Prevención de las enfermedades hepáticas

Prevención de las enfermedades hepáticas

Las enfermedades hepáticas no deben de tomarse a la ligera ya que el hígado es un verdadero laboratorio que realiza una infinidad de funciones vitales.

9729015

Etiología o causas de las enfermedades hepáticas

  • El origen de las enfermedades del hígado o hepáticas puede ser muy diverso:
  • Producidas por virus (como en el caso de los diferentes tipos de hepatitis)
  • Relacionadas con las enfermedades venéreas o Enfermedades de Transmisión Sexual.
  • Por malos hábitos de vida (dieta, alcohol, drogas, etc.)
  • Como efecto secundario de algunos medicamentos.
  • Por ingestión de productos tóxicos o venenos.
  • De origen genético.

Síntomas de las enfermedades hepáticas

Al tratarse de diferentes dolencias, aunque ataquen al mismo órgano, por lo general tienen una sintomatología muy característica.

Algunos de estos síntomas más comunes a las enfermedades del hígado son:

  • Ictericia (tono de la piel amarillento)
  • Niveles altos de transaminasas.
  • Problemas digestivos y vómitos (a veces con sangre).
  • Cansancio.
  • Problemas mentales (juicio o lenguaje incoherente, fallos de la memoria, cambios de humor o ataques de ira, incluso alucinaciones, etc.)
  • Problemas motrices (torpeza, movimientos descoordinados, desequilibrio, etc.)
  • Dolores de cabeza pertinaces (sobre todo cuando la causa es debido al abuso del alcohol).

Prevención de las enfermedades del hígado

En principio no hay especificaciones concretas que tengan que seguirse en la prevención de las enfermedades hepáticas. Excepto en los casos de las Hepatitis B y C que entran entre las enfermedades venéreas, cuya prevención pasa por el uso del preservativo y no automedicarse para no exponer el hígado a tóxicos en demasía.

Por lo demás no abusar del alcohol, tabaco y mantener una dieta sana y, de vez en cuando, depurarlo con alguna de las recomendaciones de nuestra sección dedicada a las enfermedades del hígado. Así como tratar cualquier afección hepática que se padezca para que no se complique o se convierta en cancerígena.

Diferentes tipos de enfermedades hepáticas

  • Piedras en la vesícula biliar: Se forman por la sedimentación de los componentes de la bilis. El tamaño y consistencia de las piedras es variable.
  • Hígado graso o esteatosis: Enfermedad del hígado caracterizada por acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas.
  • Cirrosis hepática: Es la consecuencia de dañar el hígado durante años, caracterizada por acumulación de fibrosis en el tejido hepático.
  • Colecistitis: Inflamación de la pared de la vesícula biliar y del revestimiento abdominal circundante, debida a la presencia de cálculos.
  • Hepatitis: Es una enfermedad infecciosa de tipo vírica.

Interpretación emocional de las enfermedades del hígado

El hígado representa el purificador de las emociones negativas en el cuerpo destacando la ira, la intolerancia y la impaciencia.

Emoción positiva de las enfermedades del hígado

Evitar la acumulación de sentimientos negativos y afrontarlos sin sentir culpa ni juzgarse por sentirlos en un momento dado, lo que es parte de ser humano.

Acepto los sentimientos negativos que fluyen en mí y los dejo marchar, ni los rechazo ni me recreo en ellos. Para que entren los sentimientos positivos y pueda recibir los de la gente que me rodea y quiere.

Nuestros consejos

Le recomendamos que vea toda nuestra sección dedicada a las enfermedades hepáticas, con artículos individualizados sobre cada una de ellas y en los que encontrará nutrición, remedios y terapias naturales para cada una de las dolencias hepáticas.



Relacionados

Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »