¿Se puede hacer la manicura francesa en casa?

¿Se puede hacer la manicura francesa en casa?

Aprende a hacerte la manicura francesa en casa con estos sencillos trucos, consejos y pasos y así lucirás siempre unas uñas perfectas en pies y manos.

42445735

Pero no solo con unas uñas bonitas vas a estar linda y arreglada, también tienes que tener un mínimo cuidado básico en la zona a tratar. Comienza con una exfoliación suave que puedes realizar con una mascarilla casera y termina con una hidratación en profundidad y adecuada. Una vez tus manos y/o tus pies estén nutridos y luminosos es la hora de las uñas.

Manicura francesa en casa

Vas a necesitar una serie de instrumentos, si quieres que el resultado sea profesional: 1) una lima grande, 2) unas tenazas especiales y 3) un aparato para cortar y retirar las cutículas. Con las instrucciones a continuación, puedes terminar la manicura como más te guste o con el color que desees. Es imprescindible:

  • Retirar con mucho cuidado las cutículas, sin cortarte ni que te salga sangre. Si están demasiado endurecidas, prueba a poner las manos en agua con unas gotas de parafina o aceite corporal.
  • Corta con las tenazas todas y cada una de las uñas. Es más fácil hacerlo con este instrumento que con unas tijeras. Recuerda que la manicura francesa exige de una medida media o corta.
  • A continuación procede a limar cada una de las uñas con la forma elegida. La más clásica es corta y redondeada. Si eres de las atrevidas, decántate por una medida media (nunca largas porque quedan horribles) y cuadradas.
  • Repasa con el borde de la lima todas las pieles de las cutículas y vuélvelas a cortar si se han quedado algunas un poco feas.

Manicura francesa

Con el proceso antes explicado puedes rematar tu manicura francesa en casa con los colores, formas o adornos que desees. Solo es cuestión de gusto y pericia. Ahora bien, si quieres la elegante terminación a la francesa, vas a necesitar lo siguiente:

  • Laca de uñas transparente o brillante.
  • Laca de uñas blanca.
  • Es opcional un tercer color en porcelana o beis muy claro, si eres de las que quieren un remate clásico y limpio.
  • Unas pequeñas pegatinas en forma de uña que puedes comprar en cualquier supermercado en la sección de cosmética.
  • Quitaesmalte no agresivo.
  • Algodones o esponjitas especiales para mantener los dedos separados.

Pasos a seguir

Con las manos o los pies debidamente hidratados, retirados todas las pieles, limados, los algodones o esponjas en su sitio y todo perfectamente limpio procede así:

  • Si deseas el tono porcelana de base, comienza con una capa de esta laca. Espera a que se seque completamente.
  • A continuación, coloca las pegatinas en la parte que no va a ir de blanco, esto es, desde la raíz hasta la base que irá de otro color. Este paso te lo puedes saltar si tienes un buen pulso o eres extremadamente hábil con ambas manos.
  • Pinta de color blanco los bordes. Recuerda que debe ser una tira muy fina desde la yema hasta el final de la uña y que no queda bien si esta parte es demasiado gruesa o intensa. Espera a que se seque y retira las pegatinas.
  • Remata la operación con una capa final de laca brillante o esmalte protector transparente.

Trucos para unas uñas perfectas

Esta manicura es laboriosa. En algún paso, sobre todo, en el marcado de la línea blanca, puede salirte mal. Entonces, ten a mano unos guantes de plástico y el quitaesmalte.

¿Para qué los guantes?. Para taparte la mano que te haya quedado bien o con la que estés trabajando, así no arruinarás el resto de las uñas.

Si algo ha salido mal, no intentes arreglarlo y utiliza el quitaesmalte para volver a repetir todo el proceso. Y, por último, no te hagas los pies si no tienes hechas las manos. No es elegante y se ve descuidado.

Desgraciadamente este tipo de trabajo dura poco y si eres de las que deben teclear o tienes tarea extra en casa, que sepas que se deterioran pronto. Eso sí, el resultado, para una ocasión especial, merece la pena.



Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »