Consejos para adquirir hábitos de vida saludable

Consejos para adquirir hábitos de vida saludable

En este artículo encontramos consejos muy útiles para adquirir unos hábitos de vida saludables, indispensables para disfrutar de una vida y salud plenas.

7653854

La salud es un derecho y una obligación. Se conquista con los pequeños actos de cada día, es por tanto responsabilidad de cada uno ya que con nuestros hábitos y costumbres de vida la creamos o la malgastamos.

Vamos a resumir una serie de consejos básicos fomentadores de unos hábitos de vida saludable:

La calidad del aire que respiramos

Es nuestro principal alimento. La calidad del aire que respiramos es muy importante. Las personas que viven en grandes ciudades deberían hacer excursiones a la naturaleza, de forma regular para compensar ese déficit de oxígeno y aire limpio y puro.

Agua

El agua es nuestro segundo alimento en importancia, es la esencia y la fuente de la vida. Sin ella la vida es imposible. No hay ninguna función corporal que no dependa del agua. De hecho un cuerpo saludable es un cuerpo hidratado. Si nuestro nivel de hidratación corporal no es el óptimo, no podemos evitar la sedimentación de los materiales metabólicos de desecho y con ellos la aparición de la toxemia que dará lugar a la enfermedad.

Deberíamos beber un agua lo más pura posible. EL agua pura se compone de oxígeno e hidrógeno, y eso descarta totalmente el agua del grifo, la cual está contaminada por cloro, metales pesados, nitratos y muy cargada con sales minerales inorgánicas.
Asimismo el agua mineral, tampoco es la mejor, muchas están saturadas de minerales. Lo ideal sería un agua de baja mineralización o mucho mejor tener en casa un aparato destilador purificador que elimine todos los minerales y contaminantes que lleva.

Para una vida saludable necesitamos agua “saludable”

Alimento para una vida saludable

Alexis Carrel demostró que nuestras células son inmortales si las mantenemos en un medio limpio, y lo que realmente provoca el envejecimiento es la suciedad y contaminación del medio en el que viven, por tanto si nuestro cuerpo está interiormente sucio nuestra sangre también lo está.

“Sangre pura mantiene nervios sanos, sangre impura debilita al sistema nervioso hasta paralizarlo por intoxicación”
Manuel de Lezaeta

La mejor forma de mantener limpio nuestro organismo es en primer lugar, no ensuciando, importante vigilar lo que nos metemos por la boca, hay que seleccionar el alimento que ingerimos, es decir impidiendo que ciertos comestibles no saludables entren en nuestro organismo, como alimentos procesados, que están cargados de aditivos de todo tipo, así como el azúcar, café, chocolate, pasteles, dulces, embutidos, pre-cocinados, bollería industrial, medicamentos, etc. que acidifican nuestro cuerpo.

En segundo lugar dando un predominio a alimentos que den vida que son los alimentos crudos: frutas, verduras, ensaladas, frutos secos preferentemente sin sal, legumbres, cereales sin refinar, un poco de proteína, pero sin abusar como pescado, huevos, etc.

Los hábitos de vida saludable incluyen prestar mucha atención a todos los alimentos que ingerimos.

“Tú eres hoy el resultado de lo que comiste ayer.
Mañana serás según comas hoy” Alexis Carrel

Movimiento

Vida es movimiento y cuanto menos nos movemos menos vivos estamos. El corazón como cualquier músculo, si no se usa lo suficiente se hará pequeño y débil. El ejercicio aumenta mucho la eficacia con que el corazón impulsa la sangre y con ella el oxígeno y demás nutrientes a todos los rincones de nuestro organismo.

La práctica habitual de ejercicio de intensidad moderada nos confiere más calidad de vida, fortalece nuestros huesos y eleva nuestro estado de ánimo.

Si incorporamos algo de ejercicio a nuestra rutina habitual, pronto constataremos sus beneficios lo que hará que anhelemos su práctica

Una vida saludable sin un poco de ejercicio no es posible.

Sueño y descanso

Cuando dormimos nos re-vitalizamos ya que nos re-cargamos de energía. Si no tenemos suficiente energía vital porque no dormimos lo suficiente nuestro cuerpo no tiene la capacidad suficiente para efectuar sus labores de mantenimiento y depuración.

Asimismo cuanto más intoxicado esté un organismo tanto mas difícil resultará dormir y descansar por la noche. Por tanto el no dormir favorece la toxemia y la toxemia no permite un dormir plácidamente.

Desde el punto de vista de la calidad del sueño, las 2 horas anteriores a las 12 de la noche son más valiosas y productivas que las posteriores en cuanto a regeneración y recarga vital. Lo que quiere decir que dormir de 10 a 6 de la mañana es mucho más efectivo que dormir de 12 a 8. Todo está regido por biorritmos y ritmos circadianos y nuestro cuerpo no es una excepción.

Pensamiento y emociones. El buen pensar y sentir

Estudios científicos realizados han descubierto que más de la mitad de los pensamientos que tiene una persona son despectivos con respecto a sí misma y a los demás.

Cada vez que nos observemos proyectando nuestra mente en el pasado, recordando experiencias dolorosas o en el futuro, anticipándonos a problemas que aún no han llegado, no estamos en el momento presente, lo que nos acerca a la enfermedad al bajar nuestra vibración energética.

La salud, en primer término, es un estado de la mente. Todo empieza en la mente y si se mantiene el tiempo suficiente acaba afectando al cuerpo. Y lo invisible se acaba haciendo visible.

La única forma de controlar nuestra vida es controlar nuestra forma de ver la vida, controlando nuestros pensamientos controlaremos nuestras emociones. Siempre que nos asalte un pensamiento negativo, tenemos la opción de modificarlo por otro pensamiento o idea más favorecedora de un estado de paz y tranquilidad y de esta forma habremos controlado la emoción negativa, que como todos sabemos tiene la potencia suficiente como para dejar K.O. (Knock Out) a nuestro sistema inmunológico, el gran sanador que todos llevamos dentro.

Amigos

La amistad y unas sólidas relaciones sociales hacen que nos sintamos apoyados y en consecuencia mejoran nuestra salud mental y física.

Incluir entre los hábitos de vida saludable unas buenas relaciones nos harán disfrutar mucho más de la vida y eso influirá positivamente en nuestra salud.

Hidroterapia para una vida saludable

Es la utilización del agua como agente terapéutico. Es un instrumento valiosísimo en el tratamiento de enfermedades. Baño de asiento, el baño vital, la fricción fría, el cepillado en seco, paños o compresas derivativas y la sauna y el baño turco, todas ellas prácticas importantísimas para estimular nuestra fuerza vital: curarse, depurarse, conservar la salud y evitar la enfermedad.

Síntesis

Toda la fisiología de nuestro cuerpo (digestión, circulación, asimilación, excreción, depuración) depende de nuestro nivel de energía, y mucho más aún en el caso de personas enfermas.

El cuerpo siempre se esfuerza hacia la salud, lamentablemente muchos impiden ese proceso, disipando su energía vital.
La energía se regenera por medio de todos los hábitos saludables que acabamos de comentar.

La energía se disipa con una mala alimentación, trasnochando, tomando alcohol, drogas, medicamentos, fumando, con excesos de todo tipo: trabajo, comida, sexo, hábitos nocivos, estados mentales de preocupación y pensamientos deprimentes, y con todo aquello que nos cause “malas vibraciones” ya sea una persona, una situación, un programa de tv o una película.



Valoración

picture-604.jpg
María Pina Prieto
Músico-Terapeuta, Naturópata, profesora de Biodanza.
Investigadora sobre la relación entre pensamiento y sentir, y su repercusión en las enfermedades.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »