La tarea sexual: cuando el placer se convierte en deber

La tarea sexual: cuando el placer se convierte en deber

Cuando vivimos el sexo como un deber y hacemos el amor “porque toca”, es muy probable que aparezca el sentimiento de tarea sexual.

tarea-sexo

En muchas relaciones de larga duración es frecuente que uno de los miembros de la pareja tenga ganas de tener relaciones sexuales y al otro no le apetezca nada.

Si pasa sólo una vez no pasa nada, pero ¿y si se repite? En muchas ocasiones se mantienen relaciones sin deseo sexual porque hace tiempo que no las tenemos o para evitar que nuestra pareja se sienta rechazada.

Cuando vivimos el sexo como un deber y hacemos el amor “porque toca”, es muy probable que aparezca el sentimiento de tarea sexual. Entonces… ¿Qué podemos hacer en esta situación?

En este artículo me gustaría hablaros sobre el sentimiento de tarea sexual en el terreno sexual y las claves para hacerle frente y poder disfrutar de una sexualidad satisfactoria.

Cuando hablamos del sentimiento de tarea sexual… ¿de qué estamos hablando?

Antes de ponerle solución, es importante saber de qué se trata. El sentimiento de tarea sexual se produce cuando un miembro de la pareja, en ausencia de deseo sexual, toma la decisión de tener relaciones sexuales con el otro porque cree que lo desea, lo necesita o porque hace mucho tiempo que no tienen sexo.

¿Cómo se produce el sentimiento de tarea sexual?

Conocer cómo se produce el sentimiento de tarea sexual puede ayudarnos a prevenirlo. Es habitual que, en parejas estables de larga duración, el deseo sexual sea desigual, es decir, que haya momentos en que un miembro de la pareja tenga ganas y el otro no. El problema es que cuando hay diferencias en las necesidades sexuales suele haber conflicto. ¿Por qué? Porque el que tiene menos ganas suele percibir al otro como muy demandante y suele rechazar las propuestas del que más ganas tiene poniéndole escusas, negándose o posponiendo el encuentro para otro momento. Por otro lado, el que tiene más deseo suele intentar que la pareja se excite e insiste en tener relaciones sexuales. Cuando recibe la negativa de la pareja suele sentirse rechazado y, en algunos casos, poco atractivo.

Ante esta situación, en muchas ocasiones, el que menos deseo tiene, con toda la buena intención del mundo toma la iniciativa sexual, no porque él tenga deseo sexual sino por satisfacer al otro y es entonces cuando hay muchas posibilidades de desencadenar un sentimiento de tarea sexual.

¿Qué consecuencias tiene para la sexualidad?

Cuando vivimos nuestra sexualidad como un deber en vez de cómo un placer, le estamos dando la consideración de obligación o tarea sexual y, como toda obligación, puede suponer una gran carga para la persona. Al hacer el amor porque toca o por consideración con el otro implica hacer lo que uno no quiere o no desea en ese momento, lo cual perjudica a su deseo sexual y deteriora la sexualidad de la pareja ya que cuando se asocia el sexo con el deber aparece la inhibición sexual.

¿Qué se puede hacer al respecto?

A nivel individual, para evitar el sentimiento de tarea sexual, cada persona tiene que actuar desde la autenticidad, es decir, siendo sincero consigo mismo y congruente con sus necesidades sexuales. Es más aconsejable tener deseo sin relación que relación sin deseo. En el ámbito sexual, intentar complacer a la pareja a expensas del propio deseo acaba teniendo consecuencias negativas, tanto para la propia persona como para la sexualidad de la pareja e incluso para la relación de pareja.

A nivel de pareja el mejor aliado para huir del sentimiento de tarea sexual es la comunicación. La comunicación es el elemento esencial que os permitirá llegar a una comprensión del compañero mediante un lenguaje asertivo que no os hará sentir mal a ninguno de los dos.

En definitiva, para prevenir, evitar o solucionar el sentimiento de tarea sexual es necesario que apliques la Regla de oro de la sexualidad de Antoni Bolinches que dice así: Haz todo lo que quieras; no hagas nada que no quieras; siempre desde el deseo previo y de acuerdo con tu escala de valores sexuales.



Relacionados

Valoración

La tarea sexual
María Martínez Murillo
4 (80%) 1 vote
picture-1239.jpg
María Martínez Murillo
Psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja. Responsable de la sección joven en el Instituto Psicológico Antoni Bolinches.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »