¿Es malo criar con apego?

¿Es malo criar con apego?

Cuando hablamos de criar con apego ¿nos referimos a crecer con un punto de referencia vital, padres o familiares, o a vivir dependiendo de alguien?

1226314

¿Qué es el apego?

El apego es el vínculo natural que se forma desde el nacimiento entre el bebé y su cuidador, siendo el vínculo más frecuente el de Mamá. El apego vincula a las personas de la relación de forma afectiva, aportando seguridad y estabilidad emocional al recién nacido.

El apego es necesario para el adecuado desarrollo psicológico y emocional del bebé, ya que será a través del vínculo de apego y con la persona apegada, como descubrirá el mundo, se acercará a él sin miedo y se relacionará con otras personas.

Un adecuado vínculo aporta seguridad y autonomía, así como una adecuada imagen de sí mismo, aprendida a través de la figura adulta de apego.

¿Es mala la crianza con apego a alguien (madre, abuela, etc.)?

Es necesario crecer junto a una persona de referencia, que además se vincule con nosotros/as y se apegue afectivamente. Es en base a esa relación, como nos atreveremos a conocer el mundo de forma segura, sin miedos ni riesgos.

¿Es mejor crecer sin sentir que nadie es imprescindible en nuestra vida?

La ausencia de apego genera inseguridad, miedo y carencias afectivas y emocionales. Por tanto, si desde bebés nos sentimos desprotegidos, y desvinculados, sin una persona referencial, aprendemos que el mundo es un lugar peligroso, amenazante y poco seguro, y es probable que crezcamos con problemas de autoestima, miedos, e incluso trastornos de personalidad.

Desde el nacimiento, como mamíferos “desvalidos”, necesitamos una crianza con apego. Esa figura será nuestro referente en el mundo para la supervivencia y para la maduración afectiva y emocional equilibrada que nos asegure la felicidad.

¿Cómo podemos crear ese vínculo?

Desde el nacimiento, de forma natural, surge el apego, cuando respetamos y atendemos las necesidades básicas del bebé.

Si el bebé llora, y es atendido, éste aprende que es importante en el mundo, que es escuchado y respetado en sus necesidades, por tanto aprende a querer porque es querido.

Cuando el bebé empieza a interactuar con el mundo y las demás personas, reconoce en su figura de apego las reacciones de amenaza, peligro o seguridad que ésta le emite, y de ésta forma, él aprende a relacionarse con seguridad, así como a definir lo que es peligroso de lo que no lo es.

También, en la medida que el bebé va creciendo, va tomando conciencia de sí mismo, en la medida que la persona referencial le transmite mensajes sobre como es él. De ésta forma, el niño/a aprende a definirse a sí mismo/a, en función de qué trato recibe él/ella dentro de la relación de apego.

Cada niño/a tiene su proceso de maduración, y así, demandarán el vínculo de apego durante más o menos tiempo.

Siempre que se atienden a las necesidades y demandas de los niños/as adecuadamente, éstos van adquiriendo a su ritmo, autonomía, seguridad y maduración, necesarias para una estabilidad emocional y adecuada salud mental en el fututo.

¿Sabías que…?

Cuando hablamos de criar con apego no se trata de un/a niño/a malcriado o consentido, ni tampoco dependiente; al contrario, éstos/as pequeños/as crecen sanos/as emocionalmente, convirtiéndose en adultos seguros de sí mismos/as, autónomos y felices, ya que recibieron todo lo que necesitaron para ser felices.

Cuando un bebe o niño/a a temprana edad no llora ante la separación de sus progenitores, tendemos a pensar que es un/a niño/a que aprendió a aceptar que se marchen, o que está bien educado. Sin embargo, con frecuencia, se trata de niños/as “desvinculados”, y que aprendieron muy pronto a no ser atendidos; De ahí, que ya no lo demanden y reaccionen resignadamente ante la separación, arrastrando carencias para la edad adulta, que con probabilidad trasladarán a su vida en forma de insatisfacciones o problemas emocionales.

Cuando un/a niño/a llama la atención es porque necesitan de nuestra atención, y ya es nuestra labor como adultos, enseñarles que formas son adecuadas o no para llamar nuestra atención, pero siempre atendiéndoles, ya que esto significa que nos necesitan, que aún necesitan de nuestro vínculo de apego para relacionarse con el mundo.



Relacionados

  • Niños que peganNiños que pegan Muchos padres no saben qué hacer cuando tienen niños que pegan por lo que espero que […]
  • Causas del fracaso escolarCausas del fracaso escolar Cuando tenemos alumnos con fracaso escolar hemos de ver la causa real y actuar para […]
  • La TecnofiliaLa Tecnofilia La Tecnofilia es la adicción que de hoy en día y así nos encontramos que mucha gente […]
  • Rotura fibrilarRotura fibrilar Una rotura fibrilar puede producirse en cualquier ámbito, estemos trabajando, haciendo […]

Valoración

Criar con apego
Dolores Rizo Vidal
4.5 (90%) 2 votes
picture-1237.jpg
Dolores Rizo Vidal
Psicóloga para el Crecimiento personal.
Ofrezco servicios de terapia On line y presencial.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »