Como gestionar el tiempo, cuestión de organización

Como gestionar el tiempo, cuestión de organización

Hoy quiero darte 5 consejos sobre como gestionar el tiempo que harán tu vida más feliz y tranquila. Aprovechar bien el tiempo es cuestión de organización.

el-tiempo

Más cosas en menos tiempo = Bueno. Esta fórmula nos produce un estrés del que a veces, no somos conscientes.

Pensamos que en cuanto cumplamos la lista que tenemos de cosas por hacer, seremos felices. Y aplazamos nuestro bienestar a un momento que nunca llega, pues siempre encontramos más cosas que hacer, más proyectos en los que trabajar, más formas de mejorar y optimizar. Y la felicidad, el bienestar y la tranquilidad, en la puerta, esperando a que les demos la bienvenida.

Nuestro objetivo de ser más productivos y aumentar la eficiencia a menudo puede conducir a la obsesión. Y eso puede ser una enfermedad.

Estas son algunas señales claras de que has contraído la productivititis

  • Incapacidad para permanecer sentado por períodos prolongados de tiempo, mientras juegas con tus hijos o quedas con tus amigos.
  • Sientes que el ahorro de tiempo es un logro importante. Vaciar la bandeja de entrada en 40 segundos menos que ayer, es motivo de una celebración monumental.
  • Ves inaceptable estar en una cola o en un medio de transporte sin pensar en trabajo o en algo productivo.
  • Incapacidad para sentarse solo tranquilamente, sin hacer otra cosa que estar con uno mismo.
  • Sentimiento de culpa e inquietud cuando no estamos haciendo algo productivo.
  • Presión por hacer todo muy rápido.

No hay nada malo en ser productivo, el problema se produce cuando la felicidad está determinada por la productividad

Me he encontrado a mí misma atrapada en este gran problema de la gestión del tiempo. Estar obsesionado con ganar más dinero, ser un mejor empleado, una mejor pareja, una mejor persona, más organizado, una persona más agradable. Todas estas cosas parecen actividades nobles, pero cuando se pierde de vista las intenciones, te conviertes en un esclavo de tus metas.

Nuestra obsesión con nuestras metas nos ha trasladado de la inspiración a la esclavitud. Sé que no soy la única que ha experimentado esto. A veces nos cuesta trabajo hasta recordar la razón auténtica de nuestros objetivos.

Estamos tan obsesionados con el resultado, que ni siquiera los disfrutamos cuando llegan. Ya estamos atrapados en el próximo objetivo.

Si te sientes como si te estuvieras ahogando en tus propias expectativas, es el momento de parar y pensar a dónde va tu vida. Si tus “sacrificios” te están haciendo infeliz, tal vez no vale la pena darles prioridad. Simplemente pregúntate. ¿Esto me hace sentir vivo?

Ten el valor para volver a evaluar y darle una nueva prioridad a tus objetivos, en cualquier momento. Tu vida no es estática.

“Si no te gusta donde estás, muévete. No eres un árbol”. Jim Rohn.

Medita, y busca la mejor respuesta para ti.



Relacionados

Valoración

picture-1203.jpg
Naylín Núñez
Creadora de Yogaesmas.com, blog destinado a todas las personas que quieren comenzar con la práctica del yoga. Mi objetivo es ayudarte a que tu vida sea aún más feliz, saludable y llena de significado.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »