Consejos sobre como superar el resentimiento

Consejos sobre como superar el resentimiento

Este artículo nos da unas pautas para superar el resentimiento. Es importante saber como librarse de este sentimiento que nos puede causar mucho daño.

resentimiento

¿Qué es el resentimiento?

Cuando alguien nos hace o dice algo que interfiere en nuestra vida, de algún modo que nos perjudica, puede aparecer un sentimiento de rabia o enfado inicial, justificado. Nuestra primera reacción lógica, incluso sana, es la de molestarnos con quien nos agrede, nos juega una mala pasada, o actúa de algún modo con el que no estamos de acuerdo.

No entraremos ahora en si es con motivo o no, ni en quién tiene razón, puesto que todos tenemos nuestras justificaciones y obramos según los que nos parece adecuado y en coherencia con nuestros valores.

Después de un tiempo prudencial, si ese enfado se prolonga con menor o mayor intensidad, volviéndose crónico a pesar de haberse expresado antes, es cuando podemos hablar de que se está resentido “contra” quien supuestamente, nos ha ofendido o perjudicado.

Causas del resentimiento

Hay muchas más probabilidades de que ese sentimiento se instale y permanezca mucho tiempo cuando no se ha verbalizado en el instante de la ofensa, por temor o por costumbre.

Existe un dicho muy sabio: “lo difícil no es decir lo que se piensa ante una ofensa, sino hacerlo en el momento oportuno, ante la persona adecuada y con la intensidad justa” (entiendo que eso equivale a hacerlo sin herir al otro)

Lo no expresado se enquista en nuestro interior y va cogiendo cada vez más importancia, de modo que es una fuente de resentimiento y amargura. Y cuanta más tendencia tengamos a acumular resentimiento, más causas encontraremos para aumentarlo día a día, volviéndonos difícilmente soportables para quienes nos rodean. Tampoco ayuda tener ideas muy rígidas acerca de cómo han de ser las personas o las cosas.

¿Perdonar es olvidar?

Creo que el hecho de perdonar no es un acto de magnanimidad hacia la otra persona, a la cual le otorgamos la gracia de nuestra absolución. Eso puede ser incluso soberbia, aunque cueste verlo así, ya que nos han inculcado que socialmente perdonar está bien visto y es “lo que toca”. Y desde ese punto de vista, puede ser aún más difícil hacerlo, puesto que se confunde a menudo con “justificar” lo que nos ha causado dolor.

Según mi parecer, el perdón va más allá de la mera intención de concederlo, por sincera que pueda ser en el momento. Perdonar profundamente a alguien, es hacerlo desde el corazón, aunque nos cueste mucho más tiempo y trabajo. Si el agravio ha sido importante, puede durar años el proceso de quedarse en paz, no sólo con quien nos hirió, sino con nosotros mismos, respecto a lo sucedido.

La prueba más sencilla para ver si es cierto que hemos resuelto aquello que nos dolió en un pasado cercano o lejano, es si volvemos a sacarlo en cada discusión o desencuentro con la persona a la que aseguramos haber perdonado. Y vuelvo a insistir en algo que considero importante: perdonar nunca equivale a justificar lo que no es justificable, sino a que el dolor ya no nos dificulte la vida, ni interfiera con nuestro bienestar o empañe la relación con quien nos ofendió, si es que todavía la hay. Quedarnos en paz respecto a la situación o persona que nos inflingió dolor, es imprescindible para superar el agravio y no alimentar el resentimiento.

Gestionar el resentimiento

  • Recuerda un juego visual: concéntrate en imaginar que quitas el prefijo “re” de la palabra, y te quedas sólo con el sentimiento (de paz), como medida de “primeros auxilios”.
  • Elije cuánto tiempo quieres permanecer atrapada/o en una emoción tóxica, que no sólo te perjudica (incluso a nivel físico), sino que no es útil ni va a cambiar la realidad.
  • Serénate, tomando conciencia de que a menudo nos molestamos por lo que pensamos acerca de lo que nos dicen o hacen, y no por las palabras o hechos en sí. Objetivamente, hay muchas cosas poco importantes que nos afectan más de la cuenta.
  • Hay algo esencial: no alimentar esa emoción cuando ya se ha expresado, mirando de comprender más allá de nuestro punto de vista individual. Otro consejo sabio (que tampoco es mío), dice que no dejes que se ponga el sol sobre el enfado que tienes con una persona querida. Puede suceder que si mantienes tu postura, no tengas la oportunidad de reconciliarte con esa persona a quien aprecias, y eso te cause mucho más dolor a la larga.

Tú puedes decidir si quieres superar el resentimiento, una emoción destructiva que no te permite vivir en paz, no ya con los demás sino también y sobre todo, contigo misma/o.



Valoración

Como superar el resentimiento
5 (100%) 1 vote
picture-1230.jpg
Valeria Joaniquet
Diplomada en aromaterapia emocional. Formada en trabajo con los sueños, varios sistemas florales y Reiki. Sanación vibracional con sonido, voz y otros.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »