¿Cómo funciona la depilación termoquímica?

¿Cómo funciona la depilación termoquímica?

La depilación termoquímica es uno de los muchos métodos existentes de depilación que nos ayuda a eliminar, de forma definitiva, el antiestético vello.

2830300

¿Qué es la depilación termoquímica?

La depilación termoquímica es un método de depilación también conocido como atrofia por calor. Es un sistema que nos ayudará a eliminar el vello de cualquier parte del cuerpo definitivamente de una forma fácil y sin dolor.

¿Cómo funciona la depilación termoquímica?

Con este método de depilación se consigue la desaparición total y permanente del vello ya que se produce una atrofia de las células de la raíz del vello hasta conseguir su desaparición.

Es importante conocer el tipo de vello, y que el método sea correctamente aplicado, para que la depilación termoquímica tenga el éxito que se persigue.

La forma correcta de aplicar la depilación termoquímica es:

  • Usar un producto químico, con actividad tricoatrófica, que actúe sobre las células de vello produciendo su progresiva degeneración y atrofia.
  • Un sistema de termoterapia para aplicar el calor necesario para la buena absorción del producto. El sistema de termoterapia debe dar calor superficial y controlado; la temperatura estará entre los 37 Cº y los 44 Cº.
  • Un sistema mecánico de eliminación del vello, por ejemplo la cera, que debe ser una cera de baja temperatura.

Tipo de depilación termoquímica

Son dos los tipos de depilación termoquímica que existen en el mercado:

  • Mediante sondas: este sistema se usa para zonas no muy extensas; es un pequeño aplicador que se mantiene en movimiento hasta conseguir la penetración del producto.
  • Mediante bandas: son bandas anchas de termoterapia y se usan para la eliminación del vello en zonas más extensas, permitiendo un tratamiento en diferentes partes del cuerpo a la vez.

Precauciones

Para la aplicación de la depilación termoquímica se han de tener en cuenta una serie de cuestiones antes de proceder a su aplicación:

  • Debe aplicarse con mucha precaución en personas que sufran de trastornos circulatorios.
  • No se aplicará sobre varices o dermatitis.
  • No es aconsejable su uso en mujeres embarazadas.
  • Después del tratamiento de depilación termoquímica debe evitarse la exposición al sol y a las lámparas de bronceado.
  • Si la piel es muy sensible se puede invertir el orden del proceso depilatorio, primero se puede aplicar la cera y después el producto con calor.


Valoración

picture-1057.jpg
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »