Aprende como hacer mermeladas naturales y como conservarlas

Aprende como hacer mermeladas naturales y como conservarlas

Este artículo nos explica como hacer mermeladas naturales, cual es el proceso de preparación y como conservarlas para que tengan una vida más larga.

18328789

A lo largo de siglos en las cocinas rurales y también en muchas urbanas se han desarrollado técnicas y procedimientos para conservar y a veces mejorar los alimentos.

La conservación de los alimentos, en este caso las frutas, era y es la solución para poder consumirlos durante todo el año. Las mermeladas son una forma ideal para aprovechar el exceso de fruta de temporada así como para aprovechar la fruta demasiado madura o un poco estropeada.

La mermelada resulta un alimento de alto valor energético, que puede utilizarse para completar un desayuno, una merienda o para elaborar infinidad de postres.

¿Cuales son las frutas más adecuadas para hacer mermeladas naturales?

Las mermeladas pueden prepararse con toda clase de frutas, incluso mezclándolas entre si. Lo importante es que la fruta esté madura que es cuando su sabor es mejor.

Hoy en día podemos encontrar fruta todo el año pero cuando es la estación de una fruta en concreto observaremos que están mucho más dulces, hay más variedad y son mucho más baratas.

Es en este momento cuando puede aprovecharse para  hacer, mermeladas, geleés (jaleas) o compotas, pudiendo disfrutar si se elaboran en casa de mermeladas más sabrosas y mucho más económicas que las que pueden encontrarse en las tiendas y llenar de esta forma la despensa de una variedad de deliciosos sabores. Es por este motivo bien sabido el comentario de que la despensa tiene el papel básico de la economía doméstica.

¿Cuándo es el mejor momento para hacerlas?

Debido al ritmo que vivimos es un poco utópico pensar que se pueda tener tiempo de hacer conservas o mermeladas, pero, precisamente la época  del año más rica en frutas es precisamente al final de las vacaciones de verano.

Hacer mermeladas al finalizar nuestras vacaciones puede ser, porque no, una forma muy agradable de relajarse y de disfrutar de estos últimos  días libres sin las prisas de la vida cotidiana.

Las mermeladas naturales y sus variantes

  • Las mermeladas: se obtienen mezclando la pulpa de la fruta con azúcar  mediante una cocción bastante larga.
  • Las jaleas: son preparaciones de consistencia gelatinosa que se obtienen hirviendo jugos de fruta con azúcar. Su valor energético y sus aplicaciones son parecidos a los de la mermelada. La cantidad de azúcar variará según la acidez de la fruta escogida, teniendo siempre prioridad el gusto particular de cada uno y pudiendo añadir zumo de limón si se prefiere un punto superior de acidez.
  • Las compotas: se elaboran cociendo durante poco tiempo cualquier tipo de fruta troceada o entera endulzada con un poco de azúcar (o sin) y aromatizada por ejemplo con corteza de naranja o limón, y alguna especia como canela o clavo.

Tiempo de cocción de las frutas

La compota estará en su punto cuando las frutas estén blandas sin llegar a deshacerse. Las frutas, dependiendo de su dureza y de si se cuecen enteras o troceadas, necesitan distintos tiempos de cocción.

Las peras, manzanas o melocotones, necesitaran de 20 a 40 minutos. En cambio las uvas o cerezas con solo 3 ó 4 minutos, será suficiente y las frutas pequeñas y blandas como las moras solo necesitaran una inmersión en almíbar caliente.

Pueden hacerse también compotas de frutas secas, ampliando de esta forma el abanico de posibilidades en sus aplicaciones.

Conservación de las mermeladas naturales

En las mermeladas no son necesarios ni los conservantes, ni aditivos ni colorantes. Las mermeladas se conservarán si se siguen estas normas:

  • Esterilizar los tarros en una olla con agua hirviendo, sacarlos con unas pinzas y escurrirlos, colocándolos sobre un trapo limpio de cocina.
  • Una vez terminada la mermelada llenar los tarros que ya tenemos esterilizados. Limpiar el borde y tapar de forma hermética.
  • Esterilizarlos de nuevo colocando los tarros dentro de un recipiente (en el fondo del cual habremos puesto un trapo limpio de cocina) que tenga una altura superior a los tarros, para que queden completamente cubiertos de agua fría. La temperatura debe ir aumentando lentamente hasta que el agua empiece a hervir y dejar esterilizar durante 10 minutos.
  • Pasado este tiempo enfriar gradualmente, para evitar que se rompan los tarros, añadiendo a la olla agua tibia ya a continuación, poco a poco agua fría, dejándolos hasta que estén a temperatura ambiente.


Relacionados

Valoración

Como hacer mermeladas naturales
Lali Domènech
4 (80%) 1 vote
picture-685.jpg
Lali Domènech
Creación y redacción de recetas, cocina y estilismo para fotografías en el campo de la publicidad, en el mundo editorial y publicaciones digitales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »