Como mantener el equilibrio en la pareja

Como mantener el equilibrio en la pareja

Sinceramente como lograr el equilibrio en la pareja es una cuestión sobre la que vale la pena reflexionar un poco ya que no es tan complicado como parece.

781718

Cuando empezamos una relación de pareja con otra persona, lo hacemos por amor. Estamos enamorados y en ese momento es que como si el mundo estuviese construido sobre una nube y todo fuese maravilloso.

Pero la realidad es que ese sentimiento tan generoso y especial no dura eternamente, tras unos meses debemos volver a la realidad. Tenemos que seguir trabajando, haciendo la colada y organizando nuestra vida.

Además del amor ¿qué buscamos en nuestra pareja?

Cuando nos planteamos como lograr el equilibrio en la pareja siempre hemos de ir al principio de la relación. Ante una nueva relación y casi desde el primer día, no buscamos solo el amor sino también muchas cosas más.

No quiere decir que todos busquemos lo mismo en la pareja, pero sí buscamos algo: protección, compresión, apoyo, sinceridad, humor, diversión, cariño… podemos estar buscando una o muchas cosas en el otro, y es por esto que tarde o temprano exigimos algo.
Lo mismo le sucede a nuestra pareja y así, tarde o temprano, también esperará algo más de nosotros.

Aquellas personas interesadas en como lograr el equilibrio en la pareja deben de tener claro que para poder mantener una relación de pareja estable, satisfactoria y en armonía, ambos necesitamos cubrir nuestras necesidades mutuamente.

Cuando miro a mi pareja después de dos años de relación, lo que necesito ver es que es la persona que me aporta lo que yo necesito. Si cuando le miro no encuentro eso, el amor se convierte en un sentimiento de rabia y de frustración que puede poner fin al gran cariño con el que empezó todo el idilio.

Pautas para lograr un buen equilibrio en la pareja

  • Si quiero lograr algo de mi pareja, no puedo dejarlo a su imaginación o que llegue a descubrirlo por sí mismo. No somos adivinos de la mente del otro y por lo tanto tampoco el otro lo es de nuestra mente. Si quiero o espero algo, lo más justo es decírselo para que pueda cumplir mis deseos.
  • No puedo esperar recibir continuamente. Si quiero lograr algo de la otra persona también tengo que dar para que se sienta igualmente satisfecho y feliz a mi lado y ambos nos encontremos acordes el uno con el otro.
  • La otra persona no suele tener las mismas necesidades que yo. Como decíamos cada persona espera lograr cosas diferentes de su amado y sólo cuando escucho lo que quiere y necesita podré dárselo con la seguridad de estar aportando algo realmente importante.
  • Las cosas importantes en pareja no suelen ser materiales. Si lo son es porque no hay demasiado amor. Lo que suele llenar son pequeños gestos que nos demuestran que le importo a la otra persona. Para unos será la generosidad de dejarme ver el partido de baloncesto en casa con mis amigos y para otros será el que me consueles cuando lloro y me escuches. Como lograr el equilibrio en la pareja no es, por suerte, una cuestión de tener o no tener más dinero.
  • Si no aporto lo que el otro está necesitando es como si no diese nada. Por eso si yo estoy buscando pasar más tiempo contigo, no sirve de mucho que la otra persona disculpe su ausencia con un regalo muy caro. Esto no suele tener un efecto demasiado positivo y de seguir existiendo la relación se volvería muy interesada.
  • Es necesario cuidar siempre la relación. Sólo por haber hecho una conquista, no significa que pueda dormir y darlo todo por ganado. Si no cuido día a día de mi relación no existen garantías de estabilidad.
  • No es necesario que siempre entendamos la razón por la que nuestra pareja nos pide las cosas que nos pide. Hay veces que no llegamos a entendernos en esos niveles, pero siempre tenemos que respetar sus sentimientos. Si yo ahora necesito un abrazo, es posible que tú no lo entiendas, pero si es importante para mí, es un deseo que puede ser respetado y tenido en cuenta, puesto que tampoco supone tal sacrificio para el otro.
  • No debemos renunciar nunca a nuestra personalidad, nuestro modo de ser, y desde luego a determinadas pasiones. Para lograr un buen equilibrio en la pareja hay que ceder, pero no todo de uno mismo. Si dejo cosas vitales por el camino para lograr estar con alguien, tarde o temprano le lo echaré en cara. Las renuncias han de ser meditadas.
  • Igual que doy tengo que ser claro y concreto a la hora de pedir cuando yo demando algo del otro.

Si los dos miembros de una pareja tienen amor y reciprocidad entre ellos, su relación tiene muchas más posibilidades de ser satisfactoria y podrán ir evolucionando juntos.

Estas pautas o consejos son, realmente, indispensables cuando buscamos como lograr el equilibrio en la pareja.



Valoración

picture-1244.jpg
Lourdes Cruz
Psicóloga empática, me gusta escuchar a los demás y contribuir al desarrollo personal.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »