La moxa, ¿Moxibustión en animales?

La moxa, ¿Moxibustión en animales?

Cada vez hay más especialistas que usan la moxa para tratar los animales ya que ellos también se benefician de la moxibustión para mejorar su salud.

moxibustion-en-animales

La Medicina Tradicional China (MTC) es un sistema médico completo que usa diferentes herramientas terapéuticas para prevenir y curar enfermedades. Entre las cinco terapias principales que utiliza la MTC están la acupuntura, la moxibustión (terapia con moxa), la digitopresión, la farmacopea y el Qi gong.

¿Qué es la Moxibustión?

Es una terapia en la que se hace combustionar un preparado de hierba artemisa (Artemisa Vulgaris) En sus orígenes, en oriente recibía el nombre de “mogusa o moxa” que significa “hierba que quema”.

La Moxa tiene la propiedad de quemar lentamente a la vez que produce un calor intenso y uniforme, también tiene la particularidad de “penetración” es decir, que el calor va de “adentro hacia afuera”. La moxa tiene diferentes presentaciones: forma de puro, conos, bastoncillos, etc., según el tratamiento se usará una técnica u otra.

¿Cómo se aplica la moxibustión?

Tenemos dos formas de utilizar la moxa, directa e indirectamente, ya sea en puntos o zonas del cuerpo.

  • Método Directo: se aplica por medio de un cono de moxa que se deja encendido sobre  una rodaja de ajo, patata o sal según el caso, y esta sobre la piel, o, ensartado en una aguja de acupuntura calentando el punto.
  • Método Indirecto: se realiza por medio de un puro de moxa, acercándolo a la piel sin tocarla, según el diagnostico valoraremos si hay plenitud (yang) o vacio (yin) Lo podemos tratar con movimientos de tonificación, sedación o dispersión.

En animales les apartamos con los dedos el pelo para que la piel absorba  fácilmente el calor, a este calor, se le llama según la filosofía china energía Yang y se coloca sobre la aguja o cerca de la piel, en los puntos indicados, de acuerdo con su patología.

¿Es eficaz la terapia con moxa en los animales?

La moxibustión resulta ser una herramienta muy útil para tratar a nuestras mascotas, ya que suelen ser muy receptivos a la aplicación de este tipo de calor, tratando no solo el cuerpo físico, sino también emocional.

Sus propiedades producen un efecto analgésico sedando el dolor, tonificando el sistema inmunológico y fortaleciendo los órganos. Su objetivo es prevenir las enfermedades, mantener y equilibrar la energía del cuerpo.

¿En qué casos es más indicada?

Son muchas las situaciones en las que la moxibustión nos puede ayudar. Por sí misma es una terapia muy completa pero se potencia combinándola con acupuntura y masaje. Entre otras indicaciones tenemos las siguientes:

Regula el sistema circulatorio, digestivo y urinario, fortalece el sistema inmune. En animales geriátricos, la moxibustión o terapia con moxa es muy útil tratando problemas como la displasia, decaimiento e inapetencia, alivia dolores musculares y articulares. Equilibra los estados emocionales y anímicos como ansiedad, agresividad, tristeza, estrés, depresión y miedo.

Frecuencia de las sesiones

En función del diagnostico, así mismo será la frecuencia y duración de las sesiones, pero suelen durar entre quince y cuarenta minutos y un promedio de dos veces por semana.

Los animales son seres más receptivos, no juzgan ni ponen barreras a los tratamientos, siempre dicen la verdad y así mismo te indican cuando es suficiente, por lo tanto es más rápida su mejoría.

Un caso real: Coral y sus ganas de vivir

Mi primera experiencia trascendental con la acupuntura en animales fue hace muchos años, trabajaba en un refugio de animales. Sufrimos una epidemia de moquillo (es una enfermedad vírica muy contagiosa y mortal que afecta sistema  digestivo, respiratorio y nervioso)

Muchos perritos no lo superaron y los que sobrevivieron quedaron con graves secuelas. Coral era una perrita  que solo verla transmitía una gran felicidad y amor. El moquillo le produjo parálisis de sus extremidades posteriores y la medicina alopática en este caso no ofrecía solución, pero Coral no se resignaba y sus ganas de vivir eran insuperables.

Fue así como buscando otras alternativas les tratamos con acupuntura y moxibustión. Aplicándole la moxa casi a diario Coral recupero la movilidad y “milagrosamente” un día nos regalo una gran sorpresa: Se levantó y fue en busca de su pelota preferida trayendo esperanza y fuerza para otros perritos en igual situación.

Esto me animó mucho más a estudiar acupuntura y la terapia con moxa o moxibustión en animales, complementándola con algunas terapias energéticas. Siempre recuerdo la enseñanza de Coral, pues nunca perdió la alegría de vivir.



Valoración

picture-1142.jpg
Consu Sanabria
Acupuntora, fitoterapeuta, terapeuta flores de Bach, Maestra Reiki, Facilitadora en terapias con algunas plantas psicoactivas.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »