La depilación masculina, una realidad

La depilación masculina, una realidad

La depilación masculina es una práctica habitual ya que los hombres también han decidido que el vello no les gusta y ya no sienten verguenza por depilarse.

286352

El hombre se apunta cada vez más a la depilación masculina. En un principio los motivos eran más bien deportivos, pero en la actualidad el varón se depila más con fines de tipo estético e incluso higiénico. Y es que “el hombre peludo” ya no es el prototipo varonil de hoy en día.

Cambios estéticos masculinos

Hace años se afirmaba que cuando un hombre no tenía “pelo en el pecho” perdía parte de su masculinidad. Sin embargo, los hombres tienen claro que en la actualidad se ha producido un profundo cambio en lo relativo a la estética masculina, que acaba por influir en sus costumbres de belleza.

Ahora por ejemplo, es difícil ver en las playas a los hombres “cubiertos de pelo” de antaño. El hombre se transforma y se depila, no sólo animado por su pareja, sino por que él mismo se encuentra más atractivo sin pelo.

Elegir un método de depilación masculino

El hombre puede recurrir a varios métodos de depilación que varían en efectividad, comodidad y dolor. Algunos sistemas existentes en el mercado son rápidos (maquinilla) pero no duran nada; mientras que otros son más duraderos y efectivos (láser) pero también más costosos. Así, hay que decidirse por un método u otro dependiendo de las exigencias y de los resultados que se pretenda conseguir.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el pelo de un hombre es más duro y fuerte que el femenino, por lo que los métodos de depilación masculina suelen ser más lentos.

Métodos de depilación para el hombre

  • Cuchilla o maquinilla eléctrica. Es el método más tradicional, utilizado sobre todo por aquellos que “comienzan a depilarse“. Resulta un método fácil, de realización casera, pero que al tratarse de un “corte de pelo“, vuelve a crecer de forma rápida. Uno de los mayores inconvenientes es que al volver a salir el pelo, pica y molesta y puede originar granitos que afeen la zona rasurada.
  • Cera. Este tipo de depilación extrae el pelo de “raíz” por lo que, aunque vuelve a salir, dura más tiempo. En el caso de que exista mucha cantidad de pelo se trata de un método dolorosopues se trata de pegar la cera, y dar un tirón seco para arrancar el vello. Existen dos tipos de cera, la caliente y la templada rolón) que se utilizan según la zona a depilar o el gusto del cliente. Dependiendo de la zona y de la calidad de la piel puede llegar a doler más o menos. Si la piel de la zona está tonificada se notara menos el tirón que si está flácida. En la actualidad existen lociones y ampollas, que usadas tras la depilación con cera, ayudan a retardar el crecimiento del vello.

Láser o luz pulsada: también efectivo para el hombre

La fotodepilación consiste en eliminar el pelo mediante la luz. La fototepilación puede ser tanto láser, como luz pulsada (IPL) Los dos son sistemas efectivos para eliminar el vello y están basados en la misma técnica aunque presenten algunas diferencias. Ambos hacen desaparecer el vello a través de la melanina que interactúa con la luz y consigue quemar el pelo.

Hay que tener en cuenta que la fotodepilación no elimina el vello en una sesión sino que lo hacen de forma gradual y tras varias sesiones. El número de sesiones dependerá del color de piel y el pelo, así como de la densidad de éste.

Lo ideal para lograr una mayor efectividad con este sistema es tener el pelo oscuro y la piel clara. Sin embargo, hay que decir que ya existen máquinas de última generación para tratar pieles bronceadas y pelos rubios e incluso pelirrojos. Este método además es especialmente efectivo con los pelos enquistados.



Valoración

picture-1057.jpg
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »