Dieta saludable para el cáncer

Dieta saludable para el cáncer

Es muy importancia seguir una dieta saludable para el cáncer. Una correcta alimentación fortalecerá nuestro organismo y ayudará a su recuperación.

frutas-y-verduras

Relación entre digestión y cáncer

La buena digestión es una función de gran importancia en las personas en plena actividad tumoral. Todo alimento es su transformación genera un gasto energético (Acción Dinámica específica de los alimentos)

Una digestión pesada quitará energía necesaria para mantener el equilibrio de nuestro cuerpo necesario para reducir la actividad tumoral. Nuestro organismo tiene un potencial enzimático capaz de sintetizar las enzimas digestivas, metabólicas y desintoxicantes, por tanto una mala digestión producirá gran cantidad de enzimas digestivas en detrimento de las metabólicas y desintoxicantes.

Muchos especialistas en cáncer y dieta afirman que interesa que los alimentos contengan altos niveles de enzimas. Los alimentos crudos, en general, presentan una buena digestión y aportan una alta cantidad de enzimas, puesto que no son desactivadas por el calor ni la conservación.

Entre los alimentos ricos en enzimas destacan las frutas, las semillas, los germinados, los fermentados, la leche y la miel, la verdura y las hortalizas (Alberti, M) Por otro lado, los alimentos cocinados, en general, piden mayor trabajo digestivo.

Pautas para mantener una buena digestión

La dieta saludable para el cáncer debe incluir alimentos que sean de fácil digestión, estas pautas nos serán de gran utilidad:

  • Preparar la digestión comiendo media manzana antes de las comidas. Masticar mucho y lentamente, comer sentado y con la mayor tranquilidad posible.
  • Comienza la comida con frutas, ensalada o gazpacho, descansa después de las comidas.
  • Camina después de la cena o cena ligeramente.
  • De postre, solo si te has quedado con hambre, manzana, pera o yogurt, la fruta cómela entre comidas o comida única.
  • En cada comida con una proteína tienes suficiente. El aceite tómalo crudo.
  • Utiliza los condimentos vegetales.
  • Cuando pases épocas de gran tensión, preocupación o trabajo come ligeramente.
  • Periódicamente descansa tu estómago.

Desintoxicación, depuración, eliminación y cáncer

  • La desintoxicación hepática: constituye un elemento importante en personas afectadas por cáncer. El hígado actúa como un filtro que a través de una biotransformación neutraliza y/o elimina sustancias contaminantes. Estas últimas son enviadas al intestino a través de la bilis.
    En el caso de los fármacos, estrógenos, sales minerales, pesticidas, colesterol, cancerígenos y otras muchas sustancias presentes en el medio pueden ser reabsorbidas en el intestino delgado yeyuno-íleon y en ascendente del grueso.
    Por este motivo, la presencia de fibra en la dieta es importante para que la eliminación sea cuantiosa y cumpla una función de arrastre para evitar dicha absorción. Este es otro claro ejemplo de la relación entre cáncer y dieta.
  • La flora intestinal: en personas afectadas de cáncer supone un estímulo inmejorable para optimizar los mecanismos de la inmunidad. Pueden modificar la microflora la lactancia, el embarazo, los viajes, las emociones, los conflictos, el agotamiento, la alimentación, la mala digestión, el estreñimiento, las intervenciones quirúrgicas, la radioterapia y los fármacos. (Conesa, P.) La alimentación rica en vegetales y en alimentos fermentados constituye una buena fuente para mejorar la flora intestinal.

Dieta saludable para el cáncer: alimentos a tener en cuenta

  • Los alimentos favorables: son las frutas frescas ácidas o cítricos, las dulces, las oleaginosas, las farinosas y las secas. Los cereales integrales sin gluten y con gluten, los pseudocereales (quinoa, trigo sarraceno, amaranto). Verduras y hortalizas verdes, rojas y blancas (crucíferas y liliáceas). La legumbre y sus derivados (tofu, miso, tempeh). Alimentos fermentados (quéfir, chucrut, yogurt, hidromiel, panes, levaduras). Alimentos germinados. Algas, germen de trigo y semillas (sésamo, girasol). Aceites prensados al frío. Leches vegetales. Condimentos vegetales.
  • Los alimentos desfavorables: son carnes, embutidos, pescados blancos y azules, mariscos. Huevos. Leche animal, quesos secos y frescos. Azúcares, dulces, café. Productos refinados, productos elaborados, manipulados y en conserva. Alimentos fritos, curados, asados. Envases de plástico, aluminio o metálico. Margarinas, mantequillas, cremas nocillas, chocolates. Pastelería y panadería industrial.

Fitoterapia para el cáncer

Si cuidar el binomio cáncer y dieta es importante no lo es menos la fitoterapia.
Plantas interesantes para fortalecer el sistema inmune: la equinácea, la uña de gato, la seta shiitake y la cúrcuma. Además cabe destacar la ingesta de agua de mar (en la dilución que nos recomiende el terapeuta) para recuperarse de la bajada de hematíes, leucocitos y plaquetas.

Bibliografia: “La dieta naturista en el cáncer”. Dr. Xavier Uriarte



Valoración

picture-1238.jpg
Marc Vergés Serra
Nutricionista y fitoterapeuta. Profesor de Dietoterapia en el IFP Roger de Llúria. Coordinador y profesor de iniciación deportiva.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »