Síntomas de histaminosis alimentaria

Síntomas de histaminosis alimentaria

El análisis para detectar la histaminosis alimentaria es muy preciso y debe medir la respuesta de liberación exagerada de histamina que provoca a nivel celular el consumo continuado de un alimento.

1540810

¿Qué es la histaminosis alimentaria?

La histaminosis es la acumulación excesiva de Histamina en nuestro organismo. Este exceso, produce una serie de síntomas.

Pero, ¿que es la Histamina? La histamina es una molécula vital, que pertenece a las llamadas aminas biógenas y que está presente en muchos alimentos de forma natural así como en nuestras células.

Normalmente, la ingesta de la histamina que proviene de los alimentos no causa ningún tipo de problema, pero existen personas que son sensibles consumiendo una pequeña cantidad de alimentos que contengan histamina.

¿Cuáles son sus síntomas?

Son varios los síntomas de la histaminosis alimentaria, entre ellos destacamos los siguientes:

  • Jaquecas, migrañas.
  • Hinchazón abdominal, diarreas, estreñimiento y una larga lista de síntomas gastrointestinales.
  • Alergias primaverales (rinitis, sinusitis, estornudos).
  • Contracturas o dolores articulares.
  • Piel seca, atópica o eczema.
  • Fatiga.
  • Presión arterial baja.
  • Desregulación de las secreciones (saliva, lágrimas, flujo vaginal).

¿Que tipos de histaminosis alimentaria hay?

Dentro de la histaminosis alimentaria o exógena, debemos distinguir entre dos patologías diferentes.

  • Histaminosis tóxica: se produce al ingerir un alimento en mal estado con muy altas dosis de histamina (por ejemplo un pescado azul en mal estado). La padecería cualquier persona que consuma este alimento.
  • Histaminosis enteral o Histaminosis Alimentaria No Alérgica: es una patología que se caracteriza por el déficit de una enzima DIAMINOOXIDASA (DAO), que se encuentra en el intestino y es la encargada de eliminar la histamina cuando es necesario.

En este caso, ingerir pequeñas cantidades de histamina pueden producir síntomatologia, pues la enzima DAO no es capaz de eliminar el exceso de histamina en nuestro organismo.

Causas de histaminosis alimentaria no alérgica (HANA)

Déficit de enzima DAO debido a:

  • Medicamentos: muchos medicamentos hacen que disminuya la enzima DAO (ansiolíticos, los antidepresivos, los mucolíticos, las pastillas para la presión, los relajantes musculares).
  • Factores genéticos.
  • Manipulaciones quirúrgicas y radioterapia en el tubo digestivo.
  • Enfermedades intestinales inflamatorias.

Alimentos altos histamina

  • Alcohol, cerveza, vino, vinagre y confitados.
  • Pescado azul y marisco.
  • Trigo y derivados (pan, pasta, cereales, pizzas, pastelería, bollería, harinas, rebozados…).
  • Café y té.
  • Naranja, limón, mandarina, pomelo, kiwi, piña, papaya, frambuesa, aguacate, plátano, fresa, ciruelas.
  • Chocolate y derivados (nocilla, cola-cao, bombones…).
  • Leche y derivados (queso, yogur, actimel, cacaolat, natillas, nata, chocolate de leche, puré de patata artificial, helados, flan, crema catalana…).
  • Leche de soja y derivados, (miso, tempe, tamari, tofu, lecitina de soja, brotes de soja, yogur de soja, salsa de soja…).
  • Frutos secos (nueces, cacahuetes, almendras).
  • Cerdo y embutidos, carne de la nevera de más de 48 horas.
  • Tomate, pimiento, berenjena, patata, espinacas y acelgas.
  • Verduras fermentadas como el chucrut.
  • Azúcar blanco y aditivos (glutamato o E-621, aspartamo, helados, pasteles, chuches…).
  • Envasados ​​en extracto, ahumados, conservas o fermentados.
  • En menos cantidad también hay en la clara del huevo, algunas legumbres como los garbanzos.
  • También las setas si no son frescas… y aceitunas…

Alimentos bajos histamina

  • Manzana, pera, mango, coco, lichis, granada, uva, melón (si es muy maduro no se aconseja), sandía, frutas del bosque, higos, melocotón, cerezas, albaricoque, nacterines…
  • Leche de arroz, de mijo, de quinoa, de sésamo, de coco, de avena (*), leche de yegua, leche de cabra o de oveja…
  • Algarroba.
  • Pan de espelta, pasta de espelta, harina de espelta (*).
  • Azúcar integral, estevia o miel.
  • Infusiones de hierbas que no lleven teína.
  •  Queso de oveja o de cabra FRESCO (las personas sensibles deben vigilar porque es un fermentado y, por tanto, tiene histamina, como más fermentado más histamina puerta).
  • Yogur de oveja o de cabra (vigilar las personas sensibles porque también es un fermentado y, por tanto, tiene histamina).
  • Pescado blanco: lenguado, platija, rape, merluza, bacalao, perca, calamares, pulpo, sepia, congrio, rodaballo, gallo, trucha, lubina, mero, dorada, raya, cabracho…
  • Lechuga, endibias, escarola, berros, canónigos, rúcula, coles de Bruselas, coliflor, col lombarda, brócoli, brócoli blanco, alcachofas, zanahoria, boniato, pepino, ajo, cebolla, puerro, calabacín, calabaza, espárragos, remolacha, judía, nabos, rabanitos, apio…
  • Cordero, ternera, conejo, jabalí, pollo, pavo…
  • Yema del huevo.
  • Algas.
  • Legumbres: guisantes, lentejas, habas, judía seca, azukis.
  • Semillas: lino, sésamo, cáñamo…

Fitoterapia

La fitoterapia puede ser muy efectiva en el tratamiento de la histaminosis alimentaria:

  • Helicriso o Sol de oro.
  • Llantén.
  • Grosellero negro.
  • Fumaria.
  • Pino marino.
  • Hisopo.
  • Té rooibos.

Suplementación para histaminosis alimentaria

Los siguientes suplementos son un buen apoyo en el tratamiento de este problema:

  • Quercitina.
  • Vitamina C.
  • Probióticos.


Valoración

vanesa-prieto
Vanesa Prieto
Soy Técnica Superior en Dietética (con enfoque naturista), formada en Roger de Llúria y licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la UAB.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »