Consejos para la práctica de meditación

Consejos para la práctica de meditación

Este artículo nos ofrece una guía de meditación que nos ayudará si queremos iniciarnos en la práctica de la meditación obteniendo todos sus beneficios.

3475837

Guía de meditación

Seguir esta guía de meditación te ayudará a meditar con más facilidad:

  • Siéntate en un lugar tranquilo, en silencio, en una postura confortable e inmóvil, con la espalda y el cuello erguidos, y con la cara al norte o al este para beneficiarte de estas energías.
  • Las rodillas deben estar mas bajas que la pelvis para que esta bascule hacia delante y la espalda pueda mantenerse recta en equilibrio sobre el sacro.
  • Puedes mantener las manos sencillamente encima de las rodillas o en el regazo con las palmas hacia arriba, una encima de la otra. Deja caer los párpados cerrando los ojos.
  • Respira profundamente durante cinco minutos para oxigenar el cerebro. Mantén la respiración rítmica, de forma inaudible y sin forzar: primero inhalas, luego sostienes el aire y finalmente exhalas. La regulación de la respiración controla, también, el fluido del prana (energía vital) El metabolismo, las ondas mentales y la respiración se irán ralentizando progresivamente.
  • Al principio de esta práctica de meditación deja correr la mente, que saltará de una cosa a otra pero acabará por concentrarse finalmente. No fuerces la mente tratando de calmarla. Si lo haces surgirán ondas mentales adicionales que obstaculizarán la práctica de la meditación.
  • Selecciona un punto focal en el que reposar la mente cuando se canse. Puede ser el Ajna Chakra (en el entrecejo) para aquellas personas predominantemente intelectuales o el Anahata Chakra (en el corazón) para aquellos que son más emocionales. Nunca cambies este punto focal.
  • Durante esta guía de meditación repite tu mantra mental y oralmente. Si no tienes un mantra propio puedes usar “OM”. Quienes prefieran una deidad personalizada pueden usar “RAM” o “SHYAM”. La repetición mental es más poderosa. Recurre a la repetición oral si te adormeces. Nunca cambies tu mantra.
  • La repetición del mantra te conducirá en tu práctica de meditación al pensamiento puro, en el que se funden el pensamiento y el sonido, y en el que no queda ninguna conciencia del significado. Este es el estado sutil de dicha trascendental, aún con dualidad. Cuando la dualidad desaparece, se alcanza el Samadhi. El Conocedor, el Conocimiento y lo Conocido se convierte en el mismo.

Consejos para la práctica de meditación

  • El estado mental de la mañana es ideal para meditar. Lo mismo sucede al atardecer. La temperatura ambiental y la energía a esas horas es ideal para sumergirse en el estado de serenidad y contemplación que requiere la meditación.
  • Es importante establecer una rutina para la meditación, seleccionar un lugar especial y meditar siempre a la misma hora y en el mismo lugar.
  • La meditación, sobre todo al principio, es un ejercicio de paciencia, de constancia y, según los casos, conviene practicar en grupo para evitar el desánimo y, a ser posible, con alguien que corrija la postura y fije las pautas a seguir.
  • Comienza tu práctica de meditación con períodos de veinte minutos hasta aumentarlos hasta una hora.
  • Antes de empezar tu meditación ordena a tu mente que permanezca calmada y olvide el pasado, el presente y el futuro.
  • Las manos, consideradas como una extensión de nuestro cerebro, sirven para reforzar la expresión y mostrar el estado de ánimo. Su posición durante la meditación es muy importante; se debe procurar una posición simétrica y simbólica por medio de un mudra (gesto tradicional de las manos durante la meditación).

Los mudras más importantes en la guía de meditación son

  • Mudra de la sabiduría (en el yoga), con las manos sobre las rodillas, palmas hacia arriba y dedos extendidos, salvo pulgar e índice que rozan sus yemas al formar un círculo.
  • Mudra del vacío o cósmico (en el zen), formando un óvalo con las palmas una encima de la otra y los dedos pulgares rozando sus puntas.
  • Mudra del respeto o saludo, con las palmas juntas a la altura del pecho (este mudra no se suele mantener durante la meditación, sirviendo únicamente para iniciarla y finalizarla).


Relacionados

  • Mantras para meditarMantras para meditar Algunas personas utilizan los Mantras para meditar pero ¿qué tienen, realmente, de […]
  • Visualización CreativaVisualización Creativa La Visualización Creativa no es nada esotérico ni complicado sino se basa en tener a […]
  • Meditación VipassanaMeditación Vipassana La Meditación Vipassana, es una técnica de meditación budista. Su práctica nos ayuda a […]
  • Ejercicios de mindfulnessEjercicios de mindfulness Practica Atención Plena. Fúndete en el momento presente. Te presentamos varios […]

Valoración

Autor: Daya Kaur

Sin descripción.

Anterior artículo »
Siguiente artículo »