Lifting japonés, sin cirugía y con masajes

Lifting japonés, sin cirugía y con masajes

El lifting facial japonés, sin cirugía, se hace con shiatsu, masajes de reflexología y productos de fitoterapia para recuperar la belleza del rostro.

49380877

Aunque conocido en Japón desde hace siglos, está pisando fuerte en Europa y América. ¡Conozcamos los motivos!

El lifting facial japonés

Es una de las técnicas de belleza más demandadas en la actualidad por sus excelentes resultados y su técnica no invasiva. Se realiza en cabina y suele durar poco más de 30 minutos. El tratamiento debe alargarse, al menos, mes y medio a sesión semanal, aunque se aprecian los efectos al instante.

El lifting facial japonés es, en esencia, una técnica de masaje que incide en los puntos de los chacras y meridianos de la cara. Los más completos combinan distintas técnicas de masaje (como el kobido) y tratamientos de belleza procedentes de Japón. Por supuesto, no es invasivo ni se hace con cirugía.

La unión de la mente y el cuerpo

Los profesionales de la estética japonesa (y los que siguen sus enseñanzas) llevan a rajatabla la necesaria consecución de la unión espiritual entre cuerpo, mente y alma. Si no hay paz interior y las tensiones se acumulan, la belleza exterior no es posible.

Por eso, el lifting japonés se centra, en primer lugar, en eliminar cualquier atisbo de estrés, conflicto interior o dolor psíquico.

Para eso se basa en los siguientes pilares:

  • Los masajes shiatsu sobre los centros de control de hombros, cuello, cara y cráneo.
  • La reflexología facial, la cual, mediante presiones con los dedos, incide en las líneas de comunicación que atraviesan el rostro. La misión es que la sangre circule libremente.
  • Y, relacionado con lo anterior, el lifting facial nipón no es posible sin un buen drenaje linfático.
  • La base son los masajes realizados con pericia en los puntos estratégicos del rostro.
  • Pero tampoco se olvida la cosmetología más adecuada, normalmente entresacada de la fitoterapia o aromaterapia.
  • Cada casa elige sus formulaciones, pero son favoritos los extractos, tinturas o aceites esenciales de la familia de los lotos, conocidos en simbolismo y en estética por armonizar el espíritu o por servir de unión entre dos mundos.

Beneficios y efectos del lifting japonés

  • Relajación, liberación de tensiones y bienestar.
  • Conforme avanzan las sesiones se consigue reducir el dolor psíquico.
  • El rostro se levanta y se redefine el óvalo de la cara.
  • Por tanto, se reduce el pliegue nasogeniano (el que rodea la boca y llega hasta la nariz).
  • Mediante los masajes en los meridianos del rostro se oxigenan todas las células, haciendo que los nutrientes de los productos cosméticos hagan más efecto.
  • La piel recupera brillo, luminosidad y serenidad.
  • Se consigue difuminar arrugas profundas en la frente al relajar y eliminar las tensiones de la cara.
  • A través del drenaje linfático se desechan impurezas, células muertas o granitos.
  • La piel recupera vitalidad y juventud, con un aspecto sereno.

Este tipo de masajes no tienen ningún tipo de contraindicaciones. Por supuesto, la esteticista tendrá cuidado a la hora de realizarlo si tienes marcas profundas de acné, quemaduras u otras lesiones. Lógicamente, tampoco se aplica cuando hay alguna herida abierta.



Relacionados

Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »