Helioterapia o baños de sol, beneficios y contraindicaciones

Helioterapia o baños de sol, beneficios y contraindicaciones

Los baños de sol o helioterapia no sólo broncean también tienen excelentes propiedades terapéuticas, conozca sus beneficios y los daños por mal uso.

36135285

¿Qué es la helioterapia o baños de sol?

La helioterapia aprovecha los beneficios terapéuticos de los baños de sol para tratar diferentes patologías y como método relajante y anti-estrés. Sus virtudes sanadoras ya eran alabadas por egipcios y asirios desde el siglo V a. de C. Incluso construían enormes solanas para disfrutar de las ventajas terapéuticas de los baños de sol.

Para que los baños de sol sean efectivos la helioterapia tiene sus métodos y dosis, así como sus precauciones según cada tipo de piel. En caso contrario, tomar el sol de forma desordenada o en exceso no solo invalida las ventajas sanadoras, sino que incluso puede ser perjudicial.

¿Cómo funcionan los baños de sol?

La helioterapia funciona por varios medios, pero básicamente dos: térmicos y químico/hormonal. El calor producido por los baños de sol produce esa sensación agradable de sopor tan relajante y beneficioso para las personas estresadas o con problemas nerviosos.

Además, relaja la musculatura mejorando problemas como contracturas o sobrecarga. También produce un efecto de vasodilatación que permite una mejor irrigación sanguínea de los músculos, la piel y otros órganos que se ven beneficiados con un mayor aporte de oxígeno y nutrientes que aceleran la recuperación de cualquier anomalía.

Los baños de sol actúan en el sistema químico y hormonal del cuerpo generando vitamina D, que entre otras cosas mejora las defensas antibacterianas, beneficia el sistema óseo y cardiaco, aumentando la vitamina A que beneficia, en general, a todo el sistema inmunológico.

También regulan las glándulas pituitarias y pineales que controlan diferentes funciones hormonales, producen serotonina, endorfinas que proporcionan un mejor estado de ánimo y mayor sensación de bienestar.

Beneficios terapéuticos de la Helioterapia

Los baños de sol están indicados para muchas enfermedades y son favorables para la regulación de diferentes funciones del organismo, así como también repercuten en la mejora psicoemocional. Estos son algunos de sus más importantes beneficios:

Beneficios físicos de los baños de sol

  • Rejuvenecen la piel y la mejoran, en general, incluso en caso de acné.
  • Atenúan enfermedades autoinmunes de la piel, como la psoriasis.
  • Benefician a las personas con problemas reumáticos.
  • Previenen el raquitismo y la osteoporosis.
  • Benefician la salud cardiovascular.
  • Combaten las infecciones bacterianas.
  • Tonifican el sistema inmune.
  • Regulan la hipertensión.

Beneficios psicoemocionales de la Helioterapia

  • Los baños de sol son relajantes y desestresantes.
  • Producen sensación de bienestar y mejoran el estado del ánimo, beneficiando a las personas con depresión y previniendo la aparición de la misma.
  • Beneficia el descanso al aumentar la melatonina.
  • Mejora la vida sexual de los hombres (la vitamina D estimula la testosterona)

Cómo tomar baños de sol terapéuticos

Para beneficiarnos de la Helioterapia y no perjudicarnos, los baños de sol terapéuticos deben ser con moderación y no caer en el típico error de “más es mejor” porque el efecto será el contrario. No olvidemos que uno de los cánceres más extendidos (el cáncer de piel) se debe por exceso o inadecuada exposición al sol.

Normas básicas

  • No tomar baños de sol en las horas de mayor intensidad solar como son entre la 12:00 y 16:00 horas, especialmente en los meses de verano. Empezar su tratamiento de helioterapia progresivamente con sesiones de menos de 15 minutos e ir aumentando gradualmente el tiempo de exposición. Cuando se lleven 10 días se puede llegar a un máximo de 50 minutos. En el caso de los niños la piel es más sensible y el tiempo de exposición debe ser menor.
  • Proteja la cabeza y los ojos con gafas de sol y su piel con cremas protectoras según su tipo de sensibilidad y no se exponga demasiado. Aunque tome las anteriores precauciones un baño de sol debe ser relajante pero estimulante, si lo deja muy abotargado es que se ha excedido. Finalizada la sesión, refrescarse con agua, comenzar por la cabeza, después restregando brazos, piernas, espalda y por último el abdomen.

Contraindicaciones de la Helioterapia

Hay casos en que los baños de sol no están indicados:

  • Falta de vitamina B12 (Anemia perniciosa)
  • Nefritis (inflamación del riñón)
  • Pleuresía serofibrinosas.
  • Enfermedad de Addison.
  • Alergia solar (actínica)
  • Cardiopatías graves.
  • Fotosensibilidad.
  • Hipertiroidismo.
  • Insomnio.

Si tiene alguna dudad con su salud y la conveniencia o no de tomar baños de sol, consulte con su médico que será su mejor guía.



Valoración

Helioterapia o baños de sol
4 (80%) 1 vote
picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »