Consejos para la lactancia materna en caso de gemelos

Consejos para la lactancia materna en caso de gemelos

La lactancia es posible en caso de partos múltiples aunque suponga un sobreesfuerzo a la mamá siempre y cuando se tengan las ideas claras y los retos.

545835

Abordamos hoy un tema difícil que es, nada más y nada menos, que la gran aventura de dar de mamar a más de un bebé. El asunto es cada vez más frecuente puesto que, en la sociedad occidental industrializada, aumentan a pasos agigantados los casos de embarazo múltiple.

La razón sencillamente es la edad cada vez más avanzada de las nuevas mamás. Tanto de forma natural como recurriendo a tratamientos de inseminación, los partos múltiples son más frecuentes en mujeres que han cumplido los treinta años.

¿Es posible la lactancia en caso de gemelos?

Por supuesto que sí, aunque tengas que recurrir a un biberón de complemento.

¿Cómo enfrentarse a la lactancia en caso de gemelos?

  • En primer lugar, teniendo las ideas claras y sabiendo qué es lo que quieres para tus bebés. No hace falta que ponga aquí los múltiples beneficios de la leche de mamá porque los estudios son contundentes.
  • En segundo lugar, pidiendo ayuda, si hiciera falta, en la clínica u hospital. No tengas reparos en preguntar a las matronas y personal médico sobre los detalles que debes seguir.
  • Seguramente te harán cesárea para que el parto sea más seguro. Si es así, la leche llegará más tarde, pero la lactancia en casos de gemelos puede ser, incluso, más fácil que si hay un solo bebé nacido por este método. Empieza con un niño y luego con otro. Tienen que succionar para que comience el acto reflejo. ¡No te agobies si tarda! ¡Ni te pongas triste! Aunque tengan que tomar biberón, en cuanto llegue la leche de mamá, como está más rica, la preferirán.
  • Si tus niños han nacido con bajo peso y tienen que estar en la incubadora, consulta con el personal médico. La lactancia en caso de gemelos necesita algunos consejos específicos. Aunque estén por debajo del peso normal, pueden empezar a chupar. No te agobies si hay una pérdida momentánea de gramos. En la maternidad darán a uno o a los dos bebés lo necesario hasta que tengan fuerzas y llegue la leche de mamá.
  • La lactancia en caso de gemelos puede dejarte agotada, si no tienes las cosas muy claras. Recuerda que, aunque des un biberón o más de complemento, siempre es bueno esta intimidad y los nutrientes de mamá. Por eso, tienes que consensuar este asunto con el papá y el resto de la familia: otros hijos, enfermos, tareas…Y eso sin contar correos desde el trabajo pidiendo que, además, vuelvas al tajo.
  • Eres una supermamá que has dado a luz a dos seres a la vez. Recuerda esto si te invade la tristeza porque no llega la leche o porque te bajan las fuerzas. Has llevado a tus niños durante largos meses, te han metido en el quirófano, tu cuerpo está revolucionado con las hormonas, hay algún asunto médico con uno o algunos de tus niños, estás dolorida, tienes que dar de mamar, la leche no sube… ¡Paciencia y mímate mucho!
  • Habrá personas a tu alrededor que te dirán que esto no es nada y, sin embargo, la lactancia en caso de gemelos es un trabajo de Titanes. La lactancia en caso de gemelos requiere una mente serena. Intenta apartar de ti los comentarios de esas personas que saben exactamente qué tienes que hacer en todo momento. Escucha tu corazón y sigue tus instintos. Sea cual sea la fórmula que elijas, no te tortures por ello.
  • La lactancia en casos de gemelos se hace más difícil conforme avanzan los meses. Aunque tú te cuides, comas y puedas permitirte el lujo de llevarte horas con tus niños en brazos tomando de ti, deberás suplementar con leche de fórmula a la par que vas introduciendo a tus pequeños en los sabores de los nuevos alimentos.
  • Si cuando los niños empiezan a moverse (alrededor de los nueve meses) para querer caminar continúas dando el pecho, aunque sea complementando con otros alimentos, puedes considerarte una heroína tal que deberías anunciarlo hasta en las redes sociales. La lactancia en caso de gemelos (y la crianza) exige de la madre un sobre-esfuerzo difícil, frecuentemente infravalorado por el entorno social.

Nuestro consejo…

Aunque no puedas dar todo el tiempo que te gustaría, empieza. Si es un mes es mejor que dos, y tres mejor que dos. Reforzarás el vínculo con tus niños y le estarás alimentando maravillosamente durante mucho tiempo.



Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »