Relación entre estrés y envejecimiento

Relación entre estrés y envejecimiento

Si el estrés acelera el envejecimiento es una cuestión que preocupa a muchas personas que quieren llegar a una longevidad sana, sepa cómo revertirlo.

600997

¿Es cierto que el estrés acelera el envejecimiento?

Es una cuestión demostrada por diversos estudios, como el de las sustancias químicas que libera nuestro cuerpo en estado de estrés (entre ellas principalmente el cortisol), que en periodos cortos es positivo pero en periodos largos y de mucha intensidad es perjudicial para el organismo. Así como hay una asociación entre el estrés y una gran cantidad de enfermedades crónicas tan graves como las cardiacas o la arterosclerosis, una de las mayores causas ya no de envejecimiento sino de mortalidad.

Cómo acelera el estrés el envejecimiento

Con el estrés no sólo el aumento de cortisol es causante de una aceleración del envejecimiento, sino también el aumento de otras sustancias, como la epinefrina, más conocida como adrenalina, entre muchas, que causan mayor oxidación celular interfiriendo en la producción de la insulina y otros sintetizadores de nutrientes, que aumentan la absorción de azúcar y lípidos en sangre, así como en la producción de hormonas como androstenediona, testosterona, estrona, estradiol, y estriol.

Todo esto produce primero un estado de excitación, irritabilidad, tensión nerviosa y muscular y luego cansancio, pérdida de energía, apatía, estados depresivos y una merma en las defensas del cuerpo que lo vuelven más sensible no sólo a los virus y bacterias sino al cáncer, conllevando un mayor deterioro de todas las funciones principales del organismo y que pueden dar comienzo a un envejecimiento prematuro.

¿Es reversible el envejecimiento por estrés?

Sí, es reversible el envejecimiento por estrés, pero debemos decir que, si no se ha pasado cierto límite, lo es totalmente o casi completamente, siempre que no se haya dañado el organismo con alguna enfermedad crónica.

Pero aún en esos casos pueden paliarse las secuelas de esta enfermedad, así como producirse un rejuvenecimiento dentro de los deterioros producidos por el estrés.

La capacidad de recuperación del organismo es excelente y es incluso apreciable a simple vista sin llegar a extremos. Por ejemplo, podemos ver como una persona que pasa por un momento muy estresante en meses parece envejecer algunos años, mientras que si regresa de unas vacaciones reponedoras de un mes llegará visiblemente rejuvenecido, lo que es un reflejo de lo que ocurre en el interior del organismo.

Cómo revertir el envejecimiento prematuro por estrés

Para revertir este proceso lo primero que se ha de hacer es apartarse de las fuentes de estrés en lo posible, pero si esto no es realista aprenda a controlarlo. Recurra a ayuda externa con personas que enseñan cómo gestionar el estrés, aprenda técnicas de relajación, procure encontrar un espacio para hacer actividades que le satisfagan y le desconecten de ese estado.

Cuide su alimentación para permitir que su cuerpo se recupere, una alimentación alta en vegetales frescos con preponderancia en el pescado sobre la carne, con pocos azúcares, grasas, productos procesados y carnes rojas y nada o lo mínimo en alcohol y tabaco.

Practicar alguna actividad física que le plazca con asiduidad y compartir el tiempo con sus seres queridos. Todo esto está demostrado que tiene un efecto rejuvenecedor sin recurrir a grandes fórmulas.

Nuestros consejos

Para saber más del estrés, reconocer sus síntomas, qué tipo de estrés padece y cómo controlarlo, le recomendamos nuestro apartado “Control de estrés”en la sección “Vida sana”.Así como el artículo “El cortisol, la hormona del estrés” donde encontrará métodos naturales para controlarlo dentro en organismo.



Valoración

Estrés y envejecimiento
5 (100%) 1 vote
picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »