Dolores menstruales, causas y remedios naturales

Dolores menstruales, causas y remedios naturales

Pocas son las mujeres que no han padecido en alguna ocasión dolores menstruales. Este artículo nos explica sus causas y nos aconseja que hacer para evitarlos.

260120

Los dolores menstruales o dismenorreas afectan a una mujer de cada dos y se presentan como un ligero mareo y/o tensión en el bajo vientre.

En ciertas mujeres pueden ser una molestia antes y durante la menstruación, ocasionando ciertas incomodidades en la vida cotidiana. La dismenorrea puede aparecer en la adolescencia (dismenorrea primaria) o en la etapa adulta (dismenorrea secundaria).

En la adolescencia los dolores menstruales pueden prevenir de contracciones uterinas y/o de alteraciones hormonales (secreción insuficiente de progesterona).

Síntomas iniciales

El dolor se instala desde el primer día de la regla, a veces un par de día antes. Los principales síntomas son: cólicos en parte inferior del abdomen, dolor en parte inferior del abdomen, dolor lumbar, nauseas, vómitos, fatiga, diarrea, cefaleas.

Causas mas frecuentes

Entre las causas más frecuentes de los dolores menstruales destacan:

  • Infección genital crónica.
  • Afección del ovario (quiste) o afección del cuerpo uterino (fibroma).
  • Causa psico-afectiva.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Embarazo anormal (abortos espontaneo o embarazo ectópico).

Fitoterapia para controlar los dolores menstruales

  • Salvia: ayuda a controlar las alteraciones menstruales gracias a la actividad atrogénica que tiene su aceite esencial. Ideal también para los síntomas que provoca la dismenorrea.
  • Harpagofito: es un potente antiinflamatorio natural.
  • Manzanilla: reduce el dolor menstrual y regula el ciclo.
  • Aceite de onagra: es un aceite que pertenece a la familia de los omega 6. Muy usado en los casos de síndrome premenstrual, ya que reduce los procesos inflamatorios gracias a la acción de la fabricación de prostaglandina tipo I. También usado por los ginecólogos para los quistes ováricos y endometriosis (inflamación del tejido uterino)
  • Omega 3 y omega 6: una de las posibles causas de la dismenorrea puede ser por un desajuste a nivel de las prostaglandinas, hormonas que dependen del metabolismo de omega 3 y 6. Este desajuste se ve afectado cuando hay un nivel más alto de omega 6 que favorecen la inflamación, en cambio, los omega 3 son de carácter antiinflamatorio.

Dieta

Los dolores menstruales como lo hemos comentado anteriormente, pueden ser causados por una alteración hormonal.

Para sustituir esta alteración de estrógenos, podemos encontrar fitoestrógenos en alimentos como: los cereales integrales, el trébol rojo, manzana con piel, ciruelas, pasas y dátiles.

  • Hay que evitar los xenoestrógenos son compuesto químicos derivados del petróleo.  Que limitan el efecto de los estrógenos biológicos. Provocan en la mujer: síndrome premenstrual, retención de líquidos, irritabilidad, endometriosis, esta relacionado también con el cáncer de mama.
  • Reducir la toma de azucares refinados: el azúcar produce una sobrecarga de insulina que causa la producción de prostaglandinas proinflamatorias.
  • Consumir más pescado graso (azul) y aceite de lino que tienen una gran reserva de w3.
  • Evitar margarinas y grasas Trans.
  • Eliminar la carne roja: ya que tiene un elevado contenido de aceite araquidónico, que favorece la inflamación de las prostaglandinas.
  • Evitar el café cuando el dolor este presente, ya que no se evacuara el estrés y por lo tanto el dolor.
  • Una dieta pobre en DAO (Diamino Oxidasa), puede causar también dolores y desajuste en la menstruación, se limitara por lo tanto los alimentos siguientes: gluten, marisco, cítricos, chocolate, fruto seco, espinaca, tomate, acelga, queso (excepto el fresco), solanáceas, huevos y garbanzos.

Otras terapias efectivas en caso de dolores menstruales

Acupuntura: disminuye el dolor mejor que algunos placebos, incluso la OMS reconoce la eficacia de la acupuntura para la menstruación dolorosa.

Yoga: el ejercicio libera unas endorfinas que no son tan agresivas como un ejercicio de gimnasio. Estas mismas levantan el ánimo, alivia el dolor y relaja los músculos. Los estiramientos también mejoran la circulación sanguínea y alivian los dolores menstruales.



Valoración

picture-1268.jpg
Audrey Agneray
Técnico superior en Dietética y nutrición.
Estudiante de fisioterapia.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »