El Tarot como Terapia

El Tarot como Terapia

Las imágenes del tarot y sus símbolos establecen un puente entre la mente consciente e inconsciente, pudiéndose aplicar como una terapia muy efectiva.

3100121

El Tarot como Terapia

El Tarot refleja el interior de la persona, su situación y tendencias. A través de él podemos ver significados recónditos de nuestra vida. El enfoque terapéutico del Tarot propende al uso de los arcanos como guías de autoconocimiento y diagnóstico, pero también como estímulos para nuestro subconsciente en la consecución de los cambios evolutivos tendentes a contrarrestar modelos negativos de conducta y más aún, las creencias limitantes y castradoras subyacentes.

Ya hemos dicho que el verdadero fin del Tarot es el autoconocimiento transformador. Los arcanos sugieren e inspiran un significado que nos orienta en tal sentido, nos permite hallar consejos para el bienestar y estimula nuestro progreso personal. Nos permite identificar aquello que nos causa dolor y retrasos y nos señala opciones para superarlos.

El subconsciente nos habla en imágenes

Este principio facilita el uso terapéutico del Tarot, ya que éste también se basa en imágenes, e imágenes arquetípicas, cuyas referencias se encuentran justamente en ese campo de la mente, lo que Carl Jung llamó el inconsciente colectivo. Por su parte, los sueños nos permiten distinguir lo que sucede en nosotros y a nuestro alrededor. Nos revelan nuestras necesidades, nuestros deseos escondidos y nuestros temores. Nos ayudan a saber qué está pasando en nuestro subconsciente e inconsciente, luego a conocernos mejor. Las facetas luminosas y oscuras de nuestra psique se manifiestan es toda su magnitud durante el sueño y a veces no nos reconocemos en ellos. El Tarot, con su lenguaje simbólico, nos muestra lo que debemos reconocer y quizá resolver.

Sueños y sí

Las imágenes del tarot y sus símbolos establecen un puente entre la mente consciente e inconsciente. De allí que observando las imágenes, e identificando lo que nos inspiran, podemos captar patrones de conducta que antes no veíamos o no reconocíamos.

Según Jung, el símbolo no oculta, sino enseña. Así que una palabra (o una imagen) es simbólica cuando significa algo más que su significado inmediato y obvio, tiene pues un aspecto inconsciente que nunca está definido con precisión o completamente explicado…

Por regla general el aspecto inconsciente de cualquier suceso se nos revela en sueños, donde aparece, no como un pensamiento racional, sino como una imagen simbólica y en muchas oportunidades confusa, inconexa o descontextualizada para nuestra mente racional. Esto se debe a un sentido críptico del símbolo, que sugiere de manera velada los contenidos mentales.

Aunque parezcan ser divagaciones de la mente, todo sueño tiene un valor como datos de nuestros contenidos inconscientes. Sabiendo esto podemos inducir sueños reveladores de nuestros contenidos inconscientes y lograr conectarnos con nuestra psiquis, con nuestros guías espirituales o maestro interno mediante la meditación en las cartas del tarot.

Ejercicio

Cada noche harás la elección de un arcano diferente. Dado que esto es un trabajo delicado pues toca los niveles inconsciente y subconsciente, es aconsejable que inicies la práctica con arcanos con los cuales no tengas reservas, temores o dudas; por ejemplo, comienza por El Mago. Para este ejercicio requieres las cartas del Tarot, una libreta sólo para este fin y lápiz, además de libros de Tarot o el artículo publicado en esta sección correspondiente al arcano seleccionado para esa noche.

Prepárate para dormir, pero antes lee las notas, textos o el artículo sobre El Mago, observa la carta. Visualízala, fija la imagen en tu mente de la manera más fiel posible. Cuando tengas esa imagen nítida y las ideas claras, disponte a dormir afirmando con seguridad:

“Me dispongo a dormir y soñar con El Mago. Él me revelará algo que debo hacer consciente. Por la mañana recordaré mi sueño de forma nítida”.

  • Coloca la carta de El Mago debajo de tu almohada o muy cerca de tu cabeza (en la mesita de noche, por ejemplo)
  • Relájate y visualízate penetrando en el espacio de la carta como si atravesaras un umbral. Mira la escena. El Mago ahora comienza a moverse, inspira el olor de las flores, la hierba fresca, camina hacia la mesa de El Mago. Déjate vencer por el sueño mientras lo haces. Estimulando tu mente con esta vivencia tendrás un sueño en el cual el arcano te hablará, te dará mensajes.
  • En cuanto despiertes, toma nota de las palabras, los símbolos, ideas y tema principal del sueño.

Es importante que sepas que tus impresiones y sentimientos acerca de este sueño son esenciales para un análisis profundo.

Ten presente que los personajes de nuestros sueños corresponden usualmente a distintos aspectos de nuestra personalidad. Si aparecen otros personajes además de El Mago, o la carta correspondiente, recuerda sus estados de ánimo, expresiones, palabras y acciones en el sueño, y compáralos con tus propios pensamientos, palabras y actos en la vida real.

Toma nota de los símbolos, los personajes y las emociones que aparecen repetidamente en tus sueños durante estas prácticas. Toma nota en tu “libreta de sueños” especificando el sentido y la importancia que les atribuyes.

Solemos olvidar fácilmente los sueños pues es como si ellos tratasen de volver al subconsciente. Por esto, si despiertas en medio de la noche y recuerdas un sueño, trata de anotar algo acerca de él, para poder recordarlo a la mañana siguiente.

No olvides que nuestros sueños pueden ser de gran utilidad, aunque no los entendamos en un primer momento.

La clave del éxito reside en la constancia, la disciplina y la apertura a la experiencia.



Relacionados

Valoración

El Tarot como Terapia
Marinela Ramírez
2.5 (50%) 2 votes
picture-1008.jpg
Marinela Ramírez
Terapeuta Holística, Directora Fundadora de la Escuela Superior de Tarot, Profesora de Tarot, Runas y Oráculo de la Sibila, Columnista y escritora.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »