lo que conlleva menos riesgos de alergias, son mucho más económicas y no tienes que desplazarte para que te las apliquen, son fáciles y rápidas de hacer.



Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »