Elaboración de Cosméticos Caseros

Elaboración de Cosméticos Caseros

En este artículo encontrarás explicaciones para la elaboración de cosméticos caseros utilizando plantas y productos naturales, siempre a nuestro alcance.

583443

El listado de plantas y productos naturales es increíble, podrás hacer tus propios cosméticos caseros para estar siempre guapa, no saber hacerlos ya no podra ser mas, una escusa.

Productos naturales para la elaboración de cosméticos caseros

  • Germen de Trigo: la toma diaria de aceite de germen de trigo obtenido por primera presión en frío, es indispensable para la salud general y concretamente de la piel ya que tiene un alto contenido en ácidos grasos insaturados y es muy rico vitamina E.
    En cualquier tratamiento estético, o toda persona que quiera lucir una bonita piel, es indispensable tomar una cucharadita al día durante un mes, dos o tres veces al año. Aportará tono a la piel y nos mantendrá el cabello sano. Si en verano queréis ser la envidia del bronceado, tomad cada mañana una cucharadita de germen de trigo de primera presión en frío.
  • Karité: la Manteca de Karité proviene de las nueces del Karité, este árbol crece en las sabanas de numerosos países del África central. Los frutos son del tamaño de las nueces. Después de la cosecha, los frutos se extienden al sol durante un cierto tiempo, se sacan de su envoltura y al final se prensan en frío. De este modo se obtiene la sustancia grasa.
    El Karité actúa dando una gran protección a la piel contra las agresiones exteriores y los rayos del sol, por lo que es ideal como crema solar.
    Tiene propiedades suavizantes y nutritivas, activa la regeneración de la piel y evita la formación de estrías.
    La Manteca de Karité se puede aplicar sobre la piel de las mucosas y la zona de los ojos.
    Muy apropiada para las pieles secas, grasas y pocos hidratadas y pieles que se pelan muy a menudo, (descamaciones, dermatitis)
    Es ideal también como crema para los labios.
  • Prímula (Onagra): el aceite de Prímula, el conocido onagra, es uno de los aceites más importantes para el cuidado de la piel que nos brinda la naturaleza.
    Es muy rico en ácido gammalinoléico que es un precursor directo de las prostaglandinas (las hormonas) Este aceite es un regulador del sistema hormonal, su regular ingestión, de dos a tres veces al año durante veintiún días seguidos, ayudará en casos de eccemas, psoriasis y acné, pero además tiene una acción antienvejecimiento y propicia la regeneración de las arrugas de la piel.
  • Rosa Mosqueta: este aceite se obtiene por maceración de la flor de Rosa Mosqueta, proviene de los Andes y es un gran regenerador de la piel.
    Su aplicación directa sobre el rostro atenúa las arrugas, las marcas de acné y regenera las cicatrices.
    Sobre todo el cuerpo tiene una acción nutritiva y es muy aconsejable para regenerar las estrías.
  • Tea Tree o Árbol del Té: este aceite esencial proviene de Australia y se obtiene por destilación en alambique de las hojas del árbol Melaleucaalternifolia.
    Es el “curalotodo” para la piel, con muchas propiedades y sin ninguna toxicidad.
    Suele utilizarse en su estado puro como también en la elaboración de champús y geles de baño, por sus propiedades antisépticas y desinfectantes de la piel.
    También nos ayudará a tratar el acné. Para este caso es muy importante la limpieza diaria de la piel. Podemos poner cuatro gotas de aceite esencial de árbol del té en un algodón impregnado de nuestro tónico o agua floral, lavarnos bien la cara, después aplicar sobre los granitos una gota de aceite esencial del árbol del té puro.
  • Aceite de almendras: se obtiene por presión en frío de las almendras.
    En todas las composiciones cosméticas en las que esté presente, dotará al producto de propiedades suavizantes para la piel.
    En su estado puro, el cual se puede adquirir de gran calidad en las dietéticas, es ideal para realizar cualquier masaje ya que deja la piel muy suave e hidratada.
    Permite añadirle aceites esenciales, por lo que podemos escoger la esencia que más nos guste y elaborar nuestro propio aceite corporal añadiendo unas seis gotas a una cucharada sopera llena de aceite de almendras.
    Para los cabellos secos lo aplicaremos directamente, lo que les aportará brillo, suavidad y nutrición.
  • Aloe Vera: se obtiene de las hojas del cactus Aloe Barbadensis y por sus propiedades puede ser utilizado tanto a nivel externo como interno.
    Cosméticamente tiene multitud de aplicaciones y especialmente está indicado como:
    Antiinflamatorio, suaviza la inflamación de la piel.
    Analgésico, es interesante en casos de quemaduras o una exposición prolongada al sol.
    Regenerador, es un excelente cicatrizante para la piel.
    Antiséptico, destruye los microbios existentes en la superficie de la piel.
  • Caléndula: se obtiene por maceración, es un poderoso regenerador de la piel, ideal para las pieles muy sensibles y para los niños.
    Para evitar las irritaciones dérmicas y para hidratar el cuerpo añadir en la bañera el equivalente a una cucharada sopera.
    Indicado para la dermatosis, rozaduras y también como hidratante para después del baño.
  • Cáñamo (Cannabis sativa): el aceite de cáñamo se obtiene por primera presión en frío de los cogollos de la planta Cannabis Sativa. Es el aceite más rico en ácidos grasos esenciales, con porcentajes superiores al aceite de onagra o al sésamo y con un alto contenido en vit. E incluso superior al del germen de trigo.
    Todos los productos cosméticos que contengan esta planta en su composición tienen propiedades hidratantes, reafirmantes y regeneradoras de la piel.
    El aceite de cáñamo no contiene THC, la sustancia psicoactiva se encuentra en la resina de la marihuana por lo que no tiene ningún efecto secundario.


Relacionados

Valoración

picture-1074.jpg
Olga Casabayó
Regenta un centro de productos naturales y también es articulista de Enbuenasmanos.com
Anterior artículo »
Siguiente artículo »