Dormir bien, vivir mejor

Dormir bien, vivir mejor

Dormir bien se ha vuelto una necesidad vital para poder sobreponernos a esta vida tan ajetreada donde todo va a velocidad de vértigo sin tiempo para nada.

2407762

Sueño y calidad de vida

Dormir bien es una meta inalcanzable para mucha gente. Hay un inmenso abanico de causas que influyen en ese mal dormir.
Somos muchos los que cada noche peleamos para poder conseguir que nuestros ojos se cierren y nuestro cuerpo disfrute del sueño y descanso que merece.
Necesitamos dormir bien si queremos vivir mejor.

El no dormir de forma continuada se convierte en un serio problema que puede tener repercusiones serias en nuestra salud.
Hoy vamos a hablar de cómo nos puede ayudar la práctica del yoga a conseguir esa meta de dormir bien para vivir mejor y como influyen las energías de nuestro dormitorio, según el Feng shui, en nuestro descanso.

Luchando contra el insomnio

En esta ocasión se va a encargar de ayudarnos a dormir bien el yoga. Ya sabemos de los múltiples beneficios que podemos obtener con la práctica del yoga y, evidentemente, uno de ellos puede ser volver a conciliarnos con el dios Morfeo.

La práctica del yoga ayuda a aumentar la circulación de la sangre al centro del sueño, localizado en el cerebro, consiguiendo que se normalice nuestro ciclo del sueño.
También nos ayudará el yoga a dormir bien mediante sus técnicas de respiración, pues, respirando adecuadamente conseguimos que nuestra mente se despeje de pensamientos turbadores.

Técnicas que nos pueden ayudar a dormir bien

  • El yoga: hay algunas posturas de yoga, asanas, que nos ayudarán a la hora de conciliar el sueño. Pero el yoga no son solo posturas, en su práctica son muy importantes las técnicas de respiración.
    Vamos a explicar como hacer la llamada respiración lunar, efectiva a la hora de ayudarnos con nuestros problemas de sueño:
    Sentados en el borde de la cama taparemos la fosa nasal derecha tomaremos el aire con la izquierda, lo retendremos mientras contamos hasta cinco e exhalaremos por la fosa nasal derecha, debemos realizar una serie de quince respiraciones completas.
  • El zen: doctrina japonesa de meditación y liberación, también nos aconseja que debemos hacer si tenemos problemas para conciliar el sueño. Debemos acostarnos sobre el lado derecho, cerrar los ojos y concentrar nuestra atención en el entrecejo y en esta postura debemos empezar a realizar los ejercicios de respiración. Hay que tomar el aire contando hasta tres y expulsarlo contando hasta seis. Debemos mantener esta respiración hasta quedar dormidos. Realmente lo que estamos consiguiendo con este ejercicio es que nuestra mente se libre de todo pensamiento, estamos meditando.
  • El Feng-shui: esta milenaria técnica tiene en cuenta las energías que circulan por nuestros hogares, y si tenemos problemas para dormir bien tal vez tengamos que revisar las energías que hay en nuestra zona de descanso.
    El dormitorio debe estar en una zona de energía yin, en un lugar protegido y tranquilo.
    La cama debe estar lejos de puertas y ventanas, apoyado el cabezal sobre una pared.
    Los muebles de la habitación deben tener formas suaves y la cama ser sólida y estable.
    Los colores que imperen en esta zona de descanso deben ser suaves, de tonos pastel, tanto paredes como ropa de cama. No es aconsejable que usemos el color negro pues puede influir negativamente a la hora de dormir bien.
  • El Tai Chi Chuan: es de gran importancia en la prevención y cura de enfermedades. Al eliminar el estrés, permite controlar todas las patologías que él provoca. Esto demuestra la importancia del Tai Chi Chuan.
    Otorga un carácter estable y apacible, dando una serena energía para enfrentar los problemas cotidianos.

Intentemos seguir estas pautas y tal vez consigamos acabar con nuestros problemas con el sueño.
Recuerda: dormir bien nos ayudará a vivir mejor, y al reves, vivir mejor nos ayudará a dormir bien.



Valoración

picture-1057.jpg
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »