Beneficios de la Meditación Trascendental

Beneficios de la Meditación Trascendental

Desde muchos años la Meditación Trascendental está de moda pero ¿qué tiene de especial este tipo de meditación que tanto éxito tiene en todo el mundo?

1766387

¿Qué es la meditación?

La meditación: ese espacio entre pensamiento y pensamiento, gracias al cual nos transformamos. A día de hoy existen numerosos estudios que prueban la gran cantidad de beneficios que nos aporta la meditación.

Existen muchos tipos de meditación: guiada, la que utiliza visualizaciones, la que se ayuda de la repetición de mantras, la que se enfoca en la concentración de un objeto, etc.

¿Cuál es su objetivo?

El objetivo principal de toda meditación es ir en contra de nuestra naturaleza pensante, es decir, lo que queremos conseguir es no pensar en nada, haciéndonos por unos minutos un espectador externo y neutral de nuestra vida, sin juzgar ni esperar nada. Todo está bien como es, y así hay que aceptarlo. De hecho, la mayoría de nuestros problemas provienen de nuestros pensamientos.

Beneficios de la Meditación Trascendental

Los numerosos experimentos científicos con los practicantes de la Meditación Trascendental prueban que reduce el estrés, mejora la salud y el funcionamiento mental, mejora las relaciones personales y aumenta la productividad laboral y la creatividad. Además, el cerebro y el cuerpo consiguen un descanso profundo, muy beneficioso para la persona.

Orígenes de la Meditación Trascendental

Maharishi Mahesh Yogi elaboró en 1958, en Madrás (India), su propia técnica de meditación, la Meditación Trascendental. Más tarde, su práctica se exportaría al resto del mundo.

Maharishi Mahesh Yogi declaró: “Mediante la Meditación Trascendental el cerebro humano puede experimentar ese nivel de inteligencia que es el océano de todo conocimiento, energía, inteligencia, y felicidad”. Resumiendo, esta meditación te lleva hacia el ” estado de iluminación”.

Entiendo por iluminación: el estado normal y natural de salud del cuerpo y la mente. En él se desarrolla un estado pleno de consciencia en el que se utiliza el potencial completo de ambos, proporcionándonos tranquilidad interior y liberándonos de los sufrimientos.

La Técnica

A pesar de ser un programa sencillo y natural de la mente, un acto que debería ser espontáneo y sin esfuerzo, la Meditación Trascendental debe ser aprendida con la ayuda de un profesor preparado.

Una vez aprendida, se buscará una habitación tranquila, con buena temperatura y luz tenue. Normalmente se aconsejan la primera y la última hora del día para realizarla. Así mismo, se recomiendan dos meditaciones al día (de 15-20 minutos cada una). Sin embargo, podemos obtener beneficios con una sola sesión al día.

A diferencia de otros sistemas de meditación como podrían ser el yoga, el taichí, etc., la Meditación Trascendental, no involucra aspectos adicionales como podrían ser la respiración o ejercicios físicos. Por ello, se dice que es sencilla, sólo se centra única y exclusivamente en la mente.

Salud mental y calidad de vida

Trabajar la mente es la manera más eficiente de poder mejorar nuestra calidad de vida. Ello nos convierte en un ” espectador “de nuestra vida, es decir, nos ayuda a no tomarnos todo personalmente y a ver las cosas de una manera mucho más positiva, ya que al fin y al cabo, nuestro modo de pensar es el que marca nuestro día a día, viendo problemas, en la mayoría de los casos, dónde no los hay.

Conclusión

Está más que demostrado que la Meditación Trascendental es realmente una herramienta que nos ayudará a tener una mejor calidad de vida, por su cantidad de beneficios. Uno de los beneficios más importantes de la Meditación Trascendental es el cese de las fluctuaciones de la mente, porque la mayoría de problemas son originados por ésta, al no parar de darle vueltas a algo.

También, aceptar las cosas como son, y a saber poner un poco de distancia ante algo que nos sucede. Ello hace que, al no tomarlo tan a pecho su impacto sea lo menos perjudicial o negativo sobre nosotros.

Otros modos de meditar

Por otro lado, también podemos convertir las pequeñas cosas de la vida cotidiana en una meditación. Es decir, si nos enfocamos plenamente en lo que estamos haciendo en este momento, siendo conscientes de ello, nuestro cerebro puede alcanzar un estado meditativo.

Esta acción no es de menospreciar, ya que algunas personas son incapaces de sentarse a meditar 5 minutos pero haciendo una actividad pueden abstraer la mente de cualquier pensamiento que no sea aquello que están haciendo en ese momento. Por esto, hay gente que a veces dice: “para mí, coser es mi meditación”.



Valoración

La meditación trascendental
4 (80%) 1 vote
picture-1212.jpg
Mahashakti Estela Martinez
Instructora de Yoga, profesora de Raks el Shark e instructora de Zumba. Compagino todo ello con mi trabajo en una empresa de salud.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »