Complementos multvitamínicos, ¿cuándo tomarlos?

Complementos multvitamínicos, ¿cuándo tomarlos?

Los complementos multivitamínicos pueden sernos de gran ayuda siempre que conozcamos en que ocasiones los podemos necesitar y el modo adecuado de tomarlos.

11286252

Qué son y para qué sirven las vitaminas

Se consideran micronutrientes necesarios para la vida, para reponer los tejidos dañados y regular correctamente las funciones del organismo.

Nuestro cuerpo no está preparado para producir la gran mayoría de ellas, aunque algunas como la D, se sintetizan con la ayuda del sol.

Por tanto, es necesario un aporte alimentario adecuado para cumplir los requerimientos básicos de estos micronutrientes.

Tipos de vitaminas

Las vitaminas imprescindibles para el organismo son:

  • La A, que se encuentra en las algas, zanahorias, endivias, escarolas, huevos, espinacas y margarina y cuyo déficit es bastante raro.
  • La B1 del germen de trigo, sésamo, soja, algas, frutos secos y lentejas.
  • La B2, presente en los cereales, almendras, quesos azules, huevos y soja.
  • La B3, que puedes encontrar en la levadura en polvo, cacahuetes, pescados azules, en los salvados y en las lentejas.
  • La B6, de la que se necesita poca cantidad y está presente en harinas integrales, salmón, nueces, legumbres, ciruelas y aguacates.
  • La B9, imprescindible en la gestación, y presente, sobre todo, en la levadura y verduras oscuras.
  • La B12 que solo se encuentra en productos animales (el huevo, la leche, los pescados azules, quesos curados) y en las algas marinas.
  • La C, que hay que tomar del kiwi, las papayas, las mandarinas, las fresas o las naranjas.
  • La D, de los pescados azules, huevos y quesos curados.
  • La E, presente en los frutos secos, cereales, sojas, aceite de oliva, aguacates, coles o espárragos.
  • La K, de coles, pollos aceites vegetales, verduras oscuras, sojas, huevos y zanahorias.
  • La H o vitamina B8, de cereales integrales y frutas de color naranja o amarillo.

Complementos multvitamínicos, ¿cuándo tomarlos?

Aunque populares en extremo, a veces se abusa de ellos. Estos complementos  multivitamínicos, en forma de capsulas, píldoras o perlas, solo deben consumirse en casos extraordinarios. Y es mejor tomar los requerimientos necesarios de los alimentos arriba expuestos.

No obstante, puedes recurrir a los complementos multivitamínicos (algunos combinados, además, con minerales) si te encuentras en algunas de esas situaciones:

  • Cuando hay una ingesta calórica deficiente por las razones que sea. Aunque en Occidente es poco frecuente encontrar carencias graves, debido a desnutrición o malnutrición, sí son comunes las leves por diversos factores.
  • Antes incluso de empezar un plan para adelgazar, ya que, a veces, se limita la ingesta de estos micronutrientes.
  • En procesos de convalecencias médicas, siempre y cuando no haya ningún problema del tiroides, del hígado o del riñón. En casos graves, hay que consultar con el médico.
  • En épocas de exámenes o pruebas importantes, ya que una actividad cerebral extra requiere también un aporte adicional. ¡Cuidado con ciertos productos que añaden estimulantes dañinos!
  • En los cambios de estación o de tiempo, junto con polen de abeja, en las personas sensibles, hiperactivas o con tendencias a la depresión.
  • Con una actividad deportiva elevada. En este caso también hay que tener precaución con ciertos preparados que se venden en los gimnasios.
  • Si estás planeando quedarte embarazada. Las Multivitaminas pueden ser un coadyuvante en los procesos ansiosos de fecundación asistida o in vitro, ya que ayudan a controlar el estrés adicional.
  • En épocas de trabajo intelectual intenso de todo tipo, de tareas adicionales o de fuertes tensiones. Se necesitan más vitaminas, además, en procesos de duelos, pérdidas o dolor psíquico.


Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »