El Delfín, el gran comunicador

El Delfín, el gran comunicador

El espíritu del Delfín nos invita a aprender a comunicarnos en libertad, un aspecto realmente esencial en el transcurrir de nuestra existencia.

19059797

El amigo de los hombres en el mar

El hermoso, grácil y gentil Delfín trae muchos mensajes a los hombres. El Delfín y sus saltos se asocian con el agua, la luna, el aire y el cielo. Los antiguos, sobre todo griegos y romanos, veían en el Delfín a un gran pez que salta, elegante, en las aguas y alberga en sí el poder del auxilio al desventurado, la guía de las almas hacia las Islas Afortunadas y la embestida contra el mal.

El Oráculo de Delfos estaba dedicado a los delfines

El Delfín que protege, que salva, aflora en leyendas griegas. Delphis, la palabra griega para Delfín, dio su nombre al máximo santuario del dios solar Apolo y uno de los fundamentales oráculos del Mediterráneo antiguo: el Oráculo de Delfos.

Los Animales consagrados a ese lugar de culto y adivinación fueron los Delfines. Se consideraba que ningún ser de la Creación era más divino que los Delfines, ya que existían con anterioridad al hombre y compartían las ciudades con los mortales, pero por orden de Dionisio, hermano de Apolo, pasaron de la tierra a los mares y entonces tomaron la forma de los peces.

Muchos objetos artísticos grecorromanos exhiben al Delfín como atributo de Apolo, irradiación luminosa, dios solar. El Delfín y la luz se manifiestan en muchas lámparas del periodo pagano. Después, en Roma, entre los siglos ll y lll, el Delfín es asimilado por la iconografía cristiana sucediendo al primer pez que simbolizó a Jesucristo.

La inteligencia del comunicador

Estudiar la comunicación de los Delfines ha resultado ser una labor monumental para el hombre. La terapia asistida con Delfines se ha vuelto una experiencia sanadora muy poderosa para mucha gente, que al nadar e interactuar con estas criaturas juguetonas, sienten su comunicación.

A pesar de ser mamífero, su hogar es el mar y ha dominado el arte de controlar la respiración. Conoce los secretos de la clariaudiencia (voz interior, lenguaje no verbal, intuición) y se le relaciona con la telepatía.

Simbolismo del delfín

Delfín nos trae enseñanzas de las aguas de vida. En su raíz griega, delphis también se asocia con delphys, voz griega para útero, matriz, la vida primigenia que emerge desde el agua. La luna es patrona del tiempo que fluye y del agua que fertiliza.

En el Delfín lo lunar se manifiesta por la semejanza con algunas partes vitales de su anatomía, su forma de media luna al saltar y de su aleta y su orificio de la respiración se unen, por semejanza, con la luna y sus fases que rigen el movimiento del tiempo y el ritmo, el ir y venir del ascenso y descenso de las mareas y de la lluvia, equivalente a la pendular dinámica, de entrada y salida, del aire vital.

Lecciones para la vida diaria

El hecho de que se mueve por el agua con velocidad y gracia, nos recuerda que nos movamos con las mareas de la vida y no busquemos muros de piedra para estrellarnos contra ellos, pues gastar energía luchando contra la corriente no nos lleva a ningún lado.

Nos invita a retornar a las profundidades de nuestro ser, a las limpias aguas de las emociones en equilibrio y nos pide que nos demos el permiso de la libertad.

El espíritu del Delfín

La Medicina de Delfín incluye el cambio, la sabiduría, el equilibrio, la armonía, la destreza de comunicarse, la libertad, la confianza, la comprensión del poder del ritmo en tu vida, el uso de la respiración consciente para liberar las emociones intensas, el poder del agua, el juego y la alegría.

Anuncia redención y salvación. Este Animal del Alma también es la energía de la Nueva Era, nos conecta con la apertura de las terapias sanadoras y nos ayuda en el desarrollo de la telepatía.



Valoración

El Delfín
5 (100%) 1 vote
Autor: Pilar Zamarra San Joaquín

Sin descripción.

Anterior artículo »
Siguiente artículo »