¿En que casos nos puede ayudar un osteópata?

¿En que casos nos puede ayudar un osteópata?

El osteópata es el especialista, formado en Osteopatía, que nos puede ayudar a tratar problemas, especialmente osteoarticulares, de un modo natural.

1071131

¿Cómo definirías la osteopatía?

Es la técnica que trata las lesiones mecánicas con una alteración de la línea de gravedad junto con un desorden osteoarticular en el movimiento repetitivo, como puede ser una postura continua en el trabajo.

También un trabajo con un mismo movimiento prolongado en el tiempo puede llevar a una patología incapacitante por exceso de uso y desgaste de las estructuras de inserción musculares y articulares.

Esto derivará en desviaciones, rotaciones articulares, lesiones indirectas del tejido blando, como tendinitis, entesitis, bursitis, neuralgias, capsulitis, etc.

¿Cuál es el tipo paciente que acude al osteópata?

Toda aquella persona que encuentra más interesante el tratamiento de dolores musculares y osteoarticulares, cualquiera que sea la etiología, con esta técnica manual que con la terapéutica alopatía (medica) que incluye medicación antinflamatoria, relajantes musculares e incluso corticoides, que no todo el mundo tolera y en cualquier caso conlleva un riesgo secundario innecesario.

La osteopatía se diferencia del masaje en general, en que con el masaje solamente tratamos el tejido blando, aliviando de manera temporal la molestia, a veces parece que se soluciona el problema, pero es frecuente la recidiva del cuadro inicial.

La razón la encontramos en que solo hemos tratado la representación del problema, dejando sin tratar la verdadera causa, que no en pocos casos proviene de una rotación vertebral, o un simple desplazamiento que afecta a la inserción o enervación.

La osteopatía se encarga de reestructurar ese desplazamiento solucionando la verdadera causa, para posteriormente tratar la consecuencia el algia, a través del masaje de tejido blando.

¿Que patologías son más frecuentes en la consulta del osteópata?

  • Desordenes posturales.
  • Problemas de columna: escoliosis, cifosis, lordosis..
  • Determinados tipos de cefaleas y jaquecas
  • Posturas antiálgicas.
  • Acortamientos musculares.
  • Dismetrías pélvicas y de las extremidades inferiores.
  • Adherencias corporales de tejido conjuntivo.
  • Lesiones deportivas.
  • Biomecánica del deporte en la prevención de la lesión.
  • Prevención de lesión laboral, modificando el movimiento causante de la lesión.
  • Higiene postural y escuela de espalda para eliminar los malos hábitos y posturas.
  • Dolores de espalda: cervicalgia, dorsalgia, lumbalgia y lumbociatica.
  • Problemas musculares: contracturas y rigideces.
  • Problemas articulares: artrosis y artritis de rodilla, de hombro, de cadera, de muñeca, etc.

Se busca la causa… y la colaboración del paciente

Es muy interesante tener en cuenta este tipo de terapia a la hora de tomar la decisión de querer tratarse un tipo de problema que lleve tiempo dando guerra.

Con la osteopatía se mejora tanto con la propia sesión que incluye reeducación y masaje, como en los ejercicios y estiramientos que tendría que realizar el paciente para el mantenimiento de su patología y prevenir posibles recaídas.

Dependiendo de cada problema el osteópata le asesorará sobre los ejercicios y deportes más recomendados así como le avisará cuáles son los más perjudiciales para su problema específico.

Sesión de osteopatía

Todos somos candidatos a recibir una sesión de osteopatía, especialmente estructural. El osteópata es además un excelente observador biomecánico con capacidad de elaborar y estrechar la relación entre la actividad que nos está lesionando, la cadena muscular afectada la región de la columna que se ocupa de ese dermatoma y sus efectos a nivel psicológico. De esta manera la frecuencia de una y otra sesión pasa por:

  • Detectar el movimiento lesivo y ofrecer una alternativa.
  • Corregir los efectos de esta cadena lesional desde el tejido blando, muscular, articular y su correspondencia en la columna vertebral.
  • Recomendar determinado movimiento, auto-estiramiento, ejercicio… para mantener lo modificado en nuestra sesión o sesiones, las necesarias, espaciándolas progresivamente.
  • Una vez resuelta la representación física de la lesión, liberar la tensión mental viene por añadidura y esa función de confort mental la aporta el bienestar físico obtenido en la reafirmación de no padecer ya el problema es la función auto-curativa que tiene el cerebro.

Formación del osteópata

La Formación del osteópata pasa por cursar diferentes ciclos que incluyen aparato locomotor (osteopatía estructural) durante 2 años, osteopatía sacro craneal durante 1 año y osteopatía visceral 1 año. Hay diferentes escuelas que pueden distribuir de diferente manera estos contenidos.

En cada campo hay una sólida base teórica, anatómica y fisiológica además de formación en patología. Con contenidos específicos de derivaciones patológicas osteopáticas que son exclusivas de esta formación y llevan al profesional a ejercer acciones específicas de normalización articular, visceral o de tejido blando o conjunto de ellas para producir efectos favorables en el restablecimiento de la salud.



Valoración

picture-566.jpg
Emilio Vega Gil
Especialista en Desbloqueo, osteopatía, homeopatía y acupuntura. Doy cursos de quiromasaje, vendajes, ventosas, Mtc, biomagnetismo…
Anterior artículo »
Siguiente artículo »