¿Cómo podemos evitar el exceso de carbohidratos?

¿Cómo podemos evitar el exceso de carbohidratos?

Mucha gente no sabe que es importante evitar el exceso de carbohidratos o hidratos de carbono así que explicaremos porqué es importante y cómo hacerlo.

exceso-de-carbohidratos

Cuando se es adicto a los hidratos de carbono

Hay personas que, si te tienen confianza, acaban explicándote que se sienten como drogadictos respecto a los hidratos de carbono. Que es una compulsión que les hace comer sin ningún tipo de control durante todo el día. Pan, pasteles, refrescos, frutas, arroz, snacks, patatas fritas y todo un sin fin de hidratos.

¿No será que no tienen voluntad?

En la mayoría de casos la persona manifiesta que no puede resistirse. Sabe que come de forma desorganizada, sin criterio y que le va fatal para la salud, para el peso, etc. Como, además, no puede evitarlo su autoestima se va por los suelos. Se siente culpable, eso le genera más ansiedad y la ansiedad le hace comer más. Es el pez que se muerde la cola.

Causas de la adicción a los hidratos de carbono

La causa principal es un desajuste hormonal. En la mayoría de casos empieza como consecuencia de una ataque de ansiedad. El cerebro empieza a “devorar” glucosa a marchas forzadas, nos baja la glucosa rápidamente y nos lanza la orden de comer un hidrato para reponer esa falta.

Nos tomamos un dulcecito y nos sentimos mejor. Si el motivo de nuestra ansiedad no desaparece se vuelve a repetir la demanda de hidratos. El problema es que cada vez que tomamos un dulce, un snack (aperitivos tipo chips, patatas fritas, etc.) o un refresco azucarado nos sube mucho la glucosa.

Entonces el cerebro dice “ahora tengo demasiada glucosa” … y se pone en marcha la insulina. Ahora nos baja la glucosa, el cerebro vuelve a pedir, comemos dulce, la insulina nos la baja… y nos pasamos el día sin parar de comer.

¿En qué acaba esto?

El exceso de carbohidratos y las subidas y bajadas de glucosa terminan desequilibrando nuestra insulina y los niveles de serotonina. Cada vez necesitamos comer más carbohidratos para notar un subidón de glucosa y con ello de energía y de ánimo.

La consecuencia habitual es que nos pasamos el día con un sentimiento de insatisfacción, hambre, y culpabilidad por no poder controlarnos.

Evidentemente, terminamos por engordarnos, no ir al baño, tener cada vez más ataques de ansiedad y “fabricando” colesterol por un mal metabolismo de los hidratos de carbono (y de las grasas que llevan los dulces).

¿Cómo podemos evitar el exceso de carbohidratos?

  • Reduce la cafeína. Evita el café, té, mate y refrescos con Cola. Verás como desciende tu nivel de ansiedad en pocos días.
  • Elimina el azúcar blanca y la miel. Prueba otros endulzantes como las melazas, el agave y la Stevia. En general, cuantos menos endulzantes mejor.
  • Aumenta las proteínas de tu dieta (pescado, huevo, queso, carnes blancas, germinados de soja, legumbres, tofu, seitán o gluten, Quorn, tempeh, etc.). En cambio baja la cantidad de arroz, patata, pasta, fruta, pan. Por ejemplo si quieres comer pasta, pon solo medio plato de pasta y, en cambio, pon más proteína y verduras. Te sentirás más saciado y no harás esas subidas y bajadas de glucosa.
  • Aumenta la fibra. Su función no es solo la de ayudarnos a ir al baño sino que también nos ayuda a absorber más lentamente la glucosa y las grasas. Añadir salvado de avena o semillas de lino molidas sobre la comida (una cucharada sopera), dos veces al día, hará que necesites comer menos. Los cereales que sean integrales ya que son mas saciantes que los blancos o refinados. Las verduras también nos pueden ayudar. Como tentempié la fruta es una buena alternativa a las galletas y refrescos.
  • Bebe más agua. Cuando el cuerpo está estresado necesita más líquido. A veces, podemos confundir sed con hambre. Bebe de 2 a 3 litros de agua al día.
  • Come poco a poco y mastica bien la comida. Si no cumplimos estás pautas nunca tenemos la sensación de saciedad ya que la digestión comienza en la boca gracias a un enzima llamado Ptialina. Algunos especialistas dicen que el cerebro tarda 15 minutos en recibir la orden de saciedad, del estómago. Si comemos en 4-5 minutos, nos quedamos con hambre.

Fitoterapia y suplementos

  • Tomar una infusión de Stevia y Pasiflora puede sernos de gran ayuda para evitar el exceso de carbohidratos. Por un lado la Stevia regula los niveles de glucosa y, por otro, la Pasiflora nos calma la ansiedad. Podemos tomarla dos veces al día. Ideal a media mañana y media tarde.
  • El Picolinato de cromo es un nutriente que también regula la glucosa. Un comprimidos antes de comer y cenar suele funcionar muy bien.

Consultar estos consejos con vuestro especialista.

Otros consejos

  • Encuentra la causa real de tu ansiedad. Puede ser por un motivo emocional, laboral o cualquier tema que te preocupe. Reflexiona sobre el tema y trata de encontrar la solución adecuada. Si es necesario, pide ayuda a un psicólogo o terapeuta. Te darán las herramientas para buscar el enfoque adecuado al tema.
  • Practica ejercicio físico (al principio moderado). Ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad. Regula los niveles de insulina y el cuerpo no necesitará comida con urgencia.
  • Busca la felicidad en otras cosas que no sea comida. Recupera tus aficiones y todas aquellas actividades que te daban satisfacción. Vuelve a leer, queda con los amigos, sal a pasear, etc.


Valoración

Evitar el exceso de carbohidratos
4.5 (90%) 2 votes
josep-arnau
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »