Beneficios de la dieta de la avena

Beneficios de la dieta de la avena

La avena es un cereal con magníficas propiedades nutricionales reconocidas y puede ayudarnos a depurar nuestro organismo de los excesos alimentarios.

62287766

Propiedades de la avena y su salvado

La avena es un cereal de la familia de las gramíneas que, aunque hoy nos parezca irrisorio, en Asia se la llegó a considerar como una mala hierba. Su valor nutricional es valioso.

Es rica en proteínas y es el cereal con mayor porcentaje en grasa vegetal (hasta un 65%) y en ácido linoléico (un 35%). Su contenido en vitamina B1,B2, B3 y B6 es muy óptimo, así como también su aportación de sodio, fosforo, magnesio, hierro, calcio, cinc, calcio y cobre.

Se conocen sus beneficios a la hora de controlar el colesterol y últimamente se han ido descubriendo los importantes beneficios de este cereal cuando una persona desea tener éxito a la hora de perder peso. Es eficaz consumido, especialmente, como salvado, aunque su efectividad depende también de su molienda y de su tamizado.

El salvado de avena es lo que recubre el grano. Es rico en proteínas, fibras solubles y no contiene azúcares de asimilación rápida. Estas cualidades le aportan dos características muy beneficiosas a la hora de perder y mantener el peso. Anota estos dos principios en los que se basa la dieta de la avena:

  • Puede retener hasta 20 veces su volumen de agua. Por tanto, es un alimento altamente saciante.
  • Su viscosidad hace que arrastre los alimentos que se digieren conjuntamente con ella. Por tanto, limita la absorción de los lípidos.

En qué consiste la dieta de la avena

Es un plan depurativo que se basa en consumir salvado de avena en las tres comidas principales, ya sea con leche descremada o yogur. Se recomienda tomarla preferiblemente fría. Anota lo siguiente:

  • La dieta de la avena se realizará únicamente durante cinco días. En el caso de que desees perder un poco más de peso, se podrá volver a repetir dejando un descanso de dos días. No hace falta que te diga que hay que apelar a la sensatez en estos días de descanso tomando alimentos excesivamente calóricos.
  • En los días del plan se hacen cinco comidas al día y en las tres principales (desayuno, almuerzo y cena) se tomará siempre dos cucharadas de salvado de avena, bien con leche o con yogur descremado. Entre comidas, se podrá tomar preferiblemente fruta o yogur descremado.
  • Podemos consumir, junto al salvado de avena, frutas, verduras, algunos frutos secos y lácteos, como el queso fresco, yogurt o leche, preferiblemente siempre descremados.
  • Entre las verduras que podemos tomar en la dieta de la avena tienes las espinacas, tomates, guisantes, brócoli, cebollas, lechugas, guisantes, champiñones, puerros, calabacines, espárragos y zanahorias.
  • En cuanto a las frutas, puedes consumir sobre todo manzanas, peras, naranjas, fresas, frambuesas y plátanos.

A tener en cuenta…

Si te decides a probar la dieta de la avena, es importante que tengas presente algunas cuestiones fundamentales. No la prolongues más de los días indicados.

Es una dieta depurativa y, si bien la avena es un alimento nutricional rico, las proteínas animales, los carbohidratos y los lípidos son necesarios para nuestra salud y esta dieta carece de ellos.

No la lleves a cabo si eres adolescente, estas embarazada o eres una madre lactante. Son fases muy delicadas en la vida en las que no se puede arriesgar con los nutrientes que necesitamos.



Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »