La Runa Thurisaz, contenido y significado

La Runa Thurisaz, contenido y significado

La runa Thurisaz es fuerte, avisa que hay trabajo que ha de ser realizado dentro de uno mismo y que golpes de suerte abrirán los caminos o los cerrarán.

runa-thurisaz

La puerta, el umbral, el lugar de no-acción.

Se conoce también como Germano: Thiuth, Thorn y Tours.

Contenido simbólico de la runa Thurisaz

El martillo, o la espina en una rama.

Significado adivinatorio de la runa Thurisaz

La runa Thurisaz es un grafismo que sugiere un diente afilado o una espina en una rama (recuerda la espina de la rosa) y da la idea de dolor o lucha. Thurisaz indica una fuerza maléfica, el poder del caos destructivo. La deidad asociada es Thor portador del martillo llamado Mjöllnir, que representa la fuerza protectora tanto de Midhgardhr como del Ásgardhr. Contiene la polaridad vida-muerte, por lo tanto es regeneración.

La runaThurisaz aconseja

Con una puerta como símbolo, esta runa indica que hay trabajo que deberás hacer tanto fuera como dentro de ti mismo. La runa Thurisaz representa la frontera entre el cielo y el mundo. Llegar aquí es el reconocimiento de que estás listo para ponerte en contacto con lo divino, de iluminar tu experiencia para que su significado brille a través de la forma.

Es la runa de no-acción. Por tanto, no te puedes acercar a la puerta y pasarla sin antes reflexionar. Aquí te enfrentas al claro reflejo de lo que está oculto en ti. Lo que debe ser expuesto y examinado antes de que se pueda tomar la acción apropiada.

La runa Thurisaz estimula tu capacidad de espera, pues señala un momento en que no se puede realizar ninguna acción. Fuertes y profundas fuerzas de transformación están trabajando en esta runa, la penúltima del ciclo de iniciación.

Visualízate de pié en un umbral desde donde ves toda tu vida detrás tuyo. Antes de atravesar el umbral, espera un minuto y examina el pasado, qué aprendiste, alegrías y logros, retos y tristezas. Todo cuanto te ha traído a este punto en el cual estás ahora. Observa y bendice todo. Suéltalo todo y déjalo ir. Al dejar ir el pasado, reclamas tu poder. Sólo entonces, cruza el umbral.

La runa Thurisaz invertida

Tu proceso se acelera, pero algo te detiene en el camino. No dejes que la tensión que esto genera te inquiete. Saca provecho de estos períodos de forzosa inactividad para reconsiderar lo viejo e integrar lo nuevo. Si tienes dificultades aparentes, recuerda que la naturaleza de tu evolución depende de tu actitud ante los obstáculos, la claridad de tu intención y la perseverancia de tu voluntad.

Combina contemplación y alerta. Las decisiones apresuradas podrían llevarte al arrepentimiento, pues lo más probable es que actúes impulsado por la debilidad, te engañes acerca de tus motivos para actuar y termines creando problemas más graves que los que intentas resolver.

Los impulsos deben atemperarse para que puedas hacerte responsable de ellos, el procedimiento deberá ser impecable. No trates de ir más allá. Permanece quieto, junta tu fuerza y espera las señales que te indiquen que el peligro ha pasado.

El dios Thor

El dios Thor

Es conocido como el dios de la guerra y la lucha más fiera. Hijo de Odín, es el más fuerte de todos los dioses y representación del coraje y la fuerza viril. Su martillo Mjolner, siempre con él, tenía la propiedad de dar en el blanco y, como un bumerang, regresar al dios.

Cuando Thor arrojaba su martillo se producían relámpagos en el cielo. Y cuando se desplazaba vigoroso en su carruaje, tirado por dos machos cabríos, resonaba el estruendo de los truenos. Estos animales podían ser sacrificados al atardecer y resucitar al alba, si se cuidaba de romper ningún hueso y de colocarlo dentro de su piel.

El dios poseía además un cinturón de poder que duplicaba su ya extraordinaria fuerza, y guantes de hierro. De su esposa Sif, tuvo tres hijos: Magni, Modi y Trud.



Valoración

La Runa Thurisaz
5 (100%) 1 vote
picture-1008.jpg
Marinela Ramírez
Terapeuta Holística, Directora Fundadora de la Escuela Superior de Tarot, Profesora de Tarot, Runas y Oráculo de la Sibila, Columnista y escritora.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »