Casos de Homeopatía Veterinaria

Casos de Homeopatía Veterinaria

Para dominar la homeopatía veterinaria al igual que la homeopatía humana es realmente indispensable ver y estudiar muchos casos prácticos diferentes.

homeovet

Introducción

La homeopatía veterinaria empieza con el fundador de la homeopatía. Hahnemann ya vio la posibilidad de aplicar esta medicina a los animales.

Con las bases de la experiencia clínica y la investigación de las sucesivas generaciones que han aplicado los homeópatas, creo que la homeopatía, también la homeopatía veterinaria, va evolucionando de forma progresiva y muy positiva con el paso de los años.

La homeopatía se basa en la aplicación de la Ley de Similitud. Básicamente se realizan estudios del efecto de determinadas sustancias, a diluciones concretas, en individuos sanos. La colección de síntomas recogidos de cada sustancia se compara con la sintomatología de los individuos enfermos. La sustancia, cuya sintomatología se asemeje más al cuadro clínico del individuo enfermo, será la más adecuada para que estimule al cuerpo de forma que este vuelva a su equilibrio.

La homeopatía tiene un enfoque holístico del paciente, es decir, tiene en cuenta los síntomas del individuo a todos los niveles: físico, emocional, mental, energético… Estamos más acostumbrados a dar importancia clínica solo a los síntomas físicos de nuestras mascotas. Aunque vemos que cada perro, gato, caballo, conejo… tienen sus características propias de especie observamos a diario que cada individuo tiene comportamientos distintos. Los propietarios conocen bien que cada mascota tiene sus miedos (ruidos, soledad…), sus preferencias (tipo comida, amistades de su misma especie…).

También es importante la forma en que cada individuo vive su enfermedad. Algunos cuando están un poco enfermos ya no quieren comer, otros se apartan y quieren estar solos, otros buscan compañía…

Indicaciones de la Homeopatía Veterinaria

La homeopatía es aplicable a todos los tipos de enfermedades. En algunos casos puede resolver el caso por sí sola. En otros ayuda a otros tipos de medicina en la prevención y/o recuperación de muchas patologías. Por ejemplo:

  • Puede ayudar en corrección y fortalecimiento en épocas de crecimiento.
  • En enfermedades degenerativas, más frecuentes en geriátricos, ayuda a los tejidos a tener un estado optimo de forma que ralentiza la evolución estos procesos.
  • También estimula al cuerpo para que la regeneración de los tejidos y el tiempo de recuperación sea más corto tras una cirugía.
  • Problemas de comportamiento: cambios de carácter tras experiencias traumáticas (peleas, caídas, cambios de domicilio…), miedos, ansiedad…
  • La homeopatía veterinaria es aplicable a todas las especies animales, tanto de compañía como de producción, exóticos…
  • La homeopatía veterinaria también puede tratar problemas en colectividades: vacuno, porcino, ovino, equino, aves…
  • Además del tratamiento individual característico de la homeopatía, a nivel colectivo se consiguen unas granjas con animales más sanos, lo cual significa capacidad máxima de producción y niveles inferiores de patologías.

Ventajas de la Homeopatía Veterinaria

Como medicina preventiva. Muchos procesos en sus estados iniciales se muestran con síntomas tan sutiles como indefinidos. En este punto la medicina convencional frecuentemente no puede encajar esta clínica con una enfermedad concreta y no es fácil abordarla desde este punto de vista.

La homeopatía veterinaria ya puede hacer algo ya que incluye todo tipo de síntomas. Esto le permite poder encontrar alguna sustancia que estimule al cuerpo para que se reequilibre antes de llegar a una etapa más profunda de la enfermedad.

Como medicina paliativa. En procesos crónicos en los que el cuerpo no es capaz de curarse totalmente, el estímulo que provoca el medicamento homeopático ayuda a que nuestra mascota necesite menos medicamentos convencionales, o con menos frecuencia. Además, si el proceso es degenerativo, ralentiza la enfermedad mejorando tanto la calidad de vida como su pronóstico. En general nuestro animal también vive mejor su enfermedad.

En procesos agudos podemos ver claramente la rapidez a la que la homeopatía veterinaria puede mostrar sus efectos. Ante golpes, caídas, peleas… veremos una recuperación mucho más rápida, además se puede abordar los factores emocionales y mentales de tales experiencias. Con frecuencia caballos, perros, gatos… tras caídas, peleas… vemos como su comportamiento sufre variaciones. Estos cambios si no se solucionan con el tiempo pueden dar lugar a otras patologías de cualquier tipo. Todos conocemos casos de caballos que ya no son los mismos desde que los cambiaron de establo, perros que no comen si el propietarios se va de vacaciones, gatos enfermos un tiempo después de que un familiar cambia de domicilio…

La homeopatía veterinaria es también una medicina rentable, su aplicación como medicina preventiva y en las primeras fases de alteración hace que las enfermedades no se presenten o sean más suaves y breves.

Conclusión

La homeopatía veterinaria nos ofrece un amplio abanico de soluciones a los diversos tipos de desequilibrios que pueden sufrir nuestros animales de compañía así como los de producción.

Poder detectar y tratar a nuestras mascotas en los estadios iniciales de sus problemas es un buen motivo para tenerla en cuenta.

Incluir a los síntomas físicos los emocionales y mentales la convierte en una medicina más completa a la vez que nos muestra puntos de cercanía entre los animales y nosotros mismos.



Valoración

picture-626.jpg
José Salvador
José Salvador, Veterinario especializado en Homeopatía, Acupuntura, Quiropráctica y Flores de Bach. Caballos, perros, gatos…
Anterior artículo »
Siguiente artículo »