Consejos para evitar pensamientos negativos

Consejos para evitar pensamientos negativos

Este artículo nos da algunos consejos para evitar los pensamientos negativos. Conocer algunas técnicas para luchar contra ellos puede sernos de gran ayuda.

655030

¿Qué son los pensamientos negativos?

Primero, aclarar que tener pensamientos negativos no es ser una persona negativa. Se convierte en alguien así cuando está asentado en ellos. Los pensamientos negativos se refieren a ese tipo de ideas que nos rondan en la cabeza y que se basan a veces más en miedos y en inseguridades que en cuestiones reales. Pero pueden tener fuerte influencia en nuestras acciones limitándolas mucho.

Por ejemplo, acudir a una entrevista de trabajo influido por pensamientos negativos sobre uno mismo, como pensar que no se está preparado (aunque tenga todos los requisitos solicitados) y mostrarse inseguro en las respuestas.

En este caso si le preguntan: “¿Cree usted que es la persona adecuada para el puesto?” Y responde con un: “Sí, quizás”, “Bueno, tal vez” etc. y otra persona con menos preparación, pero con una actitud diferente contestara: “Sí, seguro, aunque hay aspectos que aún no controlo, aprendo rápido y me adapto bien a los cambios”. ¿A quién contrataría usted?.

¿Por qué se tienen los pensamientos negativos?

Los mal llamados “pensamientos negativos” cumplen la función de alertarnos ante cuestiones que pueden andar mal. Tenemos un cerebro creado para sobrevivir que se centra más en estos aspectos para que los tengamos en cuenta, pero hay que intentar superar ese sesgo negativo, tomarlo como un aviso, pero no atascarse en ellos.

Es cierto que hay situaciones como una entrevista de trabajo, una presentación en público, una declaración de amor, etc. en que son más difíciles de gestionar.

También es cierto que cuando se está en una circunstancia adversa estos pensamientos negativos aumentan y son incluso angustiosos porque nuestro cerebro está más alerta ante cualquier posible amenaza.

Otro tipo de pensamientos negativos son aquellos referentes sobre sus capacidades y limitaciones, basados en ideas que usted u otros con gran influencia en usted le han creado (padres, profesores, parejas) y se han dado por ciertas sin ser cuestionadas.

Este tipo de pensamiento negativo está influido por el anterior. Por ejemplo, si es un hijo responsable y friega los platos todos los días y a lo largo de todo un año (365 días) rompe 10, se acordará especialmente de los rotos.

Como el cerebro se fija en lo que falla, lo destacará al igual que el cerebro de sus padres, que le dirán: “Cuidado cariño, no limpies los platos que siempre los rompes y te puedes cortar”.Lectura: “Soy una persona patosa” (Aunque sólo fueran 10) Con este ejemplo simple se entienden muchos procesos parecidos en diferentes cuestiones.

Pero existen técnicas para que usted sepa cómo evitar pensamientos negativos o por lo menos paliarlos.

Evitar los pensamientos negativos

En realidad la idea no es evitarlos, ya que en algunos casos pueden ser útiles y dotarnos de prudencia. De hecho, muchos accidentes de tráfico suceden por no medir la capacidad y el riesgo: “Yo puedo pasar”, “Yo puedo conducir, son sólo 4 copas”,etc. Lo mejor es aprender a no engancharse a ellos y diferenciar los que realmente pueden sernos útiles de los que son inseguridades aprendidas.

Cnsejos para evitar pensamientos negativos

  • Para combatir los pensamientos negativos que se originan en inseguridades sobre nuestras capacidades, la PNL, el coaching, la psicología positiva o la humanista, etc. disponen de una variedad de técnicas que le pueden ayudar, mostrándole sus posibilidades reales y también sus límites a superar o aceptar.
  • La práctica de la meditación ayuda a serenar mucho la mente y a gestionar los pensamientos negativos de cualquier índole, disminuyendo el estrés y relativizando los problemas. Basta con unos 20 minutos diarios.

Técnicas de emergencia para evitar pensamientos negativos

En ocasiones nos vemos sorprendidos por esos pensamientos negativos, que además identificamos perfectamente como totalmente innecesarios.

Veamos algunos consejos para evitar pensamientos negativos. Son técnicaw basadas en distraer la atención de la mente para que salga de la dinámica mental negativa:

  • Técnica de la repetición: Cuente las líneas o grietas del suelo, baldosas, matrículas de coches, etc. De este modo su mente se centra en una tarea repetitiva y, cuando se dé cuenta, ha salido de la pauta negativa. Si además lo hace con algo que le resulte divertido, mejor, siempre que necesite mantener la atención en lo que hace.
  • Técnicas simples de concentración: Intente recordar la letra de una vieja canción que le agrade, recréese en un suceso agradable reciente o antiguo, sume los números de las matrículas, etc.

Cualquiera de estas técnicas permite variantes personales, lo importante es crear ese tipo de distracción mental que rompa la pauta de pensamientos negativos, que le llevan a un estado de ánimo no deseado.



Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »