Síntomas del Estrés crónico

Síntomas del Estrés crónico

El estrés crónico es “una epidémia de la Sociedad moderna” que realmente tiene efectos negativos sobre la salud; Conoce cuáles son sus principales síntomas.

4303455

Causas del estrés crónico

Todos sabemos ya lo que es el estrés, quien no tiene a diario pequeños sucesos que nos estresan: perder el metro y llegar tarde al trabajo, una reunión de vecinos a la que no nos apetece ir, una visita de la suegra, una caldera estropeada, etc.

Otra cosa muy distinta es el estrés crónico. Los factores estresantes crónicos consisten en problemas, amenazas y conflictos con una elevada duración en el tiempo que la mayor parte de la gente se encuentra en sus vidas diarias.

Podemos varios  tipos de estresores crónicos:

  • Por sobrecarga. Hablamos por ejemplo de roles profesionales o de personas que cuidan de algún familiar gravemente impedido.
  • Conflictos interpersonales. Se dan entre personas que interactúan entre sí, por ejemplo esposo y esposa, padre e hijo, empleado y jefe, etc.
  • Incompatibilidad entre las demandas laborales y las familiares.
  • Problemas económicos como paro de larga duración o una hipoteca abusiva.
  • Otro tipo de condiciones o problemas como padecer una enfermedad grave.

Consecuencias del estrés crónico

Las consecuencias del estrés a largo plazo vienen dadas por el mantenimiento en sangre de unos niveles altos de cortisol (la hormona del estrés).

Esta hormona es necesaria para mantenernos activos y junto con la melatonina, delimita nuestro ritmo circadiano o reloj biológico. Una persona sana fabrica cortisol con la luz solar y cuando se va el sol, cae el cortisol y fabricamos melatonina (la hormona del descanso). El problema es que con el estrés crónico los niveles de cortisol no bajan, suben más de la cuenta o no bajan hacen tanto como deberían.

Los síntomas más habituales son

  • Alteraciones de sueño, como pesadillas, insomnio o exceso de sueño.
  • Pérdida de la memoria.
  • Colon irritable o dolor abdominal.
  • Migrañas.
  • Contracturas musculares.
  • Defensas bajas con mayor propensión a infecciones.
  • Fatiga.
  • Cambios de ánimo, irritabilidad, depresión y ansiedad.

Además, el estrés crónico es un factor de riesgo para la diabetes, enfermedades coronarias y aumento de peso.

Recomendaciones para hacer frente al estrés crónico

Está claro que lo ideal sería eliminar los factores estresantes pero muchos de ellos (un familiar enfermo o dependiente, una mala situación económica, etc.), no dependen de nosotros.

Así que vamos a centrarnos en aquellas cosas que sí que podemos cambiar

  • Aprender técnicas de asertividad.
  • Melatonina para descansar mejor.
  • Hierbas relajantes como pasiflora, valeriana, amapola roja, lúpulo o espino blanco.
  • Hierbas adaptógenas como rhodiola, aswaghanda o eleuterococo.
  • Ejercicio moderado.
  • Acupuntura.
  • Reflexología podal.
  • Flores de Bach.
  • Yoga.
  • Meditación.
  • Otros: tomar baños relajantes con aceite esencial de lavanda o de mandarina, leer algo entretenido que nos evada de los problemas, escuchar música, etc.


Relacionados

Valoración

picture-1259.jpg
Yhanna Sánchez
Terapeuta diplomada en Naturopatía y Acupuntura. Técnico superior en diagnóstico clínico. Redactora y ponente en talleres de salud natural, nutrición y belleza.

 

Anterior artículo »
Siguiente artículo »