Disfunción en la erección, causas y soluciones

Disfunción en la erección, causas y soluciones

La disfunción en la erección, también denominada impotencia, es la incapacidad de erección del pene sin incluir alteraciones del deseo sexual y orgasmo.

42084385

¿Qué es la disfunción en la erección?

Durante el acto sexual, si la excitación sexual es inhibida, el hombre no obtiene la respuesta fisiológica normal, el reflejo de erección y, esa falta de rigidez del pene, impide la consecución de una relación sexual completa. Para considerarlo una disfunción, esta incapacidad tiene que producirse de manera reiterada.

La disfunción eréctil, se define como la incapacidad de erección del pene sin incluir las alteraciones del deseo sexual, eyaculación y orgasmo.

Hoy en día no se utiliza el término impotencia para eliminar cualquier connotación negativa.

Factores de riesgo y causas de la disfunción eréctil

El factor de riesgo más importante para padecer disfunción en la erección es la edad y, a más edad, mayor es el grado y la severidad de la disfunción.

Según las estadísticas, afecta de forma diferente en distintos países. En España, sólo el 17% de los varones con edades entre 40 y 70 años reconocen sufrir disfunción eréctil en algún grado.

Los estudios clínicos revelan que en un 90% de los casos, la disfunción en la erección es de origen orgánico, y en un 10% psicológico. Por tanto, queda claro que cambiar de pareja o ámbito no va a cambiar el origen del problema.

Si la disfunción eréctil es principalmente un problema orgánico, los factores que la originan son los mismos que afectan a la salud general. Las enfermedades cardiovasculares, diabetes, exceso de colesterol, hipertensión, incorrecta alimentación, el tabaquismo y un estilo de vida sedentaria son causas que no es raro encontrar en pacientes de más de 45 años.

En otros casos, puede ser consecuencia de la administración de fármacos como los que tienen una acción hormonal, antihipertensivos o psicotropos. También, el abuso de alcohol y drogas es un factor de riesgo asociado a la disfunción eréctil.

Terapias para la disfunción en la erección

  • Terapia sexual en pareja: el terapeuta debe tratar a la pareja, sugiriendo técnicas para poner en práctica en su relación. Se potencia la comunicación entre ambos y la libre expresión de las necesidades mutuas.
  • Terapia conductual: se basa en la premisa de que la disfunción sexual es una conducta aprendida, por lo tanto se puede modificar. Es una de las causas de la disfunción eréctil más habitual. El terapeuta ayuda al paciente con disfunción eréctil a controlar su ansiedad sexual con un programa de técnicas de desensibilización sistémica.
  • Terapia grupal: constituye un sistema de apoyo donde crear el contexto ideal para superar mitos sexuales, ideas erróneas y obtener toda la información de profesionales especializados en sexualidad.

Masters y Johnson, afirman que las disfunciones sexuales son siempre producto de interacciones perturbadoras de la pareja, a las cuales ambos aportan una cierta dosis de patología.

Así, defienden que la pareja debería ser tratada como una unidad, llamando “paciente” a la pareja total, y no al cónyuge que presenta la disfunción.

Sin embargo, la psicoterapeuta sexual Helen S. Kaplan subraya que en algunos casos la disfunción sexual es relativamente independiente de la calidad de la relación de la pareja y de sus interacciones sexuales.

Disfunción eréctil, tabúes e infidelidad

Obtener estadísticas fiables sobre la intimidad de las personas es muy difícil, por tanto no se puede establecer una norma general de regulación de la vida sexual.

La disfunción eréctil y la infidelidad masculina son dos temas llenos de mitos en las relaciones de pareja. Recientes estudios publicados, confirman una cierta tendencia de los hombres con dificultades para lograr la erección con su pareja a “probar fuera”, con la intención de afirmar su masculinidad.

Según las estadísticas los hombres con disfunción en la erección tienen un 6% más de tendencia a la infidelidad que el resto. En la inmensa mayoría de los casos, esa conducta no va a resolver el problema sino que lo confirma.

Con la infidelidad viene la culpa, pero los datos clínicos muestran que los posibles sentimientos de culpa influyen en muy pocos casos de disfunción eréctil. La supuesta culpa suele ser una de tantas excusas que el hombre se da a sí mismo cuando siente que su virilidad pueda ser cuestionada.

Otras causas de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un indicador a través del cual el organismo avisa de algún problema en la salud cardiovascular o de enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, depresión, etc.).

Cuando las causas de la disfunción en la erección son consecuencia de las enfermedades citadas su tratamiento suele solucionar el problema.

Conclusión

En la mayoría de los casos el tabú de la impotencia es tal que los hombres lo sufren en silencio, y no se atreven a enfrentarlo. Es importante consultar cuanto antes a un especialista médico para conocer la causa del problema y el tratamiento para superarlo.

Bibliografía: Helen Singer Kaplan. La nueva Terapia Sexual,1. Alianza Editorial. 2009.
Javier Akerman. Sexo… ¡Naturalmente! Técnicas, ejercicios y consejos para una sexualidad plena. Ediciones Cydonia. 2010.



Valoración

picture-1152.jpg
Beatriz Lores
Doctora en Biología, especializada en Promoción de la Salud y Medicina Natural.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »