Recomendaciones para conservar leche materna

Recomendaciones para conservar leche materna

Si eres una mamá que te ves obligada a congelar tu leche para dársela a tu bebé en tomas posteriores ten en cuenta estas diez recomendaciones generales.

58908508

Reconozco que no es el método más adecuado para enfrentarse a la lactancia, pero, por las razones que sean (normalmente externas), tienes que salir y no puedes amamantar a tu bebé, aquí tienes 10 recomendaciones para guardar la leche correctamente.

Vas a necesitar una mamadera y algunos envases especiales. Hazlo todo con mucho amor y sin sentimientos tristes por no tener a tu bebé en brazos. Recuerda que tu leche es la más adecuada para tu niño y que las de fórmula (a pesar de ser muy buenas) nunca llegan a la natural.

Ten en cuenta estas 10 recomendaciones para conservar leche materna

1.- Compra o utiliza envases especiales solo para este menester. No utilices las fiambreras de la familia. Pregunta en una farmacia por los cacharros más adecuados para que no cojan sabor u olores de otros alimentos. Tienen que cerrar herméticamente y es preferible que sean anchos para que sea más fácil limpiarlos.

2.- Hazte con una mamadera y utilízala solo si te sientes segura (a nivel anímico) con la operación. Hay muchas mamás que renuncian a conservar leche materna para luego descongelarla porque eso les genera tristeza. Si no estás convencida, no sigas.

3.- Lávate las manos y los pezones antes de empezar con las operaciones de conservación de leche materna.

4.- Si crees que se va a utilizar un poco más tarde (alrededor de cuatro horas), no hay que tomar ninguna precaución. Solo debes guardarla en un recipiente bien cerrado a menos de 24 grados. No requiere ni congelador ni frío.

5.- Ten en cuenta que en el frigorífico dura entre 2 o 3 días. Utiliza la nevera cuando, con certeza, sepas que no se va a utilizar en las horas siguientes. Si quieres tener para más tiempo, se puede conservar leche materna hasta dos semanas en el congelador. En este caso, congela inmediatamente.

6.- Si te has decidido por este último método, una vez descongelada, no vuelvas a congelar. Puedes hacer esta operación en el microondas o bien dejando licuar a temperatura ambiente. No dejes más de cuatro horas hasta su consumo. Si necesitas más tiempo, lo mejor es conservar leche materna descongelada en el frigorífico. En este último caso, no dejes pasar más de un día.

7.-Tampoco reutilices la que sobra de una toma, sea cual sea, el método de almacenaje y conservación. Rechaza esos restos.

8.- No la calientes al baño maría y tampoco a fuego vivo. Pierde sus propiedades y toma el sabor del cacharro.

9.- Para descongelar o utilizar después de haber estado guardada en el frigorífico, usa el microondas o colócala sobre un recipiente con agua caliente previamente hervida e ir removiendo. Pero nunca sobre el fuego, sea cual sea la energía utilizada.

10.- Es importante ir etiquetando con la fecha en la que se realizó el proceso que llevó a conservar leche materna para que puedas ir usando siempre la más antigua.

Un último consejo…

Cuando estés calentándola, ve removiendo constantemente y puedes mezclar botes distintos, siempre y cuando se descongelen al mismo tiempo. Recuerde que no debes volver a congelar. Esto es importante.



Relacionados

Valoración

Conservar leche materna
Candela Vizcaíno
4 (80%) 1 vote
picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »