Desorden en las comidas, ¿favorece la obesidad?

Desorden en las comidas, ¿favorece la obesidad?

El desorden en las comidas puede causar serios perjuicios a nuestro organismo y es por eso que debemos seguir un orden en nuestras comidas.

26474261

Desorden en las comidas

Casi todos estamos de acuerdo en que vivimos acelerados, siempre vamos con prisas, estamos estresados y acabamos no teniendo tiempo ni para comer.

Esta forma de vida tan ajetreada influye también en los horarios de nuestras comidas, nos olvidamos de que existen unas horas en las que debemos parar y dedicar un tiempo a comer con calma y disfrutando.

En ocasiones nos saltamos el desayuno, a media mañana comemos demasiado con lo cual a la hora del almuerzo no tenemos hambre y comemos cualquier cosa a las cuatro o las cinco de la tarde, así llegamos a casa y tomamos una gran merienda, con lo cual es muy posible que a la hora de la cena todavía tengamos el estómago lleno.

Este desorden en las comidas influye negativamente en nuestra salud pues a nuestro organismo le resulta muy perjudicial.

Problemas derivados del desorden en las comidas

El desorden en los horarios de las comidas afecta al buen funcionamiento de nuestro organismo y favorece el aumento del riesgo de padecer algunas enfermedades como:

  • Diabetes.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Aumento del colesterol.
  • Aumento de peso.

Consejos para evitar el desorden en las comidas

Si somos de los comemos cualquier cosa a cualquier hora debemos pensar muy seriamente en un cambio de hábitos si no queremos acabar teniendo alguno de los problemas que hemos visto.

Para ello hemos de confeccionar nuestro horario de comidas e intentar cumplirlo con total regularidad.
Por la mañana es conveniente levantarse con el tiempo necesario para tomar un buen desayuno. Todos sabemos que el desayuno es una de las comidas más importantes del día pues nuestro cuerpo necesita energía para empezar a funcionar.

Tomar un ligero tentempié a media mañana nos permitirá aguantar bien hasta la hora del almuerzo, al que debemos dedicarle el tiempo necesario.

A media tarde una merienda y por la noche, no demasiado tarde, cenaremos de forma ligera, en esos momentos nuestro cuerpo no necesita un exceso de energía pues se debe preparar para descansar.

Si evitamos el desorden en las comidas conseguiremos que nuestro cuerpo funcione mucho mejor y evitaremos algunos de los problemas que podríamos llegar a tener.



Relacionados

Valoración

picture-1057.jpg
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »