Pautas básicas para dejar las drogas

Pautas básicas para dejar las drogas

Cuando alguien se plantea como dejar las drogas hay qué comenzar por ver las causas reales que nos han llevado ahí y que pautas seguir para no recaer.

drogas-adolescentes

Los jóvenes prueban las drogas de la misma manera que comienzan a “probar la vida”. Con la curiosidad natural de querer saber que pasa después.

Aprender experimentando es innato en el ser humano

Los niños “crecen” y comienzan a ser socialmente activos. Los padres y educadores pasan a segundo plano y los amigos son el pilar fundamental de sus vidas.

En este momento es, cuando descubren que hay nuevas experiencias por vivir y así llega el primer porro, el primer cigarrillo y la primera vez de otras muchas  cosas.

Es ahora, cuando el papel de los adultos es vital. Deben observar el comportamiento de su hija o su hijo, porque es cuando pueden decidir probar movidos por la curiosidad.

Es mejor estar atentos y dejar de pensar que es algo que solo pasa a los demás, porque este peligroso juego al que juegan la mayoría, puede ser pasajero o puede ser el comienzo de la caída hacia abismo.

¿Cuándo podemos decir que alguien es un drogadicto?

Si prueban y repiten, el paso hacia un consumo cotidiano ya está dado.

La variedad de drogas es inmensa, el riesgo es variado y cada cuerpo y cada cerebro recibe de manera única su efecto nocivo.

“Yo controlo”, “yo sé como dejar las drogas”, etc. son frases que dan la pauta de que se está dejando de controlar.

Si quien lo afirma, es capaz de dejarlo de inmediato y para siempre, es porque puede de momento controlar pero, en la mayoría de los casos no es así y entonces comienzan las  excusas como “no es el momento de dejarlo” o “lo dejo cuando quiero pero hoy no”, por ejemplo.

Esa actitud es la de quien necesita en mayor o menor medida consumir drogas y no le es posible dejarlas por sí mismo. Cuanto antes reciban ayuda profesional y apoyo familiar, tienen muchas mas posibilidades de salir de esta trampa.

¿Qué nos lleva a las drogas?

Lo primero es la curiosidad y el planteamiento de que si lo hacen los otros yo también lo hago. Sienten que rompen las reglas y que son diferentes

Luego, si el estado en el que se encuentran al comenzar a probarlas no les resulta traumático, siguen haciéndolo.

No hay una pauta clara de porqué se llega a seguir consumiéndolas y si se lo preguntamos a los jóvenes, sus respuestas pueden sonar a excusas para un adulto pero son para ellos, dolores, desencanto o miedos reales.

Otro punto en contra, es que se hace mucha apología a las drogas en los mensajes que llegan de los que son sus modelos a seguir: músicos, pintores, escritores, arquitectos, diseñadores…

No se les da una información real de cómo acabaron y cuánto dejaron en el camino estos grandes creadores que decían que la inspiración y la creatividad llegaban mejor si estaban “colocados”.

Esta controvertida información les hace muchísimo daño.

¿Podemos decir que los drogadictos también son víctimas?

Rotundamente sí. Las drogas los llevan a estar al margen de lo cotidiano.

El consumo, trae como consecuencia la ruptura en todo el sentido de la palabra. La primera es la ruptura consigo mismo, la otra es la grieta que se forma en el núcleo familiar y social.

Sabemos que si bien la droga entra en los países, estos, la mayoría de las veces, no tiene una infraestructura para acogerlos.

Suele suceder que no hay marcha atrás posible a pesar de la voluntad o de los frustrados intentos de empezar de nuevo.

Se tiene que entender, sobre todo, que ellos empiezan a consumirlas de forma inconciente, porque alguien con mala conciencia, las puso en el mercado.

Pautas básicas para dejar las drogas

Si la curiosidad ganó la partida y las han probado, lo mejor es acabar aquí este peligroso coqueteo con las drogas.

Si ya se han probado y persiste el consumo, una sugerencia para los jóvenes es explicarlo a su familia y una sugerencia para la familia es escucharlos porque están pidiendo auxilio. Dejar todos los parámetros políticamente correctos y estar al lado de ellos incondicionalmente para sacarlos adelante. Sin culparlos ni culparse.

Ellos tienen que estar decididos a dejar las drogas y a empezar un camino de regreso que si bien no es fácil, es el único que hay para volver a unir lo que se ha quebrado.

Por eso la mano tendida con amor y sin reproches de los afectos, es el primer y el mas valioso de los pasos que hay que dar para volver a enseñarles a caminar por la vida.



Relacionados

  • La TecnofiliaLa Tecnofilia La Tecnofilia es la adicción que de hoy en día y así nos encontramos que mucha gente […]
  • Adicción a internetAdicción a internet Muchos padres creen que sus hijos sufren de adicción a Internet pero ¿cuándo podemos […]
  • Síntomas de la adicción al trabajoSíntomas de la adicción al trabajo Es importante conocer cuales son los principales síntomas de la adicción al trabajo para […]
  • adicciones-rarasAdicciones raras En este artículo hablaremos de las adicciones raras y de las cotidianas ya que, en […]

Valoración

picture-1232.jpg
Marta Sergiani
EFT (Tapping)-Gestión emocional. Autoestima, liderazgo y rol de la mujer. Roles de convivencia. Desbloqueo de adicciones, traumas y dolores físicos. Creadora del Método "Adelgaza con salud".
Anterior artículo »
Siguiente artículo »